Declaración de José Carboneres

DECLARACIÓN DE JOSÉ CARBONERES ÁLVAREZ

Naturaleza: ALBERIQUE

Fecha de nacimiento: 21-12-28

Hijo de PEDRO y de AMPARO

Domicilio: Calle de Alberique

En Alzira a cinco de Marzo de mil novecientos noventa y siete.

Ante el Juez de Instrucción y de mí, el Secretario, comparece la persona arriba identificada, e interrogado convenientemente, dijo:

En presencia del Letrado D. Vicente Attard, Doña Nuria Caballero, en sustitución de D. Virgilio Latorre Latorre, D. José María Allende Segovia, en sustitución de D. José María Garzón y en presencia del Excmo. Sr. Fiscal D. Enrique Beltrán.

A preguntas letrado D. Vicente Attard:

Que el día 27-1-93 acudió a la Partida La Romana a requerimiento de la Guardia Civil, que llegó aproximadamente a las 15 o 15,30 horas, dado que junto con la comisión judicial se encontraban en un, digo, que esperaron hasta esa hora, dado que la Guardia Civil le informó que la comisión judicial se encontraba practicando una diligencia de levantamiento de cadáver en otra población.

Que cuando se dirigían con su vehículo hacia dicha partida le manifestó la Guardia Civil, que cambiaría de vehículo dadas las condiciones del camino por el que iban a transitar.

Que cuando faltaban aproximadamente de 4 a 6 kilómetros para llegar al destino verificó dicho cambio razón por la cual cuando llegó al lugar donde se encontraba la fosa ya habían apartado unos matorrales y algo de tierra. Que solamente se había retirado algo de tierra no apareciendo todavía nada.

Que en un principio aparecido en dicha fosa unas maderas con cuerdas y piedras.

Que no vio en ningún caso ni al principio ninguna mano, sino dos huesos salientes al parecer del antebrazo. Quiere hacer constar que al primer cadáver que apareció al ser izado se separó el tronco de la cabeza, no así los otros dos.

Que los cadáveres iban totalmente vestidos incluso con cazadoras y envueltos en una moqueta.

Que la citada, no estaba podrida por lo que pudieron tirar de ella, razón por la cual el testigo piensa que era de gran calidad.

Que la citada moqueta le pareció azul.

Que cree recordar que la moqueta era lisa, y que asimismo la fosa y como ha manifestado, en la misma, apareció un trozo de madera de aproximadamente dos centímetros y medio de grosor por setenta de largo y unos 10 o 12 centímetros de ancho.

Que la moqueta se hubiera sido más grande hubiera cubierto por completo los cuerpos dado que los envolvía.

A preguntas Excmo. Sr. Fiscal; digo,

Se exhiben por el Letrado D.José Mª Allende fotografías,que quedan unidas a autos con los números del 1 al 6

Exhibida que le es la fotografía numerada con el número dos el testigo manifiesta:

Que la moqueta era azul y que parece del tono que aparece en la fotografía aunque no lo puede manifestar con certeza.

Que no vio ninguna otra moqueta.

A preguntas Excmo. Sr. Fiscal:

Que le avisaron desde el puesto de la Guardia Civil de Alberique.

Que en principio y cuando le dieron el aviso le dijeron que había un cadáver, razón por la cual solo subió al lugar un féretro.

Que siempre lleva en el vehículo varias bolsas.

Que en este caso utilizó cuatro, una para cada cadáver y otra para la moqueta.

Que la moqueta envolvía los cuerpos, apareciendo por ambos lados su final dado que no llegaba a cubrirlas por la parte superior, teniendo forma de “u”. Manifiesta que al decir que la moqueta era de calidad estand, digo, hace referencia al grosor de la misma y a que ésta se encontraba en buen estado y en ningún caso se refiere al precio de la misma.

Que recuerda que era azul, pero el tono era mas bien oscuro.

Que por el Señor Fiscal se manifiesta que debidamente autorizado aporta para una mejor exhibición el tomo dos del sumario, donde figuran las fotografías auténticas tomadas por la Guardia Civil.

Exhibida que le es la fotografía nº 17 que consta al folio 328 del tomo 2º del sumario, manifiesta:

Que el trozo azul que en el mismo aparece no cree que corresponda a la moqueta que se hallaba en el lugar. Exhibidas que le son las fotografías numeradas 18 y 19 obrantes a los folios 329 y 330 del citado tomo las reconoce como la moqueta que apareció en el lugar.

A preguntas Letrado Doña Nuria Caballero:

Que acudió con los cadáveres y con la bolsa que contenía la moqueta al Instituto Anatómico Forense de Valencia en el cual descargó la citada bolsa con la moqueta no siendo él el encargado de guardarla.

Que no sabe si antes de guardar la moqueta en la bolsa fue sacudida o no puesto que no lo vio.

Que no llegó a ver la alfombra en su totalidad ya que primero estaban los cuerpos encima y después había gran cantidad de tierra que tuvo que ser retirada para extraerla de la fosa.

A preguntas letrado D. José María Allende:

Que como había recibido la llamada de aviso cuando él no estaba, cuando llegó se puso en contacto con la Guardia Civil, los cuáles le dijeron que acudiese a las 14,30 horas al Cuartel de Llombay.

Que estuvieron esperando al juez, que cree llegó aproximadamente a las 15 horas.

Que a la partida subieron aproximadamente tres coches de la Guardia Civil y el suyo, aunque pudiera ser más. Que las personas que no iban con uniforme, eran el declarante, su hermano, el forestal, los dos apicultores y la comisión judicial.

Que cuando llegaron los agentes para acordonar la zona ya era tarde aunque el testigo no se explica como los medios de comunicación supieron tan pronto lo que había ocurrido.

Manifiesta que alrededor de la fosa no vio ningún montículo de tierra.

Exhibida que es la fotografía número 1, que corresponde a la fotografía nº 9, obrante al folio 320 del tomo 2º del sumario, manifiesta:

Que no sabe con certeza donde se encontraba puesto que no lo ubica en estos momentos alrededor de la fosa.

Exhibidas que le son las fotografías numeradas con los nº 3 y 4 correspondientes con los folios 321 y 323 del segundo tomo del sumario, manifiesta:

Que los objetos que aparecen en las mismas se encontraban en la posición que aparecen reflejados, es decir, todos agrupados, tal y como aparecen.

Que se encontraban a unos 6 o 7 metros de la fosa.

Exhibida que le es la fotografía 4 correspondiente al folio 327 del sumario, manifiesta

Que reconoce la fotografía como lo que había en el lugar de los hechos.

Que en un principio y antes de proceder al levantamiento se podía apreciar la existencia de dos huesos, no viéndose el reloj hasta que fue retirada un poco de tierra.

Exhibida que le es la fotografía correspondiente al folio 314 del sumario, manifiesta:

Que en un primer momento, no se veía el reloj.

Que los primeros que retiraron tierra de la fosa fueron miembros de la Guardia Civil que fueron los que procedieron en todo caso para el levantamiento del cadáver o cadáveres aunque en algunos momentos les ayudaban los apicultores que allí se encontraban

Que no vio sacar de la fosa con anterioridad a los cadáveres ningún otro objeto.

Preguntado acerca de unas declaraciones que citan como suyas en el Diario Levante de fecha 2 de febrero de 1.997 manifiesta:

Que no hizo tales declaraciones puesto que no es cierto que retiraran primero la moqueta, luego tierra y que después aparecieran los cadáveres.

Que la moqueta era fuerte pero el testigo desconoce si era o no era lujosa.

Que los cuerpos se hallaban superpuestos y en posición contraria atendiendo a la cabeza y los pies de los mismos.

Que no apreció que faltara ningún miembro en los cadáveres.

Exhibida que le es la fotografía obrante al folio 328 de las actuaciones, reitera

Que le parece que corresponde al segundo cadáver, razón por la cual ya habían sacado el primero.

Exhibida la misma fotografía obrante al folio 328 manifiesta,

Que no puede manifestar que los bordes que aparecen alrededor del cadáver corresponden o no a la moqueta.

Que del primer cadáver se extrajo el cuerpo y luego posteriormente la cabeza dado que esta se había desprendido del cuerpo.

Que el testigo al retirarse el primer cadáver tocó algo prominente que aparecía debajo y se dio cuenta de que era una pierna.

Que el segundo y tercer cadáver aparecieron completos y unidos en sus extremos, aunque desconoce si faltaba alguna extremidad.

Que respecto al tercer cadáver no se dio cuenta si tenía un golpe en la cabeza dadas las circunstancias y condiciones en las que aparecieron los cadáveres.

Se hace constar que el testigo manifiesta

Que en un principio y junto a la madera aparecida en primer lugar había un plástico transparente.

Que desconoce quién se hizo cargo de los objetos que aparecieron alrededor de la fosa.

Que en ningún momento vio papeles diseminados en la fosa o cercanías.

Y encontrándola conforme la firma con S. Sª, doy fe.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s