Frontela sumario 1/93

Resumen de diligencias del sumario del caso en las que interviene el Profesor Frontela



SUMARIO 1/93

INSTRUCCIÓN Nº 6 DE ALZIRA

DANIEL PRATS GRACIA, Procurador de los Tribunales, con Despacho abierto en Alzira, y de D. VICENTE HERNÁNDEZ BLASCO, FERNANDO GARCÍA MEDIANO Y D. FERNANDO GÓMEZ MORENO; cuyas representaciones acredito con la copia fehaciente de Escritura de Poder especial, que debidamente bastanteada acompaño, con el ruego de su devolución, una vez testimoniada en Autos, ante el Juzgado comparezco, y como mejor proceda en Derecho,
DIGO:
Que haciendo uso de los derechos que a mis mandantes les otorga la Ley de Enjuiciamiento Criminal- mediante el presente escrito me persono en su nombre en el Procedimiento, seguido en este Juzgado como consecuencia de los hechos en los que han perdido la vida las hijas, de mis mandantes DESIREÉ HERNÁNDEZ FOLCH, MIRIAN GARCÍA IBORRA y ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ y con el carácter de acusador particular.
En su virtud,
SUPLICO AL JUZGADO que, teniendo por presentado este escrito con el Poder que se acompaña, se sirva admitirlo; tenerme por parte en la Causa incoada en nombre, de mis mandantes D. VICENTE HERNÁNDEZ BLASCO, D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO Y D. FERNANDO GÓMEZ MORENO, con el carácter de acusador particular y bajo la dirección del Letrado D. Luis Miguel Romero Villafranca, entendiéndose con esta representación, en lo sucesivo, cuantas notificaciones, emplazamientos, y demás diligencias de cualquier clase que sean, tengan lugar y afecten al expresado hecho, dándome vista de lo actuado, pues así conviene a los derechos de mi parte y a lo que posteriormente sea de pedir.
OTROS I DIGO que con el fin de aportar cuantos datos sean posibles en orden a averiguar las causas y mecanismos de los fallecimientos, la reconstrucción del suceso y los indicios que puedan ayudar a identificar al autor o autores de los hechos, así como los demás datos de interés criminalístico o médico-legal se puedan derivar, intereso se autorice antes de que se efectúe la inhumación de los cadáveres, la práctica de la siguiente diligencia:
-PERICIAL MEDICA a efectuar por los Peritos D. LUIS FRONTELA CARRERAS, Catedrático de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la universidad de Sevilla, y D. LUIS ANTONIO MONTES PALMA, Profesor Asociado de dicha Cátedra, a cerca de los siguientes extremos:
lº.- Que se les faciliten fotografías y copias de vídeos, en color, efectuadas en el transcurso de la diligencia de levantamiento de los cadáveres y en el de la autopsia de los mismos.
2º – Se autorice y permita a los referidos Peritos el estudio de los cadáveres por si a juicio de los mismos creyesen oportuno realizar la autopsia correspondiente y exámenes complementarios.
3º.-Se facilite descripción y fotografías de las muestras tomadas en los cadáveres, y caso de analizarse alguna de dichas muestras, se dividan en dos partes, entregándoles una de ellas a fin de que puedan ser analizadas en los Laboratorios de la Cátedra de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla.
4º.-Se les facilite fotografías y descripción realizadas de objetos o indicios aparecidos en el lugar del levantamiento o tomados durante la autopsia, así como ropas y demás objetos que llevasen los cadáveres para su estudio y análisis en los Laboratorios de la Cátedra de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla; y caso de que dichas ropas u objetos vayan a ser estudiados por otro Centro, que se pongan también a disposición dé los referidos Peritos a fin de que se pueda efectuar la contra-peritación.
5º.-Se les faciliten copias de las actuaciones policiales referidas a la desaparición de las víctimas.
6º.-Se les faciliten copias de las diligencias de inspección ocular y de levantamiento de cadáveres.
En su virtud,
SUPLICO AL JUZGADO que teniendo por efectuada la anterior manifestación se sirva acordar autorizar la práctica de la diligencia de la prueba pericial médica interesada.
Alcira a veintinueve de enero de mil novecientos noventa y tres.-
Firmado: Luis Miguel Romero Villafranca; Daniel Prats Gracia.

FOLIO 23
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NUMERO SEIS DE ALZIRA – PROCEDIMIENTO SUMARIO NÚMERO 1/93
En virtud de lo acordado por el Sr. Juez en el Sumario 1/93, por la presente pongo en su conocimiento que se concede autorización al Dr. Frontela Carreras para que realice en ese de su cargo los medios técnicos necesarios para levar a cabo su cometido.
Valencia, 29 de enero de 1993.
EL JUEZ
SR. DIRECTOR HOSPITAL CLÍNICO UNIVERSITARIO.

FOLIO 192
COMPARECENCIA.- EN ALZIRA A UNO DE FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y TRES
Ante S.Sª, asistido de mi el Secretario comparece, el médico forense de este Juzgado, DON FRANCISCO ROS PLAZA y comparece a los fines de hacer entrega de una bala, que ha sido encontrada en el Instituto Anatómico Forense de esta ciudad, al practicarse la segunda autopsia de las tres fallecidas, y en este acto se reseña la misma como pieza de convicción y queda en el juzgado a los efectos de darle el destino que proceda.
Y en este mismo acto por el médico forense compareciente se hace constar, que por el Perito DON LUIS FRONTELA CARRERAS, Catedrático de Medicina legal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla , fueron retirados del Instituto Anatómico Forense y sin tener conocimiento el compareciente, los siguientes objetos :
En relación al cadáver, que al parecer corresponde al de la fallecida ANTONIA:
– Calcetines, camiseta, sujetador, zapatos Geneve, pantalón Caroche y Atadura parcial.
En relación al cadáver, que al parecer corresponde al de la fallecida DESIREÉ:
– Camiseta, zapatos Higalanders, pantalones Lewis, sujetador, cazadora y atadura de manos.
En relación al cadáver, que al parecer corresponde al de la fallecida MIRIAM:
– Sujetador, pantalón chipi, zapatos marca Timoti, cazadora, Camiseta Silver-carpi.
Y en prueba de hacer constar lo referido y entregar la bala reseñada, firma la presente ,doy fe.

EN ALZIRA A UNO DE FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y TRES.
Dada cuenta; a la vista de la anterior comparecencia del médico forense de este juzgado, REQUIÉRASE al perito DON LUIS FRONTELA CARRERAS, con objeto DEVUELVA A ESTE JUZGADO Y CON CARÁCTER URGENTE, los objetos que retiro en su día en relación al presente procedimiento, requerimiento que se llevará efecto por dos vías, vía telefónica y por telegrama.
Lo manda y firma S.Sª, doy fe.
DILIGENCIA . Seguidamente se cumple lo mandado, DOY FE

FOLIO 195
DILIGENCIA.- EN ALZIRA A UNO DE FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y TRES:
Se extiende la presente para hacer constar, que por el médico forense de este Juzgado DON FRANCISCO ROS PLAZA y en presencia de la Secretaria de este Juzgado, DOÑA ÁNGELA FONS CUALLADO, se procede a comunicar telefónicamente y directamente con el Perito DON LUIS FRONTELA CARRERAS, y se le hace saber el contenido de la anterior providencia dictada por S.Sª, REQUIRIÉNDOLE POR ESTA VÍA A FIN DEVUELVA A ESTE JUZGADO TODOS LOS OBJETOS que retiro del Instituto en relación presente procedimiento, doy fe.

FOLIOS 472- 473
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE ALZIRA
DANIEL PRATS GRACIA, Procurador de los Tribunales y de D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO Y OTROS, cuya representación tengo acreditada en el Sumario nº 1/93 que ante este Juzgado se sigue; ante el mismo comparezco y como mejor proceda
D I G O:
Que con el fin de poder efectuar la pericia encomendada por esta acusación particular a los Dres. Frontela y Montes, Solicito, instancias de los mismos, dado que lo consideran imprescindible para ello, se les remita lo siguiente:
1º.-Todas las fotografías efectuadas en el transcurso de la realización de la primera autopsia, con descripción de lo que representan, para poder comprobar el estado de las víctimas antes de ser retirada la ropa, hasta el aspecto de los tejidos en el transcurso de la primera autopsia.
2º.-Fotografías realizadas en el transcurso del levantamiento de los cadáveres.
3º.-Que se les autorice a continuar el estudio de las ropas de las víctimas hasta que se terminen de efectuar las operaciones necesarias.
4º.-Que se les remitan muestras de pelos de sospechosos para cotejarlas con los hallados en la ropa.
5º.-Para la determinación de las distancias a que fueron efectuados los disparos, posiciones, direcciones e indagación de otras violencias para la completa reconstrucción del suceso, que se ponga a su disposición:
A).-Un ejemplar de cada una de las preparaciones histológicas obtenidas o que puedan efectuar.
B).- Las cabezas, manos y aparatos genitales extirpados de las víctimas, una vez que hayan terminado su estudio. Si a consecuencia del estudio realizado, partes de estos tejidos se han tenido que destruir, que se envíen fotografías que se hayan efectuado de los mismos antes de su destrucción y resultados de los análisis y estudios efectuados.
6º.-Pelos y demás indicios encontrados en vehículos, casas u otros lugares, en relación a los sospechosos, a fin de cotejarlos con los pelos y fibras de las víctimas.
7º.-Relación y detalle de las ropas que vestía cada víctima, sus edades y detalles de sus características físicas.
En su virtud,
SUPLICO AL JUZGADO que teniendo por presentado este escrito con su copia, se sirva admitirlo y acordar conforme se interesa.
Alcira a cuatro de febrero de mil novecientos noventa y tres.-
Firmado: Luis Miguel Romero Villafranca; Daniel Prats Gracia.-

FOLIO 476
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NUMERO SEIS DE ALZIRA – PROCEDIMIENTO SUMARIO NUMERO 1/93.
DILIGENCIA.- EN ALZIRA A OCHO DE FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y TRES.
La extiendo yo la Secretaria de este Juzgado, para hacer constar que en el día de la fecha y sobre las 13’30 horas de la mañana, se recibe en este juzgado las ropas y efectos requeridos al Perito DON LUIS FRONTELA CARRERAS, junto con el anterior oficio, procediéndose a la unión a autos del mismo y reseñar como pieza de convicción los efectos que quedan en el Depósito judicial los efectos que procedan, doy fe.

FOLIOS 1126 – 1127
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NUMERO SEIS DE ALZIRA – PROCEDIMIENTO SUMARIO NUMERO 1/93
AUTO .
En Alzira a treinta de Marzo de mil novecientos noventa y tres.
I. HECHOS
PRIMERO.- Por el Procurador D. DANIEL PRATS GRACIA se presentó escrito en solicitud de que se remitiera a los Dres. Frontela /Montes determinadas fotografías y ropas y material biológico de las víctimas, así como una relación de ciertas circunstancias de éstas.
SEGUNDO.- Del referido escrito se dio traslado al médico forense adscrito a este juzgado y al Ministerio Fiscal para que informaran sobre lo solicitado en el mismo.
II. RAZONAMIENTOS JURÍDICOS
PRIMERO.- Respecto a los puntos primero y segundo del escrito presentado ha de reiterarse la denegación ya acordada en la providencia de fecha de 10 de Febrero, por cuanto que este órgano judicial no cuenta con otro juego de copias de las fotografías que las que están unidas a los autos, todo ello sin perjuicio de que puedan ser exhibidas directamente en el local de la sede de este juzgado.
SEGUNDO.- En cuanto a los puntos tercero, cuarto, quinto y sexto del escrito, tampoco es posible acceder por ahora a lo solicitado en ello, dado que todas las Muestras pedidas se encuentran a disposición del Instituto Nacional de Toxicología de Madrid para ser objeto de los oportunos estudios; ello no obstante, una vez concluidas las referidas pruebas oficiales y evacuados los correspondientes informes, los peritos designados por la parte acusadora podrán practicar los exámenes que tengan por conveniente, siempre que el traslado y uso que se haga de los restos humanos conservados no suponga menoscabo para los mismos.
TERCERO.- Ha de denegarse igualmente lo solicitado en el punto séptimo del escrito, por cuanto que la información pedida habrá, en su caso, de adquirirse mediante el examen directo de las actuaciones, en la sede del juzgado, por parte de los peritos designados por la parte acusadora.
III. PARTE DISPOSITIVA
En atención a lo expuesto.
ACUERDO: No haber lugar a lo solicitado por la representación de D. Fernando García Mediano, D. Fernando Gómez Moreno y D. Vicente Hernández Blasco, parte acusadora personada en este procedimiento en el escrito presentado en fecha de 5 de Febrero del presente año, sin perjuicio de lo manifestado en los fundamentos Jurídicos de la presente resolución.
Contra este Auto podrá interponerse recurso de reforma ante este mismo juzgado en el plazo de tres días.
Notifíquese la presente resolución al Ministerio Fiscal y a las partes personadas.
Así lo acuerda, manda y firma DON JOSÉ MIGUEL BORT RUIZ, Juez del Juzgado de Instrucción Nº SEIS de ALZIRA y su Partido, doy fe.
DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo mandado. Doy fe.

FOLIOS 1164 – 1165
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE ALZIRA
DANIEL PRATS GRACIA, Procurador de los Tribunales y de D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO Y OTROS en el Sumario 1/93 que ante este Juzgado se sigue; ante el mismo comparezco y como mejor proceda D I G O:
Que por Auto de fecha 31 de marzo, notificado el 1 de abril, se deniegan a esta representación las diligencias interesadas para poder efectuar la pericia encomendada por esta acusación particular a los Doctores Frontela y Montes; y dentro del plazo conferido formulo contra dicha resolución RECURSO DE REFORMA en base a las siguientes:
ALEGACIONES
PRIMERO.- Desde el primer momento de la instrucción está esta representación en su condición de ofendida por los hechos que han dado lugar a las presentes actuaciones intentando intervenir en las mismas con el exclusivo fin de ayudar y cooperar al esclarecimiento de los hechos, descubrimiento de los culpables y depuración de las responsabilidades que se deriven de los mismos sin que hasta el momento por el Instructor se le haya hecho mas que negar toda posibilidad de intervención, declarando secretas las actuaciones y no dando lugar a las diligencias interesadas en los sucesivos escritos presentados, en una postura que no se comprende por esta representación y que limita claramente su derecho a la búsqueda y solicitud de la tutela judicial efectiva.
SEGUNDA.- Dentro de ésta actitud de nula comprensión a la postura de este parte, se dicta el Auto que deniega las diligencias de prueba que se solicita y que pasamos a recurrir.
En cuanto a las fotografías interesadas en los puntos 1º) y 2º) de nuestro escrito no se da lugar por cuanto que el Juzgado no cuenta con otro juego que el obrante en las actuaciones, lo que no puede entenderse, dado que el Instructor puede ordenar a quién tenga los negativos que expida el o los juegos que sean necesarios, y se hagan llegar a los Peritos designados por esta parte.
En cuanto a la denegación de los puntos 3º) a 6º), tampoco puede admitirse por el hecho de que se indique que están a disposición del Instituto Nacional de Toxicología por cuanto en primer lugar y dado el tiempo transcurrido, ya más de dos meses, es claro que ya puede haberse realizado por dicho Instituto las pruebas que necesitara; en segundo lugar por cuanto lo que se están pidiendo son muestras, pelos o indicios, que puedan remitirse sin afectar a lo que se encuentre en dicho instituto y desde el mismo; y en tercer lugar en cuanto a lo único que podría afectar a lo que allí se encuentre que es lo interesado en el punto 5º) apartado B) por cuanto se solicita que se remitan una vez se haya terminado su estudio o fotografías de lo que allí se interesa si como consecuencia del estudio se han tenido que destruir.
Y en cuanto al punto 7º) interesado ni siquiera se pronuncia el Auto recurrido.
Por todo lo cual intereso se reforme dicho Auto y se dé lugar a lo interesado por esta parte en el escrito de fecha 4 de febrero.
En su virtud,
SUPLICO AL JUZGADO que teniendo por presentado este escrito con su copia se sirva admitirlo; tener por interpuesto en tiempo y forma RECURSO DE REFORMA contra el Auto denegando las diligencias interesadas, y admitiéndolo se sirva reformar a contrario imperio la resolución recurrida, dando lugar a lo solicitado por esta parte en su escrito de fecha 4 de febrero.
Alcira a dos de abril de mil novecientos noventa y tres.-
Firmado: Luis Miguel Romero Villafranca; Daniel Prats Gracia.

FOLIOS 1890- 1895
MINISTERIO DE JUSTICIA – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA – DEPARTAMENTO DE MADRID
Muestras enviadas al Dr. Frontela, Facultad de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la Universidad de Sevilla, según lo ordenado por ese Juzgado

INFORME Nº 345/93. CADÁVER Nº 1. ANTONIA
Enviado por la Guardia Civil, una caja en el interior de una nevera, conteniendo 9 muestras que numeramos reseñando su contenido
Muestra nº 1: Un bote con piel cara posterior del codo izquierdo en formol.
Muestra nº 2: Un bote con fragmento cutáneo del dorso de la mano derecha.
Muestra nº 3: Un bote con la mano izquierda en formol.
Muestra nº 4: Un bote con la mano derecha en formol.
Muestra nº 5: Un bote con el periné en formol.
Muestra nº 6: Un bote con material saco vaginal.
Muestra nº 7: Una bolsa con bragas.
Muestra nº 8: Un bote con cráneo y mandíbula.
Muestra nº 9: Una bolsa con alfombra de color marrón (muestra común para los tres infórmense remitiéndose información por correo).
Muestras encontradas y/o separadas del conjunto durante el proceso de investigación:
Una bolsa con dedos de la mano izquierda (con dedos 1, 2, 3, 4, 5).

INFORME Nº 346/93. CADÁVER Nº 2. DESIRÉE
Enviado por la Guardia Civil, una caja en el interior de una nevera, conteniendo 10 muestras que numeramos reseñando su contenido
Muestra nº 1: Un bote con la mano derecha en formol.
Muestra nº 2: Un bote con rodilla izquierda en formol.
Muestra nº 3: Un bote con contenido rectal.
Muestra nº 4: Un bote con frotis vaginal (porta). Muestra agotada en la realización del análisis.
Muestra nº 5: Un bote con periné en formol.
Muestra nº 6: Un bote con material en fondo de saco vaginal en formol.
Muestra nº 7: Un bote con material en fondo de saco vaginal en seco. Muestra agotada en la realización del análisis.
Muestra nº 8: Un bote con zona del pezón en formol.
Muestra nº 9: Una bolsa con braga con pelos.
Muestra nº 10: Una caja con cráneo y mandíbula.
Muestras encontradas y/o separadas del conjunto durante el proceso de investigación:
Una bolsa con dedos de la mano derecha (con dedos 1, 2, 3, 4, 5).

INFORME Nº 347/93. CADÁVER Nº 3. MIRIAM
Enviado por la Guardia Civil, una caja en el interior de una nevera, conteniendo 11 muestras que numeramos reseñando su contenido:
Muestra nº 1: Un bote con fragmento de rodilla izquierda en formol.
Muestra nº 2: Un bote con mano izquierda en formol.
Muestra nº 3: Un bote con líquido de cavidad torácica.
Muestra nº 4: Un bote con vesícula biliar.
Muestra nº 5: Un bote con hallazgo en contenido de estómago.
Muestra nº 6: Un bote con estómago.
Muestra nº 7: Un bote con periné en formol.
Muestra nº 8: Un bote con contenido rectal.
Muestra nº 9: Un bote con contenido vaginal. Muestra agotada en la realización del análisis.
Muestra nº 10: Una caja con cráneo y mandíbula.
Muestra nº 11: Una bolsa con bragas (En esta caja del cadáver nº 3 vienen 2 bragas juntas y numeradas como a continuación: Bolsa nº 1: cadáver nº 3 (braga roja), Bolsa nº 2, cadáver nº 3 (braga blanca); consideramos que las dos bragas corresponden al cadáver nº 3)
Muestras encontradas y/o separadas del conjunto durante el proceso de investigación:
Una bolsa con dedos de la mano derecha (con dedos 1, 2, 3, 4, 5).

MUESTRAS PERTENECIENTES A LOS TRES INFORMES CONJUNTOS.
Envío 10-2-93. – Enviado por la Guardia Civil, 6 cajas y un sobre conteniendo:
Caja Nº 1 de 1,200 Kg y de 31 x 24 x 18 cm. Interior:
Muestra 3 F: 2 cuerdas de fibra sintética de color negro.
Muestra 4 F: 2 cuerdas de fibra sintética de color negro con lazo doble con nudo fijo.
Muestra 5 F: Vértebra.
Muestra 6 F: 2 huesos. (1 hueso agotado en la realización del análisis).
Muestra 8 F: Vértebra.
Muestra 9 F: Restos de tejidos.
Muestra 10 F: Restos de fibras.
Muestra 12 F: 2 muestras de fragmentos de huesos.
Muestra 14 F: Restos de papel o tejido.
Muestra 16 F: Restos de fibra textil y otra sintética.
Muestra 18 F: Piedra.
Muestra 21 F: Trozo de materia ósea.
Muestra 4 S: Venda.
Muestra 12 S: Fibras de la funda del colchón.
Muestra 14 S: Venda de color blanco.
Muestra 15 S: Venda de color blanco.
Muestra 23 S: Trozo de madera.
Muestra 24 S: Cuerda negra de fibra sintética.
Muestra 26 S: Navaja cromada con hoja de 2,5 cm.
Muestra 1 F-: Venda blanca..
Muestra D 1: Tapizado Opel Corsa.
Muestra D 2: Bayeta recogida del Opel Corsa.
Muestra D 3: Tapicería asiento derecho Opel Corsa.
Muestras obtenidas en el interior de la caseta: Nº 19-B: Raspaduras obtenidas de la pared.
Muestras obtenidas en la explanada a unos 50 m de la fosa: 1 -X: Venda de color blanco.
Caja Nº 2 de 2, 100 Kg y de 30 x 24 x 30 cm, que incluye:
Muestra obtenida en el interior de la caseta. Planta superior:
20-S: Sábana.
21-S: Manta.
Caja Nº 3 de 1 Kg y de 3 0 x 24 x 3 0 cm que incluye:
Muestra obtenida en las proximidades de la caseta:
2-P: Toalla.
Caja Nº 4 de 1,790 Kg y de 30 x 24 x 30 cm que incluye:
Muestras del Opel Corsa:
Bolsa D-4: Tapicería parte posterior del vehículo.
Bolsa D-4: Tapicería asiento posterior del vehículo.
Caja Nº 5 de 1,626 Kg y de 45 x 18 x 28 cm que incluye:
Muestra obtenida en el corral:
7-A: Funda de colchón azul.
Muestra obtenida del Opel Corsa:
Nº 28: Alicates.
Muestra obtenida del Seat Ronda:
C-13: Hacha.
Caja Nº 6 de 5,400 Kg y de 95 x 28 x 37 cm que incluye:
20-F: Tablas de madera atado con cuerda.
Bolsa negra con la etiqueta de “otros objetos”:
Cazadora beige.
Camiseta blanca.
Un sobre conteniendo (estas muestras ya han sido remitidas):
– Una fotografía.
Un poster con fotografías de los cadáveres.
4 tarjetas con fotografías de los cadáveres.
Envío 12-2-93 – Enviado por la Guardia Civil, una caja de 16,200 Kg y de 68 x 41 x37 cm, conteniendo:
Bolsa nº 1
Par de zapatos negros con cordones.
Par de zapatos negros con flecos y hebilla.
Par de botas marrones.
Bolsa nº 1: Ataduras.
Bolsa nº 2: Ataduras manos.
Bolsa nº 3: Cadena con colgante (Ref- 1985-4)

Bolsa nº 2: (1986 Antonia cadáver nº 1)
2 calcetines morados con rombos verdes y azules.
Refª 1986-1 1: Camiseta.
Refª 1986-16: Prenda de punto “OKAPI”.
Refª 1986-12: Sujetador.
Refª 1986-15: Pantalón “CAROCHE” con cinturón.
Bolsita con trozos de tela. Muestra agotada en la realización del análisis.

Bolsa nº 3: (1987- Miriam)
Pulsera con 9 piedras cilíndricas de colores.
Refª 1987-7: Sujetador.
Refª 1987-18: Camiseta.
Refª 1987-2 1: Cazadora vaquera.
Refª 1987-19: Pantalón vaquero.
Bolsita con recortes de tela del pantalón (Refª 1987). Muestra agotada en la realización del análisis.

Bolsa nº 4 (Bolsa con etiqueta que dice cadáver nº 2 Desirée (1985)
Bolsita con recortes de tela Refª 1985 (pantalón) Muestra agotada en la realización del análisis.
Refª 1985-16: Pantalón con cinturón.
Refª 1985-17: Sujetador.
Refª 1985-18: Cazadora de cuero.
Refª 1985-14: Camiseta.

Envío 18-2-93 – Enviado por la Guardia Civil de Madrid, un sobre conteniendo:
Un tubo con líquido reseñado como (19-B).
Envío 12-3-93 – Enviado por la Guardia Civil de Madrid, una caja de 1 Kg y de 22 x 17 x 16 cm,
Bolsa nº 1: Papel higiénico.
Bolsa nº 2: Toalla rizo blanquecina y toalla blanquecina.

FOLIO 2140
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NUMERO SEIS ALZIRA – SUMARIO NUMERO 1/93
PROVIDENCIA JUEZ SR. BORT RUIZ EN ALZIRA A CUATRO DE MARZO DE 1994
Dada cuenta; visto el tiempo transcurrido, sin que se haya aportado a autos, informe alguno sobre la pericia encomendada por la acusación particular a los Dres. Frontela y Montes, líbrese telegrama a los referidos en la Cátedra de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de Sevilla, a los efectos REQUERIR a los referidos Dres, a fin de que en término de VEINTE DÍAS, comuniquen a este juzgado estado en que se encuentra la elaboración y desarrollo de la referida pericia, remitiendo los informes al respecto, e indicando en su caso motivo de aquello que no esté concluido y plazo que valoran podrá necesitarse.
Lo manda y firma S.Sª., doy fe.
DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo mandado, doy fe.

FOLIOS 2145 – 2150
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL CIENCIAS FORENSES
AVDA, SÁNCHEZ PIZJUAN. 4 – TELÉFONO 4371600 -41009 – SEVILLA
Luis Frontela Carreras, Catedrático de Medicina Legal, Director del Instituto Universitario de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla y D. Luis Antonio Montes Palma, Profesor Asociado de dicha Cátedra e Instituto, en contestación al telegrama de fecha 7 de Marzo de 1994, procedente del Juzgado de Instrucción número 6 de Alcira, mediante el cual se nos requiere para que en el plazo de 20 días remitamos los informes resultado de la pericia encomendada respecto al Sumario 1/93-A o informe causa que impida su remisión. indicando aquello que no esté concluido y plazo aproximado que estima podrá necesitarse, por el presente escrito MANIFIESTAN:
1°.- Que se está ultimado la fase correspondiente a la segunda autopsia de los cadáveres, que en su día no pudo concluirse porque faltaban de ellos sus cabezas, manos, genitales y otros tejidos importantes.
2°.- Que estamos esperando nos remitan los elementos que aún faltan, ignorando si este envío se efectuará en una etapa posterior o creen que ya nos los han enviado. En concreto faltan muestras y elementos que pudieran ser de gran valor para la investigación, los siguientes:
2.1.- Fotografías
Solicitábamos TODAS las fotografías que se hubiesen efectuado de los cadáveres, de sus tejidos, de los estudios realizados en los mismos y de la inspección ocular; pedíamos todas las fotografías tomadas, no solamente las obrantes en los informes, porque en la mayoría de los casos ,. I se realizan más fotografías que las que luego se acompañan en los mismos y estas fotografías pueden tener detalles de importancia. Pues bien, no nos han mandado ni tan siquiera todas las obrantes en los informes; dado que faltan las siguientes fotografías:

SUMARIO Nº 1 TOMO Nº DOS
Diligencia de comparación de los pendientes de fecha 31 de enero de 1993. – Fotografía del pendiente hallado en cazadora de Mirian.
– Fotografía del pendiente hallado en caseta próxima al punto donde se encuentran los cadáveres.
Atestado21193: Diligencia de inspección ocular
– Folio 39 del reportaje fotográfico “muestra 16B”.
– Folio 40 del reportaje fotográfico “muesstra 17B”.
Fotografías de autopsia n° 1 (del reportaje fotográfico del atestado 21/93)
Fotografías números: 7, 10, 12, 19,20,23 Y 24.
Atestado 21/93: Autopsia n° 2
Fotografías números 13, 18 Y 30.
TOMO Nº TRES -Informe fotográfico
Fotografías números: 11, 18 al 26, 29, 36 al 51, 58, 61, 62, 69 Y 70.
TOMO Nº CUATRO Todas.
TOMO N° CINCO
Instituto Nacional de Toxicología sumario n° 1 /93.
Hoja IX: fotos 1 y 2.
Hoja XI: foto 5.
Hoja XII: foto 6
Hoja XIn: fotos 7 y 8.
Hoja XIV: foto 9.
Hoja XV: foto 11.
Hoja XVI: fotos 13 y 14.
HojaXVII: fotos 15 y 16.
Hoja XVIII: foto 17.
Hoja XIX: foto 18.
Hoja XX: foto 19.
Hoja XXI: foto 21.
Hoja XXII: foto 23.
Hoja XXXI: fotos 29 y 30.
Hoja XXXII: fotos 31 y 32.
Hoja XXXIV: fotos 35 y 36.
Hoja XXXV: foto 37.
Hoja XXXVI: fotos 39 y 40.
Hoja XXXVII: foto 41.
Hoja XXXVIII: fotos 43 y 44.
Hoja XXXIX: fotos 45 y 46.
Hoja XL: fotos 47 y 48.
Hoja XLI: foto 49.
Instituto Nacional de Toxicología. Huellas Dactilares
Hoja XLII: cadáver n° 1
Hoja XLIV: cadáver n° 2
Hoja XLV: cadáver n° 2
Hoja XLVI: cadáver n° 2
Hoja XLVII: cadáver n° 2.
Hoja XLVIII: cadáver n° 2
Hoja XLIX: cadáver n° 3
Hoja L: cadáver n° 3
Hoja LI: cadáver n° 3
Hoja LII: cadáver n° 3.
Instituto Nacional de Toxicología. Estudio histopatológico
Hoja LXXX: foto H-IO .
Hoja LXXXI: fotos H-II y H-12.
Hoja LXXXII: fotos H-13 y H-14.
TOMO Nº SEIS – Faltan todas.
TOMO N° OCHO
Reportaje fotográfico del informe de las autopsias
Fotos números 5,8,9, lO, 11, 12, 14, 15, 16, 17, 19,21 al 36.
TOMO Nº NUEVE – Faltas todas las fotografías.
2.2.- Tejidos de los cadáveres
2.2.1. Como se observa en las fotografías números 1 y 2 que se adjuntan han sido amputados los tejidos óseos correspondientes a los orificios de entrada en los cráneos de las tres víctimas; por tanto no podemos determinar en ellos las distancias a las que fueron efectuados los disparos ni el tiempo transcurrido entre la producción de las lesiones en otras partes del cuerpo y los disparos.
2.2.2.- Si bien se nos ha enviado tejidos correspondientes a los genitales, periné y ano de las víctimas, faltan abundantes trozos, donde radicarían los más importantes hallazgos lesivos.
3°.- Hasta ahora, los estudios efectuados por nosotros, muestran la posible existencia de muestras biológicas, que pudieran corresponder a agresor o agresores, en la faja/braga del cadáver de Miriam García Iborra; este hallazgo pudiera ser de gran interés criminalístico y precisamos nos sean enviados dos tubos de plástico conteniendo cada uno 5 ml de sangre, conservada en EDTA, de todos y cada uno de los sospechosos de haber intervenido en los hechos, a fin de efectuar su cotejo.
4°.- Precisamos que nos sean enviados los siguientes elementos:
a) Las fotografías que faltan de los obrantes en los informes, las cuales hemos relacionamos en el punto 2.1 y otras que efectuadas no hubiesen sido adjuntadas a dichos informes
b) Todos los trozos de hueso correspondientes a los orificios de entrada de los disparos; aunque dichos trozos estén en secciones ,o incluidos en parafina.
c) Todos los trozos que faltan de genitales y periné aunque se hayan incluidos en bloques, montadas o en formol y realizadas secciones.
d) Sangre de sospechosos: dos tubos con 5 ml cada uno, conservada en EDTA, para su cotejo con las muestras biológicas halladas en la ropa de una víctima.
5º. – Una vez recibamos los tejidos que faltan o, en su caso, se nos indique que no se nos remiten, en un plazo aproximado de 20 días podríamos remitir los informes correspondientes a las segundas autopsias y estudios efectuados en los cadáveres y sus ropas.
6°.- En una segunda fase, cuya duración seria variable y comprendida entre 1 y 2 meses, podríamos ultimar los estudios de cotejo con las muestras que se nos enviasen de sospechosos y el de las muestras que nos han remitido, procedentes del lugar del suceso, en las que pudiesen conservarse algún indicio de interés criminalístico. No pudiendo hace nada en aquellas que por ya tan alteradas, manipuladas o de las que se hubiesen tomado los elementos de interés no pudiera obtenerse nada útil para la investigación.
Sevilla, once de Marzo de mil novecientos noventa y cuatro.
Ilmo. Sr. Juez Instructor Juzgado de Instrucción nº 6 ALCIRA.- (VALENCIA)
Folio 2150 – Anexo de dos fotografías en el escrito anterior.

FOLIOS 2273 -2281
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES – Director LUIS FRONTELA CARRERAS
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN. 4 – TELÉFONO 4371600 – 41009 – SEVILLA
En contestación al telegrama de Vuestra ilustrísima recibido en esta Cátedra el 24 de Marzo, adjunto remito informe sobre actuaciones hasta ahora realizadas, su referencia Sumario 1/93.
En relación a declaración en medios informativos, comunico a V. I.:
Primero.- Tengo por norma no hacer declaraciones en medios informativos de casos objeto de pericia.
Segundo.- No recuerdo haya efectuado ninguna declaración a medios informativos, relativa a aspectos cuyo secreto tenga obligación legal o moral de guardar.
Tercero.- Si ante la natural expectación de los medios informativos, y debido al lógico afán de noticia, alguno me hubiese preguntado ¿habrá importantes novedades?, es posible que haya contestado: pudiera…; aunque esta contestación tanto se refiere a que pueda o no pueda haber dichas novedades y, desde luego, sin pretender ni siquiera intentar revelar ningún secreto pericial.
Sevilla, treinta de Marzo de mil novecientos noventa y cuatro. El catedrático-director
Fdo. Prof.Dr.D. /Luis Frontela Carreras
Sr. Juez del Juzgado de Instrucción n° 6 de Alcira (Valencia)
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES – Director LUIS FRONTELA CARRERAS
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN. 4 – TELÉFONO 4371600 – 41009 – SEVILLA
ADELANTO DE INFORME
D. Luis Frontela Carreras, Catedrático de Medicina Legal, Director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la Universidad de Sevilla, y D. Luis Antonio Montes Palma, Profesor asociado de esta Cátedra e Instituto, en virtud de lo acordado por el Ilmo. Sr. Juez del Juzgado de Instrucción número 6 de Alcira y comunicado mediante telegrama recibido en este Instituto el día 24 de Marzo de 1994, de que se informe sobre actuaciones hasta ahora realizadas, INFORMAN:
1º.- Que además de efectuar las segundas autopsias de los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desireé Hernández Foch y Miriam García /borra, se han realizado numerosos estudios, entre ellos de averiguación de la vitalidad y data de las lesiones encontradas, así como exámenes de las diversas muestras de los cadáveres, recibidas posteriormente, el estudio de la ropa, identificación y valoración de las lesiones y búsqueda y análisis de hallazgos de interés criminalístico que pudieran ser de utilidad para la reconstrucción del suceso y, de ser posible, identificar a los autores.
2º.- El resumen de hallazgos es el siguiente:

CADÁVER DE ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ (Nº 1. Nuestra referencia 1986)
La cabeza no fue estudiada en el momento de realizar la autopsia, nos fue remitida posteriormente. Dicha cabeza nos la enviaron con la previa extirpación del fragmento óseo que contenía un orificio de entrada de un proyectil, según las fotografías; este fragmento, al igual que los fragmentos óseos conteniendo los orificios de entrada de una bala, en los otros dos cadáveres, no nos fueron enviados y por tanto no podemos determinar las distancias a que se efectuaron los disparos ni otros datos de interés, para averiguar lo cual es imprescindible que se nos remitan dichas partes óseas, o las preparaciones efectuadas de ellas. Por otra parte, si bien se describen dichos orificios de entrada por el Instituto Nacional de Toxicología, de informe de fecha 4 de marzo de 1993 (tomo cinco), nos faltan las fotografías números 1, 2, . 5, 6, 7, 8, 9, 11, 13, 14, 15, 16, 17, Y 18, 19, 21, 23, 24, 25, 26, 27 Y 28 de dicho informe (folios 814 y siguientes del tomo cinco) y por tanto, hasta que no las recibamos, no nos podemos pronunciar sobre importantes aspectos en relación a los disparos en las tres víctimas.
En el Cadáver de Antonia Gómez Rodríguez hemos hallado las siguientes lesiones:
Pierna izquierda: Infiltración hemorrágica de dos centímetros de diámetro, situada en región posterior derecha, a nivel del gemelo, a 29 centímetros del talón izquierdo.
Infiltración hemorrágica en cara interna de la pierna izquierda, que ocupa una extensión de 13 x 9 centímetros en cara anterointerna.
Infiltraciones hemorrágicas y equímosis en cara interna del muslo izquierdo tercio distal y medio y en cara anterior y lateral interno de pierna izquierda.
Infiltración hemorrágica en muslo izquierdo a lo largo de la región interna del muslo, que ocupa una extensión de 20 x 8 centímetros.
Infiltraciones hemorrágicas en espinas ilíacas anterosuperiores de la cadera y a lo largo del tercio medio y distal anterior y lateral externo del muslo derecho.
Infiltración hemorrágica en región interna proximal de brazo derecho de aproximadamente 4 x 1.8 centímetros.
Infiltración hemorrágica en región anteroexterna del brazo derecho situada a 19 centímetros del codo.
Efectuada la autopsia de la mano izquierda, enviada por el Instituto Nacional de Toxicología, autopsia que no había sido realizada antes, se observó que si bien en el
propio surco, existente en la muñeca, no había infiltraciones hemorrágicas aparentes, sí las hay en la frontera del surco y ocupando una anchura similar al lazo o atadura indicando la posición inicial de ésta; compresión que fue efectuada en vida.
En la piel y tejidos de la región genitoanal externa recibidas faltan fragmentos de los labios mayores y menores derechos e izquierdos y parte del vestíbulo y de la región anal; al no habernos remitido las preparaciones correspondientes a estos fragmentos no podemos saber si en ellos existían lesiones; siendo de interés que nos enviasen todas las fotografías tomadas de dichos genitales y/o las secciones correspondientes para identificar los elementos de interés criminalístico que pudieran haber.
No obstante hemos comprobado la existencia de un hematoma de aproximadamente 1.5 x 2 centímetros a nivel de la vulva y del labio mayor izquierdo y situado en el tejido celular subcutáneo.
En la piel de la cara posterior del codo izquierdo, que nos fue enviada por el Instituto Nacional de Toxicología se han identificado abrasiones. Esta piel la hemos recibido conservada en formol y fragmentada en 10 trozos de tamaños comprendidos entre 5x4x5 y 2×0.5×0.5 centímetros, sin epidermis; tres de los fragmentos presentan color ocre, en zonas de la superficie externa, donde a su vez la consistencia está notablemente aumentada. En los estudios ¡i efectuados se aprecia que corresponden a una costra serosa y en algunos puntos serohemática o abrasión de 2° grado.
En el tercio distal del antebrazo izquierdo y aproximadamente a 2 centímetros de la articulación de muñeca hay un surco de aproximadamente 12 a 15 mm de anchura que rodea el perímetro del antebrazo.
El dedo meñique conserva la uña, cuyo borde libre está seccionado aproximadamente 2 milímetros más abajo del pulpejo, que se halla momificado.
Cambios cromáticos subaponeuróticos y en correspondencia con la musculatura de la cara extensora del antebrazo situada proximal en el límite del surco y de aproximadamente un centímetro de anchura con formación de hematomas.
Hasta ahora, en los estudios efectuados no se halló esperma en ropa ni tejidos de este cadáver.

CADAVER DE DESIREÉ HERNÁNDEZ FOLCH (Nº 2, Nuestra Referencia 1985)
– Infiltración hemorrágica en hemitórax izquierdo situada a 133.5 centímetros del talón derecho.
– Infiltración hemorrágica a nivel de la ssexta vértebra dorsal.
– Infiltraciones hemorrágicas en región saacrocoxígea de 3 x l en el lado izquierdo y de 5 x 3 centímetros en el lado derecho.
– Infiltraciones hemorrágicas en regiones posterointernas de los muslos y en regiones anterolaterales de las piernas.
– Estigmas digitales e infiltraciones hemorrágicas en brazo y antebrazo derechos e izquierdos.

Nos fueron remitidas las siguientes muestras:
Zona del pezón y periareolar de la mama derecha
Constituida por 25 fragmentos de tejido compuestos por piel, grasa subcutánea y algunos fragmentos de masa glandular y muscular, el mayor de los cuales es de forma trapezoidal y mide 4.5 x 3.5 x 3 x 3 cm, el resto de los tamaños es variable, midiendo el mas pequeño 1 x 1 centímetros.
En el tejido glandular se observan cambios cromáticos de color grisáceo y en algunos otros fragmentos coloración ocre oscuro de aspecto macroscópico de similar de infiltraciones hemorrágicas que en otros fragmentos también se observan extendidos a la piel.
Región periareolar de la mama derecha: no nos fueron enviadas las fotografías correspondientes a dicha región, números 44, 45, 46, 47 Y 48; ello, unido a la fragmentación de la pieza con carencia de gran parte del borde de sección nos impiden hacer una valoración , de dicha lesión, debiendo sernos remitidas las fotografías y los tejidos que faltan o secciones de los mismos para poder dilucidar sobre su mecanismo de acción.
Se recibieron 18 fragmentos de piel y tejido celular subcutáneo de tamaños comprendidos entre aproximadamente 1.5 x 0.2 x 0.5 cm y 7 x 3.5 x 1.1 centímetros, seccionados por un instrumento inciso. Las superficies externas presentas manchas de color ocre que infiltran de forma irregular los tejidos, en unos fragmentos son superficiales y en otros abarca todo el espesor de la piel. Estas formaciones corresponden a costras serohemáticas y en algunas partes hemáticas.
Piel de rodilla izquierda: Hemos recibido la muestra dividida en 18 fragmentos, faltando trozos debido a los estudios que previamente se han efectuado, además no nos fueron enviadas las fotografías 42, 43, correspondientes a esta pieza, por ello no nos podemos pronunciar respecto a los mecanismos de producción de esta herida mientras no nos sean remitidas las fotografías que faltan y, en su caso, secciones realizadas de los tejidos. Se observa, en los pocos fragmentos que nos han dejado, lesiones bajo forma de costras serohemáticas y, en algunas pequeñas, partes hemáticas, que infiltran la piel y llegan a la superficie del tejido celular subcutáneo.
Mano derecha: Se efectuó la autopsia de la mano derecha recibida del cadáver, presenta notable adelgazamiento de la piel a nivel de la región palmar del primer metacarpiano.
En la cara interna de la mano no se observan macroscópicamente lesiones.
Fueron amputadas las falanges distales de la mano derecha, que se recibieron separadas de los dedos correspondientes y no nos han sido enviadas las uñas y además faltan las fotografías números 37, 39, 40, de dicha mano, tampoco nos ha sido remitida la mano izquierda, careciendo de las fotografías 31, 32, 35, 36 Y 37 de dicha mano, para completar el estudio es conveniente que nos envíen dichas uñas y las fotografías que faltan.
Genitales y región perineal: Se recibió constituida por una pieza principal y 4 fragmentos. En el tejido celular subcutáneo correspondiente al monte de venus y en región perivulvar izquierda, hay dos hematomas, la pieza se presenta sin haber disecado previamente la piel, tejido celular subcutáneo ni los tejidos medios o profundos. Un centímetro más superior a la horquilla vulvar derecha hay un hematoma de forma redondeada de aproximadamente 2 ‘3 cm de diámetro. Cambios cromáticos a ambos lados del clítoris que infiltran tejidos profundos. Cambios cromáticos de aproximadamente 7 cm de profundidad perirrectal posterior, cambio cromático de aspecto hemorrágico en región inguinal izquierda, cerca de la vulva, de aproximadamente 6 cm de longitud x 2.2 cm de anchura máxima.
No se puede valorar el estado del himen, dado que falta en gran parte.
En la ropa de este cadáver, hasta ahora, no se ha hallado esperma, en la parte posterior de la cazadora y en la camiseta se han hallado dos cortes debidos a un arma incisopunzante.

CADÁVER DE MIRIAM GARCÍA IBORRA (Nº 3, Nuestra referencia 1987)
– Infiltraciones hemorrágicas en la espaldda a nivel de la 13 Y 23 vértebra dorsal.
– Infiltraciones hemorrágicas y hematomas en ]a espalda en hemitórax izquierdo, región posterior, de 17 x 6 centímetros.
– Infiltraciones hemorrágicas infraescapulares que abarcan las 23, 33, 43 Y 53 costillas del hemitórax izquierdo en su cara posterior.
– Infiltración hemorrágica en región supraescapular izquierda.
– Infiltración hemorrágica en espalda a nivel del hemitórax derecho de 15 x 6 centímetros de longitud, la de la región escapular comienza a 137 centímetros del talón izquierdo.
– Infiltración hemorrágica en nalga derecha y en tercio superior de muslo derecho.
– Extensa infiltración hemorrágica en peritoneo, región infrahepática y en cara anterior de columna vertebral, de aproximadamente 10 x 10 centímetros.
– Extensa infiltración hemorrágica a nivel de la cintura.
Miembros inferiores: Cambios cromáticos en la cara posterior de la extremidad inferior, la del glúteo izquierdo está situado a 84 centímetros del talón izquierdo.
– Infiltraciones hemorrágicas en el tercio proximal cara posterolateral externa del muslo izquierdo corno continuación de la infiltración hemorrágica que existe en el glúteo.
– Infiltración hemorrágica en cara interna pierna izquierda.
Extremidad superiores: Infiltración hemorrágica en codo derecho.
– Infiltración hemorrágica a nivel de articulación muñeca.

Se recibieron las siguientes muestras::
Fragmento de piel de rodilla izquierda: 19 fragmentos de piel y tejido celular , subcutáneo, el mayor de los cuales tiene forma aproximada triangular de 8 x 4 x 6 y 1.5 cm de grosor, y 5.6 x 8 x 2 mm, los restantes fragmentos presentan líneas de cortes regulares y uniformes, reflejando la realización de cortes sucesivos en los estudios efectuados previamente.
No hay epidermis, en la dermis se observan algunos cambios cromáticos que afectan a todo su espesor, de color marrón oscuro de aspecto hemorrágico, respetando la grasa subyacente.
Dado que la sección de la pieza original no representa el estado inicial, precisamos la fotografía 49 del tomo 5 y cualquier otra que se hubiesen realizado para interpretar las lesiones.
En un fragmento y en ambos bordes de una pequeña solución de continuidad hay una formación de color ocre, que corresponde a una infiltración hemorrágica que afecta a piel y primeras capas de tejido celular subcutáneo.
Mano izquierda: Mano amputada a nivel de la articulación de la muñeca por desarticulación, faltan parte de los dedos índice, corazón, anular y meñique, que están amputados a nivel de las articulaciones interfalángicas 28 a 38 falanges. El dedo pulgar se halla íntegro.
Presenta diversas formaciones de color grisáceo negruzco a nivel de la región dorsal, del carpo, del 3° y 4° metacarpianos, cara radial del primer metacarpiano, articulación metacarpo-falángicas de los dedos pulgar, índice, anular, cara palmar del dedo pulgar negruzca de la región dorsal carpo-metacarpiana, cercana al primer metacarpiano, infiltra la cara interna de la piel. Una formación de color ocre de tonos medios redondeada, de aproximadamente 8 mm de diámetro, se identifica como hemorrágica y está situada en la región lateral radial del primer metacarpiano. Formaciones cromáticas hemorrágicas en correspondencia con la región proximal del primer metacarpiano, articulación metacarpo-falángica del dedo índice y del dedo anular interesan a la cara interna de la piel en la región dorsal. También existe una infiltración hemorrágica que interesa a la cara interna de la piel y el tejido celular subcutáneo a nivel de la región palmar proximal del primer metacarpiano.
No hay uñas, cuyo envío es de interés para su estudio criminalístico.
Periné y aparato genital: En las inmediaciones del labio mayor derecho, hay una formación cromática de aspecto hemorrágico.
Extensa infiltración hemorrágica en los tejidos del tabique recto-vaginal que abarca toda la altura de la vagina. Infiltración hemorrágica que finaliza aproximadamente a 2 centímetros de la vejiga. Extensas infiltraciones hemorrágicas perivaginales que ocupan aproximadamente : una longitud de 12 cm y una anchura de 4 centímetros.
En la braga, referencia 1987-4-2, perteneciente a Miriam García se halló esperma; se halla en proceso de determinado del DNA, habiéndose iniciado el proceso de extracción.

3° .- Otros estudios
En base a estudios bioquímicos hemos podido establecer un orden aproximado de producción de algunas de las lesiones; por ejemplo, la primera o unas de las primeras lesiones en producirse fueron los estigmas digitales en el brazo de Desireé Hernández Folch y varias horas después lesiones en su pecho derecho.

4°.- Estado actual de los estudios
Los estudios y análisis, relativos a las autopsias de los cadáveres, y que es imposible realizar ya han sido efectuados, faltando el análisis de tejidos que no hemos recibido. Deseamos realizar la redacción de los informes correspondientes, con eficacia y utilidad para la justicia, para ello únicamente precisamos las fotografías que nos faltan y determinados tejidos, entre ellos los correspondientes a donde radicaban los orificios de los disparos, si hubiese otros tejidos referidos a genitales que no nos los hubiesen enviado, también serían de gran utilidad. La relación de fotografías las habíamos enviado a V.I. en escrito anterior, con una modificación, por error señalábamos que nos hacía falta la fotografía número 41 del tomo 5 y debe decir fotografía número 42 del tomo 5.
También es de sumo interés que nos remitan sangre de sospechosos, o de los padres o hermanos de sospechosos a fin de establecer el oportuno cotejo con respecto al posible DNA.
Una vez recibamos las fotografías y los fragmentos de los orificios del cráneo, que no nos fueron enviados, calculamos que en un plazo aproximado de 20 días podríamos enviar a V.I, los informes correspondientes a las tres autopsias, en los que valoraremos todas las lesiones que presentaban los cadáveres, su orden de producción, reconstrucción de los hechos a través de las lesiones y todos los indicios de interés criminalístico que sean de interés y es todo cuanto tiene el honor de manifestar, en el presente informe, el cual consta de ocho folios, mecanografiados a una sola cara, firmados y rubricados en Sevilla, a treinta de Marzo de mil novecientos noventa y cuatro.

FOLIO 2285
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE ALZIRA
DANIEL PRATS GRACIA Procurador en los Tribunales y de D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO, D. FERNANDO GÓMEZ MORENO Y D. VICENTE HERNÁNDEZ BLASCO, cuya representación tengo acreditada en el sumario nº 1/93 que ante este Juzgado se sigue; ante el mismo comparezco y como mejor proceda DIGO:
Que esta parte ha tenido conocimiento del avance del Informe Pericial elaborado por los Doctores Frontela y Montes en el que resaltan que les faltan para su completa elaboración una serie de elementos valorativos, de los que en su día interesaron y se acordó su remisión por el Juzgado, comprometiéndose a terminar su Dictamen en el plazo de 20 días una vez obren en su poder.
Teniendo en cuenta el tiempo transcurrido para poder hacer las investigaciones pertinentes en la Instrucción sumarial, que se trataría de un breve plazo en relación con aquel, que ya se ha autorizado en fecha 16 de febrero la elaboración de una serie de informes al Instituto Nacional de Toxicología, que el mismo calcula “valorar un periodo aproximadamente de un año para la realización de estos análisis” , y que en oficio remitido el 1 de junio de 1.993 por la Guardia Civil se decía que se enviaban para su entrega a los Doctores Frontela y Montes todas las fotografías efectuadas, cuando según el Pre-Dictamen de los mismos faltan una serie de fotografías que expresamente citan, intereso que para la ayuda al buen fin de la instrucción sumarial, con la obtención del mayor número de datos posibles que permitan la obtención de pruebas, y determinación de los autores de los delitos que se persiguen, se sirva acordar la remisión a los Doctores Frontela y Montes de los extremos que solicitan en su informe.
En su virtud,
SUPLICO AL JUZGADO que teniendo por presentado este escrito con sus copias se sirva admitirlo; tener por hechas las anteriores manifestaciones y acordando conforme se interesa, adoptar las medidas pertinentes para la remisión a los Doctores Frontela y Montes de las fotografías y demás extremos solicitados en su avance de informe.
En Alzira a cinco de abril de mil novecientos noventa y cuatro.
Fdo. Luis Miguel Romero Villafranca Daniel Prats Gracia.

FOLIO 2356
Ministerio de Justicia – Instituto Nacional de Toxicología
Fecha : 6-5-94 N/Ref. B-C-H-Q- 345-346-347/93 Sumario 1/93-A.
Ilmo. Sr. Juez Instructor Juzgado de Instrucción nº 6 ALZIRA (VALENCIA)
Acuso recibo de su escrito de 15 de Abril de 1994, en virtud de Sumario nº 1/93-A.
En relación con el mismo, debo comunicarle que ya se enviaron los cráneos solicitados por el Dr. Luis Frontela. La zona del reborde de los orificios tras ser fotografiada y estudiada, se disolvió en ácido nítrico para proceder a la investigación de metales mediante Espectrofotometría de Absorción atómica No quedan por tanto fragmentos óseos.
En cuanto a los tejidos de genitales y periné incluidos en formol, también se remitieron todos los que existían. Los que faltan corresponden a los tejidos procesados para el estudio histopatológico. Las preparaciones realizadas y estudiadas se encuentran aquí, pero obviamente no podemos desprendernos de ellas ya que son la única garantía de que corresponden exactamente a los descrito en el informe por nuestro peritos. Por nuestra parte no hay ningún inconveniente en que el Dr. Luis Frontela o el que V.I. indique, vengan a estudiar dichas preparaciones, para lo que daríamos toda clase de facilidades.
Por último, le comunico que ya se remitieron todos los informes con excepción del que V.I. hace referencia en su escrito y que corresponde al estudio de pelos y polimorfismos de ADN.
Madrid, a 6 de Mayo de 1994
EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO
ILMO. SR. JUEZ INSTRUCTOR DEL JUZGADO Nº 6 DE ALCIRA

FOLIO 2357
JUZGADO INSTRUCCIÓN NUMERO SEIS DE ALZIRA PROCEDIMIENTO SUMARIO 1/93-A
PROCURADOR CESAR TEROL ROSELL n/d MIGUEL RICART TÁRREGA
PROCURADOR DANIEL PRATS GRACIA n/d VICENTE HERNÁNDEZ BLASCO y OTROS
PROCURADOR MARIA LIDON FABREGAT n/d ASOCIACIÓN CLARA CAMPOAMOR PROVIDENCIA JUEZ SR. BORT RUIZ.- EN ALZIRA A TRECE DE MAYO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y CUATRO.
Dada cuenta; por recibida anterior comunicación del Instituto de Toxicología de Madrid, únase a la causa de su razón y a la vista de su contenido y puesto que en fecha 27 de abril del presente, se hizo entrega a la representación de la acusación particular, de las fotocopias de las fotografías solicitadas por los Peritos Doctores Frontela y Montes. REQUIÉRASE A LOS MISMOS, con acuse, para que sin dilación alguna y en cualquier caso en el plazo no superior de TREINTA DÍAS; remita a este juzgado los informes sobre las pericias en su día encomendadas.
Lo manda y firma S.Sª, doy fe.
DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo mandado, doy fe.

FOLIOS 2789 -2790
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NUMERO 6 DE ALZIRA
DANIEL PRATS GARCÍA, Procurador de los Tribunales y de D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO y OTROS, cuya representación tengo acreditada, como Acusación Particular, en el SUMARIO NUMERO 1/93, ante el Juzgado comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:
PRIMERO.- Que con fecha 9 del pasado mes de Septiembre se dio traslado a esta parte del informe emitido por el Dr. D. Luis Frontela Carreras. A la vista del resultado del mismo que ha consistido, en cuanto al “hallazgo de nuevos elementos de identificación”, en:

A) del análisis de las muestras recibidas, relativas al cadáver de ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ,

“un pelo incrustado entre la atadura”,
– “otros pelos de cabeza entre la ropa“, y
– “un pelo de pubis“.

B) del análisis de las muestras recibidas, relativas al cadáver de DESIRÉE HERNÁNDEZ FOLCH, .
“un pelo”.

C) del análisis de las muestra recibidas, relativas al cadáver de MIRIAM GARCÍA IBORRA,
– “pelos de cabeza“, y
– “pelos de pubis

Los indicados “pelos”, bien de la cabeza o de pubis, podrían pertenecer cuatro personas diferentes, lo que de afirmarse implicaría el tener que llevar a cabo una nueva línea investigadora y, habida cuenta del tiempo necesario para la práctica de las pruebas necesaria para su identificación, aproximadamente un mes, es de interés de esta parte que, con la finalidad de que el Dr. D. Luis Frontela Carreras lleve a cabo las pruebas de identificación pertinentes, tanto de estudio estructural comparativo como de DNA, se le faciliten, por el “Instituto Nacional de Toxicología”, las siguientes muestras indubitadas:

– Una parte alicuota de las muestras de sangre pertenecientes a NEUSA MARTÍNS DÍAS y MIGUEL RICART TÁRREGA.

– Seis unidades de pelos de cabeza y púbicos de:
– Cada una de las víctimas.
– Roberto ANGLÉS MARTÍNS.
– Joaquín Mauricio ANGLÉS MARTÍNS.
– Miguel RICART TÁRREGA.
– Luis RIVERA GALLARDO.
– Ramón Antonio LOSA RAGA.
– José Miguel MARTÍNEZ CANA.

SEGUNDO.- A la vista de la declaración prestada por el procesado MIGUEL RICART TÁRREGA, a presencia judicial, el pasado día 30 de septiembre, en la que implicaba, como autor material de los hechos, al menor Joaquín Mauricio ANGLÉS MARTÍNS, es de interés de esta parte que, por el Juzgado se acuerde la “Exploración” del citado menor, con indicación de día y hora, previa citación a las partes personadas.
En su virtud,
SUPLICO AL JUZGADO Que teniendo por presentado este escrito, con sus copias, se sirva admitirlo y acordar lo procedente a fin de que por el “Instituto Nacional de Toxicología” se facilite al Dr. D. Luis Frontela Carreras los elementos de prueba indubitados, a los que el cuerpo de este escrito se refiere, y, a la vista de los mismos, practique las pruebas de determinación de DNA y análisis estructural mediante comparación necesarias a fin de “identificar”, si ello es posible, los “pelos” hallados con ocasión de las segundas autopsias de los cadáveres de ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ, DESIRÉE HERNÁNDEZ FOLCH y MIRIAM GARCÍA IBORRA. Igualmente, se disponga lo procedente para recibir “exploración” al menor Joaquín Mauricio ANGLÉS MARTÍNS, señalándose día y hora para su práctica, con citación de. las partes personadas.
Alcira a dieciocho de Octubre de mil novecientos noventa y cuatro.
Fd. Luis M. ROMERO VILLAFRANCA; Daniel PRATS GARCÍA.

FOLIO 2792
JUZGADO INSTRUCCIÓN NUMERO SEIS ALZIRA
Ilmo. Sr.
En virtud del procedimiento de este juzgado SUMARIO 1/93-A por asesinatos y otros contra MIGUEL RICART TÁRREGA y ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS; dirijo a V.I. el presente con objeto se faciliten al Dr. Luis Frontela Carreras, las siguientes muestras indubitadas:

-Una parte alicuota de las muestras de sangre pertenecientes a NEUSA MARTÍNS DÍAZ Y MIGUEL RICART TÁRREGA.

– Seis unidades de pelos de cabezaa y púbicos de:
– Cada una de las víctimas.
– Roberto ANGLÉS MARTÍNS.
– Joaquín Mauricio ANGLÉS MARTÍNS:
– Miguel RICART TÁRREGA.
– Luis RIVERA GALLARDO.
– Ramón Antonio LOSA RAGA.
– José Miguel MARTÍNEZ CANA.
Solicito que las referidas muestras se faciliten a la mayor brevedad posible y comuniquen la fecha exacta en que se ponen a disposición del mismo.
En Alzira a veinticuatro de octubre de mil novecientos noventa y cuatro.
INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA CALLE LUIS CABRERA 9-28002 MADRID.

FOLIO 2827
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES – CATEDRÁTICO- DIRECTOR: LUIS FRONTELA CARRERAS
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN TELÉFONO 437 16 00 -41009 – SEVILLA.
En contestación al telegrama de V.I. de fecha 24 de Octubre de 1994, tengo a bien comunicarle que, técnicamente, es imposible que podamos efectuar los complejos estudios del DNA y su cotejo en un plazo de 30 días. Precisamos, aproximadamente y con flexibilidad, un plazo de 60 días desde el momento en que recibamos las muestras; bien entendido que ello no es obstáculo para que se procure efectuar la pericia con la máxima rapidez posible y acortar los tiempos cuanto sea posible.
Sevilla, veinticinco de Octubre de mil novecientos noventa y cuatro.
El catedrático-director
Fdo. Prof. D. Luis Frontela Carreras
Ilmo. Sr. Juez del Juzgado de Instrucción número SEIS de Alcira (Valencia)

FOLIO 2829
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR -INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA
Fecha: 31 Octubre 1994
N/Ref.. B-C-H-Q-0345/93 S/Ref.: Sumario l/93-A
ILMO. SR. JUEZ INSTRUCTOR JUZGADO INSTRUCCIÓN N° 6 – ALCIRA (VALENCIA) En relación con las muestras de pelos que solicita ese Juzgado que sean facilitadas al Dr. Luis Frontela Carreras, en virtud del Sumario n° 1/93-A, por asesinatos y otros contra MIGUEL RICART TÁRREGA Y ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, hemos de comunicarles que en fecha 31 de Octubre de 1994 se le remiten seis pelos de cabeza y púbicos de cada una de las víctimas, así como sangre de NEUSA MARTÍNS DÍAZ y MIGUEL RICART TÁRREGA. Significándoles que sólo poseemos pelos indubitados de ROBERTO ANGLÉS MARTÍNS, MIGUEL RICART TÁRREGA Y LUIS RIVERA GALLARDO en cantidad muy escasa, y que estamos pendientes de la investigación de ADN, llevada a cabo en las raíces de los pelos para emitir los informes correspondientes, por lo que no nos es posible enviar los pelos solicitados de estas tres personas. De todas formas, al tratarse de sujetos vivos, creemos posible se proceda en ellos a una nueva toma de muestras.
Las restantes muestras solicitadas no tuvieron entrada en este Instituto.
Madrid, 31 de Octubre de 1994
EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO
ILMO. SR. JUEZ DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N° 6 DE ALCIRA

FOLIOS 2908-2909
A LA SECCIÓN SEGUNDA DE LA ILMA. AUDIENCIA PROVINCIAL
HIGINIO RECUENCO GÓMEZ, Procurador de los Tribunales y de D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO y otros, cuya representación tengo acreditada en el Sumario nº 1/93 del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número SEIS de Alcira, ante la Sala comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:
Que cumpliendo el trámite de instrucción, según Providencia de fecha 12 del presente mes, notificada a esta parte el mismo día, manifiesto mi DISCONFORMIDAD con el auto de conclusión del sumario, y solícito LA REVOCACIÓN del mismo, en base a las siguientes,

ALEGACIONES
PRIMERA.-
Después de aportada la “prueba pericial” de esta “acusación particular”, en la que se habla dehallazgos de nuevos elementos de identificación que podrían pertenecer a cuatro personas distintas” (así referido por el Profesor Frontela Carreras), con el fin de establecer la posibilidad de abrir una nueva línea de investigación, o de ratificar la existente sobre participación de los actuales procesados y posibilidad de que otras personas pudieran haber intervenido en los hechos origen de la causa, por esta parte se interesa, en escrito de fecha 18 de octubre pasado, la práctica de una serie de pruebas periciales que, en base a las “pruebas indubitadas” remitidas en su día al Instituto Nacional de Toxicología, pudieran llevar a una identificación de dichos “nuevos hallazgos”, lo que permitiría obtener nuevos elementos de incriminación a los ya procesados o incriminar a “nuevos terceros intervinientes”.

SEGUNDA.-
Por el Instructor, compartiendo los criterios por los que se interesan, se admiten dichas diligencias interesadas y se acuerda lo pertinente para su práctica.
Ello confirma la opinión de esta parte de la utilidad, pertinencia, conveniencia o necesidad de la práctica de dichas pruebas para el buen fin de la instrucción sumarial.

TERCERA.-
Requerido al efecto el Instituto Nacional de Toxicología, contesto: “no poder remitir pelos de … por la escasa cantidad de los mismos” de algunos de los relacionados, mientras que respecto de otros se decía carecer de muestras, pese a constar en el procedimiento el acuse de recibo de dichas muestras.
Si las pruebas son convenientes no es justificación, para la no práctica de una prueba, ni el “no poder remitir pelos de … por la escasa cantidad de los mismos”, si no se pueden
remitir los pelos deben arbitrarse los procedimientos necesarios para que la práctica de la prueba se lleve a cabo, ni tampoco lo es la “excesiva duración de la causa”.

CUARTA.-
Esta parte, al igual que el resto de las personadas en el presente procedimiento, está igualmente interesada en la rápida conclusión del procedimiento pero llevando a juicio no sólo a aquellas personas que ya están procesadas sino también a aquellas otras de las que pudiera derivarse responsabilidad. Teniendo en cuenta que, según los informes facilitados, las práctica de dichas pruebas no necesitaría un plazo superior a un mes, una vez se remitiera lo interesado a los peritos de esta parte, no debería haberse declarado concluso el sumario, sino que por las propias razones por las que se admitieron, haber acordado, conforme interesamos en nuestro escrito de fecha 1 5 de noviembre pasado, la práctica de dichas pruebas.
No habiéndole hecho así, y siendo conveniente para el buen fin de la instrucción, debe revocarse el auto de conclusión del sumario y remitirse al Juzgado de Instrucción, ordenando acuerde lo necesario para la práctica de la prueba propuesta para esta parte y admitida en su día.

En si virtud,
SUPLICO A LA SALA que teniendo por presentado este escrito, con sus copias, se sirva admitirlo, tener por evacuado el trámite de instrucción; por hechas las anteriores manifestaciones y, en virtud de las mismas, acordar la revocación del auto de conclusión del sumario y su remisión al Juzgado de Instrucción, ordenando lo conducente para la práctica de las pruebas referenciadas en el cuerpo de este escrito.
Valencia a Catorce de diciembre de mil novecientos noventa y cuatro.
Fdo. Luis M. ROMERO VILLAFRANCA; Higinio RECUENCO GÓMEZ.

FOLIOS 2919 -2922
A LA SALA
JUAN ANTONIO RUIZ MARTÍN Procurador de los Tribunales, en nombre de la Asociación Clara Campoamor, cuya representación ya consta debidamente acreditada en el Sumario 1/93 del Juzgado de Instrucción número Seis de Alcira, ante la Sala comparezco y como mejor en derecho proceda, DIGO:
Que evacuando el trámite de instrucción vengo mediante el presente escrito a solicitar con base procesal en el artículo 627 LECrim. la revocación del Sumario, según los siguientes,

FUNDAMENTOS
PRIMERO.- Nos adherimos a los motivos esgrimidos por la acusación particular que se ha pronunciado en el mismo sentido, haciendo nuestras las pruebas solicitadas para su práctica que aconsejan la revocación.

SEGUNDO.- Refuerza la petición de revocación el mismo informe enviado por el Instituto Nacional de Toxicología de 31 de Octubre por el que después de dar cuenta de la escasa cantidad de pelos que poseen de Roberto Anglés Martíns, Miguel Ricart Tárrega y Luis Rivera Gallardo, añaden “estamos pendientes de la investigación de ADN, llevada a cabo en las raíces de los pelos para emitir los informes correspondientes, por lo que no nos es posible enviar los pelos solicitados de estas tres personas”. De lo que se sigue, que la investigación no se halla finalizada, y por tanto la instrucción no debe darse por concluida.
El instructor aunque no ha tenido en cuenta este extremo, se infiere de su Auto de Conclusión que le hubiera resultado igualmente irrelevante porque Joaquín Mauricio Anglés es jurisdiccionalmente dependiente de un Juzgado de Menores, de Miguel Ricart se dispone de otros elementos que permiten dirigir la acusación contra el mismo, y del resto no hay indicios en la investigación que acrediten la necesidad de la extracción voluntaria de pelos que permitan su análisis genético.
Si bien es cierto que Joaquín Mauricio Anglés cuando sucedieron los hechos era menor de edad, y no puede resultar inculpado en este procedimiento, ello no obsta a que su participación o no, sea esclarecida en la presente Causa, entre otras cosas porque de ello se puede derivar una ulterior inculpación para otras personas, o la confirmación o desmentido de las versiones que obran en el Sumario, es por esto que Joaquín Mauricio Anglés pese a que no puede ser inculpado en este procedimiento ha sido citado al mismo y con asistencia de Letrado. De Miguel Ricart señala el Instructor que existen suficientes datos para dirigir la acusación, pero además de la obtención de la verdad material hasta donde sea posible, se requiere agotar la instrucción desde la perspectiva de las acusaciones no sólo para acusar, sino para demostrar de manera cierta la participación en los hechos. Esto es, para acreditar no la existencia de indicios (acusación), sino su participación a título de autor (sentencia condenatoria). Del resto, Ramón Antonio Losa Raga, José Miguel Martínez Cana y Luis Rivera Gallardo, se señala que en la instrucción no existen indicios, sin embargo, hay que recordar que la detención de Miguel Ricart se produjo a raíz de comprobarse que era un sujeto del entorno de Antonio Anglés, y no porque se tuviesen datos sobre su participación, es más, inicialmente fue descartado. Los antes referidos pertenecen todos a ese entorno, hasta el extremo que casi puede decirse que vivían en el mismo domicilio que Antonio Anglés.

TERCERO.- Antes, se ha dicho que por el propio Instituto Nacional de Toxicología no se han analizado los pelos de los que disponen, a los que habría que añadir los hallados por el profesor Frontela, por lo que procede ahora reseñar la importante cantidad de pelos hallados y remitidos a dicho Instituto: 1) Folio 121 del Atestado.- Muestra 11-F: Pelos recogidos en el interior de la fosa.
2) Folio 126 y 127 del Atestado.- Pelos recogidos en el interior de la caseta (buhardilla). Muestra 1-S: Pelos recogidos en el colchón tipo Flex. Muestra 2-S: Pelos recogidos en el colchón Flex. Muestra 22-S: Pelos recogidos sobre el colchón de espuma.
3)Folio 130 y 131 Atestado.- Pelos obtenidos del Opel Corsa. Muestra UNO (en el tapizado), DOS (paso de rueda izquierdo trasero), TRES (paso de rueda derecho trasero), CUATRO (asiento trasero abatible), CINCO (en la misma zona que la anterior), SEIS (bajo el asiento posterior abatible), SIETE (parte delantera del asiento trasero), OCHO (tapizado del maletero), NUEVE (bandeja del maletero), DIEZ (respaldo del asiento trasero), ONCE (envase de bengalas), DOCE (debajo del asiento del conductor), TRECE (debajo asiento del ocupante delantero), CATORCE (cepillo color rojo).
4) Folio 137 atestado. Muestra UNO (guantera), TRES (palo de madera), CUATRO (maletero), CINCO (maletero), SIETE (asiento trasero), OCHO (bandeja del maletero), NUEVE (asiento delantero derecho), DIEZ (asiento conductor).
La recepción de todos estos pelos se contiene en el “Acuse de recibo” del Instituto Nacional de Toxicología obrante al folio 724 de la Causa, y hasta el momento no se ha recibido informe alguno sobre marcadores genéricos de dichos pelos.

CUARTO.- En la declaración de Joaquín Mauricio Anglés, se tuvo conocimiento por primera vez que la fosa había sido cavada con anterioridad para ocultar una moto, circunstancia ésta que cuadra con el hallazgo en dicha fosa de pegatinas identificativas de una moto que fue localizada en la caseta de Turís que había sido sustraída, al parecer, por Antonio Anglés. Participó, según Mauricio, para cavar la fosa, su hermano Ricardo. De este modo resulta necesaria la declaración de Ricardo Anglés sobre esta cuestión para determinar cuando se cavó, quién, si posteriormente se tapó, y con qué fin.
En su virtud,
SUPLICO A LA SALA, que habiendo por recibido el presente escrito, se digne admitirlo, tenga por evacuado el trámite de instrucción y por instada la revocación del sumario, para la práctica de las pruebas que anteceden.

FOLIO 3049
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR -INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA
Fecha: 18 Abril 1995

N/Ref.. B-C-H-Q-0345/93 S/Ref.: Sumario l/93-A

ILMO. SR. JUEZ INSTRUCTOR JUZGADO INSTRUCCIÓN N° 6 – ALCIRA (VALENCIA)
Con esta fecha se remiten al Doctor Frontela las muestras de vellos y cabellos según lo ordenado por V.I. en su oficio de 20 de marzo pasado.
Se adjunta fotocopia de las muestras remitidas.
Madrid, 18 de Abril de 1995.
EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO
ILMO. SR. JUEZ DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N° 6 DE ALCIRA.

FOLIO 3050
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR -INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA
Fecha: 18 Abril 1995
DR. LUIS FRONTELA -UNIVERSIDAD DE SEVILLA- CÁTEDRA DE MEDICINA LEGAL
En virtud del oficio librado por el Juzgado de Instrucción número seis de Alcira, el 20 de marzo de 1.995, en relación con el Sumario n° 1/93-A por delito de asesinatos y otros contra MIGUEL RICART TÁRREGA Y ANTONIO ANGLÉS MARTÍN, remitimos al Doctor Frontela la siguiente relación de pelos indubitados, todos ellos recibidos en este Centro en un segundo envío de muestras:

1-C: cabellos de Antonia Gómez Rodríguez.
1-P: vellos púbicos de Antonia Gómez Rodríguez.
2-C: cabellos de Desirée Hernández Folch.
2-P: vellos púbicos de Desirée Hernández Folch.
3-C: cabellos de Miriam García Iborra.
3-P: vellos púbicos de Miriam García Iborra.
M-23: Cuatro vellos púbicos de Enrique Anglés Martíns reseñados con los números 1, 2, 3 y 4.
M-24: Tres cabellos de Enrique Anglés Martíns reseñados con los números 1, 2 Y 4.
M-25: Tres cabellos de Miguel Ricart Tárrega reseñados con los números 1, 2 Y 3.
M-26: Cuatro vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega reseñados con los números 1, 2, 3 y 4.
M-27: Tres cabellos de Luis Ribera Gallardo reseñados con los números 2, 3 Y 4.
M-28: Tres vellos púbicos de Luis Ribera Gallardo reseñados con los números 1, 2 Y 3.
M-29: Dos vellos púbicos de Roberto Anglés Martíns reseñados con los números 1 y 2.
M-30: Cabellos de Roberto Anglés Martíns sin reseñar.
Con posterioridad se remitirán pelos dubitados.
En cuanto a las muestras de sangre, fueron remitidas todas las muestras que había en este Centro, en fecha 31 de Octubre de 1.994; quedando solamente una pequeña cantidad en custodia para posibles contra-análisis.
Madrid, 18 de Abril de 1995
EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO
DR. LUIS FRONTELA CARRERAS (UNIVERSIDAD DE SEVILLA). CÁTEDRA DE MEDICINA LEGAL. SEVILLA.

FOLIO 3067
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN. TELÉFONO 95.4559839 -FAX 95.4372676-41009- SEVILLA
Ilmo. Sr.
Hemos recibido el día 24 de Abril último, procedentes del Instituto Nacional de Toxicología diversos pelos correspondientes a los cadáveres de:
Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y de Miriam García lborra. Y de Enrique Anglés Martíns, Miguel Ricart Tárrega, de Luis Ribera Gallardo y de Roberto Anglés Martíns.
Así mismo hemos recibido, pelos de cabeza y pubis de Joaquín Mauricio Anglés. Ramón Antonio Losa Raga y José Miguel Martínez Cana.
En relación a la investigación del DNA y cotejo de los pelos hallados en las víctimas con los de presuntos sospechosos, tengo a bien manifestar a Vuestra Ilustrísima que; como dijimos al letrado D. Luis Miguel Romero Villafranca con fecha 9 de Marzo de 1995, para hacer el cotejo del DNA precisamos dos elementos: primero disponer de todos los pelos a analizar y el Instituto Nacional de Toxicología aún no nos ha enviado los pelos que con fecha 27 de Noviembre de 1994 remitimos, hallados en las ropas de las víctimas; algunos de los cuales pueden pertenecer al autor o autores.
Segundo, los análisis suponen un coste económico y la Universidad no nos dota de presupuesto, por ello no podemos adquirir estos reactivos si la parte o quien corresponda no nos paga los correspondientes gastos. Hasta ahora, los gastos de nuestro desplazamiento a Valencia con motivo de la realización de las segundas autopsias, han tenido que ser sufragados del peculio particular, por lo que no puedo permitirme más gastos, en caso de que no se nos de provisión de fondos para llevar a cabo la pericia y no nos envíen los pelos que aún faltan,
Sugerimos que dichos análisis sean efectuados por el Instituto Nacional de Toxicología o en el Centro que V.I. disponga.
Sevilla, quince de Mayo de mil novecientos noventa y cinco.
El catedrático-director
Fdo. Luis Frontela Carreras
Ilmo. Sr. Juez de Instrucción del Juzgado de Instrucción número SEIS de Alcácer (Valencia)

FOLIOS 3068 -3069
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA
Fecha: 31 Mayo 1995 N/Ref.: BCHQ-345/93 BCHQ-346/93 BCHQ-347/93
ILMO. SR. MAGISTRADO-JUEZ JUZGADO INSTRUCCIÓN N° 6 – ALZIRA (VALENCIA)
Ilmo. Sr.
En relación con su consulta telefónica realizada en el día de ayer con respecto a muestras de pelos remitidos a este Instituto por el Dr. Frontela a petición de la Fiscalía de Menores de Valencia pongo en su conocimiento lo siguiente:
– Que dichos pelos fueron analizados microscópicamente por la Sección de Criminalística la cual entregó al Laboratorio de Biología 29 raíces que fueron agotadas (mediante la digestión proteolítica) en el proceso de extracción de ADN y que la cuantificación de ADN humano mediante técnica de hibridación con la sonda D17Z1 marcada con biotína y detección quemiluminiscente ofreció resultados negativos en todas las raíces analizadas.
Por otro lado, hemos de informarles que en el plazo aproximado de veinte días emitiremos un informe completo con todos los análisis de ADN pendientes (mancha de
semen, manchas de sangre, pelos recogidos en dos coches,…) con respecto a esta investigación.
Madrid, 31 de mayo de 1995
EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO
ILMO. SR. MAGISTRADO-JUEZ DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE ALZIRA (VALENCIA).

FOLIO 3083
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN 4. TELÉFONO 95.4559839 -FAX 95.4372676-41009- SEVILLA
D. Luis Frontela Carreras, Catedrático de Medicina Legal, en relación a la fotocopia del escrito que se nos ha dado traslado, del Instituto Nacional de Toxicología, en relación al análisis de ADN en los pelos que hallamos en las ropas de los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra y que informan del resultado obtenido de la investigación en todas las raíces de los pelos analizadas, INFORMA:
– Que dado que fue negativa la investigación del ADN, por parte del Instituto Nacional de Toxicología, en los pelos anteriormente mencionados, es preciso o conveniente realizar los estudios comparativos de los pelos, distintos al ADN, a fin de orientar acerca de la pertenencia de dichos pelos.
Para efectuar estos estudios es indispensable que nos sean remitidos dichos pelos, que aunque se utilizan técnicas destructivas, se destruyen únicamente las raíces analizadas, cortándose el resto del pelo que es el que solicitamos.
No hemos contestado antes, dado que estábamos esperando copia del informe completo análisis de ADN que anunciaba el Instituto Nacional de Toxicología en oficio de 31 de mayo de 1995.
Sevilla, veintisiete de Junio de mil novecientos noventa y cinco.
Fdo. Luis Frontela Carreras
Ilmo. Sr. Magistrado-Juez del Juzgado de Instrucción número SEIS de Alcira.

FOLIO 3084
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN SEIS ALZIRA PROCEDIMIENTO SUMARIO 1/93-A
PROCURADOR CESAR TEROL ROSELL N de MIGUEL RICART TÁRREGA
PROCURADOR Daniel Prats GRACIA n de VICENTE HERNÁNDEZ BLASCO y otros
PROCURADOR MARIA LIDON FABREGAT n de ASOCIACIÓN CLARA CAMPOAMOR
PROCURADOR SARA BLANCO LLETI n de INSTITUT VALENCIA DE LA DONA
PROVIDENCIA JUEZ SR. MARRADES CATALA.- EN ALZIRA A SEIS DE JULIO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y CINCO.
Dada cuenta; por recibida anterior comunicación del Dr. Luis Frontela Carreras, únase a la causa de su razón, y remítase fax comunicando al Instituto Nacional de Toxicología de Madrid, con objeto se remitan los 29 pelos interesados aunque se hayan destruido las raíces, al referido Dr. Frontela.
Lo manda y firma SSª, doy fe.
DILIGENCIA.-Seguidamente se cumple lo mandado, doy fe

FOLIOS 3090 -3107
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA Fecha: 31 Mayo 1995
N/Ref.: BCHQ-345/93 BCHQ-346/93 BCHQ-347/93 S/Ref.: SUMARIO 1/93 ILMO. SR. MAGISTRADO-JUEZ JUZGADO INSTRUCCIÓN N° 6 – ALZIRA (VALENCIA)
INFORME Nº BCHQ- 345-346 Y 347/93 (Ampliación)
Procedente del Juzgado de Instrucción n° 6 de Alcira, se han recibido en este Departamento de mi dirección piezas de convicción para su análisis que interesa a ese Juzgado, en virtud de Sumario n° 1/93, por muerte de: DESIRÉE HERNÁNDEZ FOLCH, MIRIAM GARCÍA IBORRA y ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ.

I -ANÁLISIS BIOLÓGICO:
JUSTIFICACIÓN Y OBJETIVOS DEL PRESENTE INFORME AMPLIATORIO
El presente informe ampliatorio tiene por objeto el análisis genético comparativo de distintas evidencias (manchas de sangre, mancha, de semen y pelos) con las muestras biológicas indubitadas de distintos individuos mediante el análisis de polimorfismos del ADN que se han ido desarrollando en la Sección de Biología de este Instituto utilizando diversas técnicas de amplificación génica (PCR).
Los objetivos concretos que se persiguen son los siguientes:

1.- Ampliación de los análisis realizados sobre restos de semen encontrados en la funda de un colchón (muestra N°7 A del 2 ° envío en la que se habían detectado restos de esperma de los cuales se había obtenido un perfil genético según informes BCHQ-345/93 , 346/93, 347/93 de fechas 1 /4/93 Y 21/9/93), y en especial la comparación del perfil genético obtenido en dicha muestra con el perfil genético obtenido a partir de una muestra de sangre indubitada de Joaquín Mauricio Anglés Martíns, tal y como solicita la Fiscalía de Menores de Valencia escrito de fecha 30/11/1994.
2.- Análisis genético comparativo mediante técnicas de PCR de restos de sangre detectados en la funda de un colchón (muestra del segundo envío informe BCHQ-345/93, 346/93, 347/93 de fecha 1/4/93 ), y en un trozo de papel higiénico (muestra del
5° envío informe BCHQ-345/93, 346/93, 347/93 de fecha 1/4/93), con muestras biológicas indubitadas de distintos sospechosos.
3.- Análisis genético comparativo mediante técnicas de PCR de muestras de pelos recogidas de un vehículo marca Opel-Corsa, de un vehículo marca Seat-Ronda (2° envío) y de muestras de pelos recogidas de los cadáveres por el Dr. Frontela con muestras biológicas indubitadas de distintos sospechosos.

Para una comprensión mas fácil el presente informe será dividido en tres apartados fundamentales: – ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN RESTOS DE SEMEN
– ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN RESTOS DE SANGRE
– ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN MUESTRAS DE PELOS

A continuación se describen, en cada uno de los apartados antes mencionados, muestras analizadas, los métodos empleados así como los resultados obtenidos y las conclusiones que se derivan de los mismos.
1- ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN RESTOS DE SEMEN
1.1.- Muestras analizadas
Muestra N°1: Extracto de ADN espermático obtenido de los restos de esperma detectados en una funda de colchón, según consta en nuestro informe BCHQ-345/93, 346/93, 347/93 de fecha 21/9/93.
Muestra N°2: Muestra de sangre extraída a Neusa Martíns Días (madre biológica de Antonio, Joaquín Mauricio, Roberto y Enrique Anglés Martíns).
Muestra N°3: Muestra indubitada de sangre de Miguel Ricart Tárrega.
Muestra N°4: Muestra indubitada de sangre de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
Muestra N°5: Muestra indubitada de pelos de Roberto Anglés Martíns.
Muestra N°6: Muestra indubitada de pelos de Enrique Anglés Martíns.
Muestra N°7: Muestra indubitada de pelos de Luis Ribera Gallardo.
1.2.- Extracción de ADN
El ADN fue extraído a partir de las muestras indubitadas (sangre o pelos) mediante el método de fenol/cloroformo tras digestión proteolítica con proteinasa K en presencia de SDS y DTT. En el caso de tratarse de muestras de pelos el extracto fue lavado y concentrado mediante ultrafiltración.
El ADN fue extraído a partir de la muestra N°1 según la metodología descrita en nuestro informe BCHQ-345/93, 346/93, 347/93 de fecha 21/9/93.
1.3.- Control de calidad de los extractos de ADN
En todos los casos se comprobó la existencia de ADN en los extractos obtenidos mediante electroforesis submarina en gel de agarosa y tinción con bromuro de etidio.
En los extractos de ADN obtenidos a partir de muestras indubitadas de pelos se procedió a la cuantificación de ADN humano mediante técnica de hibridación (“slot-blot”) utilizando la sonda D17Z1 marcada con biotina y siguiendo el protocolo del sistema “QUANTIBLOT”. (PERKIN-ELMER) con detección quemiluminiscente.
1.4.- Análisis de polimorfismos del ADN mediante técnicas de amplificación génica:
A continuación se describen los polimorfismos de ADN, las técnicas empleadas y los resultados obtenidos:
– LOCUS HLA-DQA1: El proceso de amplificación así como la detección de los productos de amplificación mediante “dot-blot” se realizó utilizando el AmpliType HLA-DQalfa PCR Amplification and Typing Kit (Perkin- Elmer).
– LOCUS D1S80: (El proceso de amplificación se realizó siguiendo el protocolo de la compañia Perkin-Elmer. La detección de los productos de amplificación se realizó mediante electroforesis en gel de poliacrilamida y posterior tinción con nitrato de plata).
– LOCI LDLR, GYPA, HBGG, D7S8 y GC: El proceso de amplificación así como la detección de los productos de amplificación mediante “dot- blot” se realizó utilizando el AmpliType PM PCR Amplification and Typing Kit (Perkin-Elmer).
– LOCIHumTHOl, HumTPOX, HumCSFIPO, HumVwA, HumF13AOl y HumF13B: El proceso de amplificación se realizó utilizando el GenePrint STR System (Promega Corporation). La detección de los productos de amplificación se realizó mediante electroforesis desnaturalizante en gel de poliacrilamida y posterior tinción con nitrato de plata.

2.- ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN LOS RESTOS DE SANGRE
2.1.- Muestras analizadas
Muestra N° 1A: Tres manchas de sangre presentes en distintas zonas de un colchón denominadas como:
– muestra N° 1A-l
– muestra N° 1A-2
– muestra N° 1A-3
Muestra N°1B: Mancha de sangre presente en un papel higiénico (según informe BCHQ-345/93, 346/93 y 347/93 de fecha 1 de Abril de 1993)
Muestra N°2: Muestra de sangre extraída a Neusa Martíns Días (madre biológica de Antonio, Joaquín Mauricio, Roberto y Enrique Anglés Martíns).
Muestra N°3: Muestra indubitada de sangre de Miguel Ricart TÁRREGA.
Muestra N°4: Muestra indubitada de sangre de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
Muestra N°5: Muestra indubitada de pelos de Roberto Anglés Martíns.
Muestra N°6: Muestra indubitada de pelos de Enrique Anglés Martíns.
Muestra N°7: Muestra indubitada de pelos de Luis Ribera Gallardo.
2.2.- Extracción de ADN a partir de las muestras N°1A-1, 1A-2, 1A-3 Y 1B.
El ADN fue extraído a partir de estas muestras de forma independiente mediante el método de fenol/cloroformo tras digestión proteolítica con proteinasa K en presencia de SDS y DTI. Los extractos fueron lavados y concentrados mediante ultrafiltración (centricon-100).
En la muestra 1B en la que con anterioridad se había realizado una extracción de ADN que resulto negativa en el proceso de amplificación génica, se procedió a una nueva extracción de la mancha sobrante según el protocolo resumido en el párrafo anterior.
2.3.- Control de calidad de los extractos de ADN obtenidos a partir de las muestras N°1A-1, 1A-2, 1A-3 Y 1B.
En todos los casos se comprobó la existencia de ADN en los extractos obtenidos mediante electroforesis submarina en gel de agarosa y tinción con bromuro de etidio.
Se procedió a la cuantificación de ADN humano mediante técnica de hibridación (“slot-blot”) utilizando la sonda D17Zl marcada con biotina y siguiendo el protocolo del sistema “QUANTIBLOT” (PERKIN-ELMER) con detección quemiluminiscente. Los resultados obtenidos fueron los siguientes:
– Muestra N°lA-l: 0.2 pg/ul
– Muestra N°lA-2: 0.2 pg/ul
– Muestra N°lA-3: 1 pg/ul
– Muestra N° lB: 50 pg/ul
2.4.- Análisis de polimorfismos del ADN mediante técnicas de amplificación génica:
A continuación se describen los polimorfismos de ADN, las técnicas empleadas y los resultados obtenidos:
– LOCUS HLA-DQA1: El proceso de amplificación así como la detección de los productos de amplificación mediante “dot-blot” se realizó utilizando el AmpliType HLA-DQalfa PCR Amplification and Typing Kit (Perkin- Elmer).
– LOCUS D1S80: (El proceso de amplificación se realizó siguiendo el protocolo de la compañía Perkin-Elmer. La detección de los productos de amplificación se realizó mediante electroforesis en gel de poliacrilamida y posterior tinción con nitrato de plata).
– LOCI LDLR, GYPA, HBGG, D7S8 y GC: El proceso de amplificación así como la detección de los productos de amplificación mediante “dot- blot” se realizó utilizando el AmpliType PM PCR Amplification and Typing Kit (Perkin-Elmer).
– LOCI HumTH01, HumVwA, HumF13A01: El proceso de amplificación se realizó utilizando el GenePrint STR System (Promega Corporation). La detección de los productos de amplificación se realizó mediante electroforesis desnaturalizante en gel de poliacrilamida y posterior tinción con nitrato de plata.

3. ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN MUESTRAS DE PELOS
3.1.- Muestras analizadas
Muestra N°1C: Una muestra de 165 pelos de los entregados por la Sección de Criminalística que habían sido encontrados en un vehículo marca Seat Ronda y en un vehículo marca Opel-Corsa.
Muestra N°1D: Una muestra de 29 pelos encontrada en las ropas de los cadáveres. y remitida a este Instituto por el Dr. Frontela.
Muestra N°2: Muestra de sangre extraída a Neusa Martíns Días (madre biológica de Antonio, Joaquín Mauricio, Roberto y Enrique Anglés Martíns).
Muestra N°3: Muestra indubitada de sangre de Miguel Ricart Tárrega.
Muestra N°4: Muestra indubitada de sangre de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
Muestra N°5: Muestra indubitada de pelos de Roberto Anglés Martíns.
Muestra N°6: Muestra indubitada de pelos de Enrique Anglés Martíns.
Muestra N°7: Muestra indubitada de pelos de Luis Ribera Gallardo.
3.2.- Extracción de ADN a partir de las muestras N°1C y N° 1D.
El ADN fue extraído a partir de cada uno de los pelos de forma independiente mediante el método de fenol/cloroformo tras digestión proteolítica con proteinasa K en presencia de SDS y DTT. Los extractos fueron lavados y concentrados mediante ultrafiltración (centricon-l00).
3.3.- Control de calidad de los extractos de ADN obtenidos a partir de las muestras N°1C y 1D.
Se procedió a la determinación de ADN humano mediante técnica de hibridación (“slot-blot”) utilizando la sonda D17Z1 marcada con biotina y siguiendo el protocolo del sistema “QUANTIBLOT” (PERKIN-ELMER) con detección quemiluminiscente.
Todos los pelos de la muestra N°1D fueron negativos (limite de sensibilidad de la técnica: 10 pg/ul).
La mayoría de los pelos que componían la muestra 1C fueron también negativos, obteniéndose cantidades limites de ADN en las siguientes muestras de pelos:
– Muestra N°1C Pelo M12.l2 (Seat Ronda): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo M12.24 (Seat Ronda): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo M13.2 (Seat Ronda): 110-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo C5.15 (Opel Corsa): 330 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo C7.3,4 (Opel Corsa): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo C8.5 (Opel Corsa): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo l.S.2 (Opel Corsa): 110-20 pg/ul
3.4.- Análisis de polimorfismos del ADN mediante técnicas de amplificación génica:
A continuación se describen los polimorfismos de ADN, las técnicas empleadas y los resultados obtenidos:
– LOCI LDLR, GYPA, HBGG, D7S8 y GC: El proceso de amplificación así como la detección de los productos de amplificación mediante” dot- blot” se realizó utilizando el AmpliType PM PCR Amplification and Typing Kit (Perkin-Elmer).
– LOCI HumTHOl, HumTpox, HumCsfipo, HumVwA,: El proceso de amplificación se realizó utilizando el GenePrint STR System (Promega Corporation). La detección de los productos de amplificación se realizó mediante electroforesis desnaturalizante en gel de poliacrilamida y posterior tinción con nitrato de plata.

(—) Muestras en que se obtienen resultados negativos o estos no significantes (en el caso del sistema Polymarker por que el resultado de sensibilidad es negativo)

CONCLUSIONES DERIVADAS DEL ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN A PARTIR DE RESTOS DE SEMEN:
Los resultados obtenidos en el análisis de polimorfismos de ADN mediante técnica de PCR a partir de los restos de semen detectados en una funda de un colchón permiten establecer las siguientes conclusiones:
1.- El perfil del ADN espermático obtenido (sistemas: HLA-DQA1, LDLR, GYPA, HBGG, D7S8, GC, HUMTHO1, HUMTPOX, HUMCSFIPO, HUMVWA, HUMF13Al y D1S80) es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas de los cinco sospechosos (ver tabla 1). Por tanto, concluimos que el esperma detectado no puede provenir ni de Joaquín Mauricio Anglés Martíns, ni de Roberto Anglés Martíns, ni de Enrique Anglés Martíns, ni de Miguel Ricart Tárrega, ni de Luis Ribera Gallardo.
2.- Por otro lado, se confirma en el perfil de ADN espermático obtenido mediante PCR (tal y como ya se había comprobado para los sistemas MS1, MS31, MS43a, MS8 y YNH24 analizados mediante hibridación con sindas uni-locus en nuestro informe de fecha 21/9/1993) la herencia de un alelo de de Dª. Neusa Martíns Días, madre biológica de Antonio Anglés. La probabilidad de maternidad obtenida (en el análisis conjunto de sistemas VNTR detectados con sondas uni-locus y de los sistemas analizados en el presente informe mediante PCR) es del 99,998% valor que se encuentra dentro del rango considerado por K. Hummel y col. como “maternidad prácticamente probada”.
Por tanto concluimos que el esperma detectado en la funda de un colchón proviene de un varón cuya madre biológica es Dª Neusa Martíns Días, pero que dicho varón no puede ser ni Joaquín Mauricio Anglés Martíns, ni Roberto Anglés Martíns, ni Enrique Anglés Martíns, también hijos biológicos de Dª. Neusa Martíns Días.
CONCLUSIONES DERIVADAS DEL ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN A PARTIR DE RESTOS DE SANGRE
1.- El perfil del ADN (sistemas: HLA-DQAl, LDLR, GYPA, HBGG, D7S8, GC, HUMTHOl, HUMVWA, HUMF13A1 y D1S80) obtenido a partir de los restos presentes en las muestras N°1A-1 y N°1A-2 es compatible con que en dichas muestras exista una mezcla de restos sanguíneos de el individuo del que procede la mancha de semen detectada en la muestra N°1, de Enrique Anglés y de Roberto Anglés no pudiéndose descartar la presencia en dichas muestras de restos sanguíneos de Joaquín Mauricio Anglés (ver tabla N°2 para comparar la compatibilidad de la mezcla de alelos detectada en estas muestras con respecto a los resultados obtenidos a partir de las muestras indubitadas). Sin embargo no podemos tampoco descartar la existencia en dichas muestras de restos sanguíneos de Miguel Ricart (a pesar de que dicho individuo presente el alelo 1.2 para el sistema HLA-DQA1, ya que debido a la técnica de detección empleada en dicho sistema el alelo 1.2 quedaría enmascarado en mezcla con los alelos 1.1 y 4) de tal forma que el perfil del ADN obtenido a partir de los restos de sangre presentes en las muestras N°1A-1 y N°1A-2 seria también compatible con que en dichas muestras exista una mezcla de restos sanguíneos de el individuo del que procede la mancha de semen detectada en la muestra N° 1, de Enrique Anglés y de Miguel Ricart.
2.- El Perfil del ADN (sistemas: HLA-DQAl, LDLR, GYPA, HBGG, D7S8, GC, HUMTHOl, HUMVWA, HUMF13A1 y D1S80) obtenido a partir de los restos de sangre presentes en la muestra N°1A-3 coincide con el perfil genético obtenido a partir de una muestra biológica indubitada de Roberto Anglés y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población Española a un individuo que presente el mismo perfil genético que Roberto Anglés (que es a su vez el perfil genético detectado en la muestra N°1A-3) es aproximadamente del 0.000002 %
3.- El perfil del ADN (sistemas: HLA-DQA1, LDLR, GYPA, HBGG, D7S8, GC, HUMTHO1, HUMF13A1 y D1S80) obtenido a partir de los restos de sangre presentes en la muestra N° 1B (mancha de sangre ,en un papel higiénico) coincide con el perfil genético del individuo del que proviene el ADN espermático obtenido a partir de los restos de semen presentes en la funda de un colchón y es distinto, del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
CONCLUSIONES DERIVADAS DEL ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN A PARTIR DE MUESTRAS DE PELOS
1.- En la extracción de ADN a partir de las raíces de 29 muestras de pelos remitidas por el Dr. Frontela no se han obtenido cantidades detectables de ADN humano y por tanto no ha sido posible el análisis de polimorfismos nucleares del ADN en dichas muestras.
2.- En la extracción de ADN a partir de 165 muestras de pelos recogidas en dos automóviles (Seat-Ronda y Opel Corsa) sólo se han detectado cantidades limites de ADN humano en 7 pelos a partir de los cuales se ha realizado un estudio de polimorfismos nucleares del ADN con el fin de comparar el perfil genético de dichas muestras con el perfil genético obtenido a partir de muestras biológicas indubitadas de los sospechosos. Las conclusiones de dicho análisis son las siguientes:
2.1.- El perfil genético de la muestra 1C pelo M12.24 (sistemas HUMTH01 y HUMTPOX, únicos sistemas de los estudiados en los que se han obtenido resultados)
coincide con el perfil genético obtenido a partir de una muestra biológica indubitada de Miguel Ricart y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población española a un individuo que presente el mismo perfil genético que el detectado en esta muestra (que es a su vez coincidente con el perfil genético de Miguel Ricart) es aproximadamente del 0.65%
2.2.- El perfil genético de la muestra 1C pelo M13.2 (sistemas HUMTH01 y HUMTPOX, HUMCSF1PO y HUMVWA únicos sistemas de los estudiados en los que se han obtenido resultados) coincide con el perfil genético obtenido a partir de, una muestra biológica indubitada de Roberto Anglés y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población española a un individuo que presente el mismo perfil genético que el ,detectado en esta muestra (que es a su vez coincidente con el perfil genético de Roberto Anglés) es aproximadamente del 0.015 %
2.3.- El perfil genético de la muestra 1C pelo C5.15 (sistemas HUMTH01 y HUMTPOX, HUMCSFlPO, HUMVWA, LDLR, GYPA, HBGG, D7S8 y GC) coincide con el perfil genético del individuo del que proviene el ADN espermático extraído de la mancha de semen presente en una funda de colchón y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población española a un individuo que presente el mismo perfil genético que el detectado en esta muestra (que es a su vez coincidente con el perfil genético del individuo del que proviene el ADN espermático extraído de la mancha de semen presente en un funda de colchón) es aproximadamente del 0.00007%
2.4.- El perfil genético de las muestras 1C pelos C7.3,4 y C8.5 (sistemas HUMTHO1 y HUMTPOX, HUMCSFlPO y HUMVWA únicos sistemas de los estudiados en los que se han obtenido resultados) coincide con el perfil genético obtenido a partir de una muestra biológica indubitada de Joaquín Mauricio Anglés y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población Española a un individuo que presente el mismo perfil genético que el detectado en esta muestra (que es a su vez coincidente con el perfil genético de Joaquín Mauricio Anglés) es aproximadamente del 0.0012 %
2.5.- El perfil genético de la muestra 1C pelo 1.S.2 (sistemas HUMTHO1 y HUMTPOX, HUMCSF1PO y HUMYWX únicos sistemas de los estudiados en los que se han obtenido resultados) es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas de cada uno de los sospechosos.
NOTA DE CUSTODIA.-
Las muestras sobrantes tras la realización de este estudio (trozos de la funda de un colchón, raíces de algunos pelos, extractos de ADN, hemolizados,…) permanecerán almacenados en congelación (-80 ºC) durante un periodo de año y medio a partir de la fecha de emisión del presente informe, por si consideran necesario algún análisis ampliatorio. Transcurrido dicho plazo se procederá a la destrucción de las muestras si no manifiestan lo contrario.
Madrid, a 7 de Julio de 1995.
Vº.Bº. EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO.
EL PROFESOR.- EL PROFESOR.- EL PROFESOR.-
(CON POSTERIORIDAD SE REMITIRÁ EL ANÁLISIS MORFOLÓGICO DE LAS MUESTRAS DE PELOS POR LA SECCIÓN DE CRIMINALÍSTICA)
ILMO. SR. JUEZ DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N° 6 DE ALCIRA.

FOLIOS 3113 -3114
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA
Fecha: 13 Julio 1995
N/Ref.: BCHQ-345/93 BCHQ-346/93 BCHQ-347/93 S/Ref.: SUMARIO 1/93
ILMA. SRA. MAGISTRADA-JUEZ JUZGADO INSTRUCCIÓN N° 6 ALCIRA-(VALENCIA) Acuso recibo de su fax de 6 de Julio, en virtud de Sumario n° 1/93-A.
En relación con el mismo, debo comunicarle que en el día de la fecha son remitidos al D. Frontela, Facultad de Medicina de Sevilla, las muestras consistentes en sesenta y seis (66) portas con los pelos hallados en los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra, según lo ordenado por V.I. en su fax de 6 de Julio del corriente.
Madrid, 13 de Julio de 1995
EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO
ILMA. SRA. MAGISTRADA-JUEZ DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N° 6 DE ALCIRA.-
Muestras remitidas al Dr. Frontela en virtud del faz :recibido en este Instituto el día seis de Julio de 1995 del Juzgado de Instrucción nº 6 de Alcira:
Cadáver Nº 1: Ref. 345/93
– Muestra nº 1: Cabeza 5 portas
– Muestra nº 2: Obtenidos en sostén 7 portas
– Muestra nº 3: Obtenidos en jersey 12 portas
– Muestra nº 4: Obtenidos en el resto de la ropa 6 portas
– Muestra nº 5: Prendido en la ligadura 1 porta
– Muestra nº 6: Obtenidos de las botas 4 portas
Cadáver Nº 2: Ref. 346/93
– Muestra nº 1: Cabeza 3 portas
– Muestra nº 2: Obtenidos en resto de las ropas 2 portas
– Muestra nº 3: Obtenidos de la cazadora 2 portas
– Muestra nº 4: Obtenidos de las botas 2 portas
– Muestra nº 5: Obtenidos del sostén 2 portas
– Muestra nº 6: Obtenidos de la braga 3 portas
– Muestra nº 7: Prendido en el cinturón del pantalón 1 porta
Cadáver Nº 3: Ref.347/93
– Muestra nº 1: Obtenidos de la braga roja 2 portas
– Muestra nº 2: Obtenidos del sostén 1 porta
– Muestra nº 3: Obtenidos de la camiseta 4 portas
– Muestra nº 4: Obtenidos del resto de la ropa 6 portas
– Muestra nº 5: Obtenidos de la cabeza 3 portas

FOLIO 3026
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN. TELÉFONO 95.4559839 -FAX 95.4372676-41009- SEVILLA
D. Luis Miguel Romero Villafranca -Abogado
Cirilo Amorós, XX- X- 46004 – Valencia.
Estimado D. Luis:
En el día de hoy hemos recibido del Instituto Nacional de Toxicología, pelos hallados en los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra.
Esperamos instrucciones en orden a si realizamos o no el estudio comparativo de los mismos, en caso positivo el Ayuntamiento de Alcácer, que creo se comprometió a abonar los gastos, o quien corresponda, debe previamente efectuar la correspondiente provisión de fondos, consistente en:
1º.- Abono de los gastos que tuvimos de viaje por la realización de las segundas autopsias 199.673 pesetas, conforme indicamos con fecha 3 de Febrero de 1993 al Ayuntamiento de Alcácer, que como es un gasto particular que realicé debe ser ingresada en la cuenta nº XXXXX del Banco Español de Crédito, entidad XXX, sucursal XXX, D.C. XX de Sevilla.
2º.- 500.000 pesetas como gasto para estudio y cotejo de los pelos, a ingresar en la Universidad de Sevilla, cuenta XXXX de El Monte Caja Huelva y Sevilla, entidad XXX, sucursal XXX a nombre de Instituto Universitario de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Universidad de Sevilla.
Hay que considerar que no cobro honorarios y que ya efectúe muchos gastos con motivo de los análisis y estudio de los tejidos procedentes de los cadáveres, gastos que han sido, hasta ahora abonados por mi, y mi economía no me permite seguir desembolsando dinero.
Atentamente le saluda.
Sevilla, dieciséis de julio de mil novecientos noventa y cinco.
Luis Frontela Carreras
Copia de este escrito se envía al Ilmo. Sr. Juez del Juzgado de Instrucción 6 de Alzira

FOLIO 3142 -3145
MINISTERIO DE JUSTICIA E INTERIOR – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA
Fecha: 7/7/95 N/Ref.: BCHQ-345/93 BCHQ-346/93 BCHQ-347/93- S/Ref.: SUMARIO 1/93
Hoja nº II
3.- Análisis genético comparativo mediante técnicas de PCR de muestras de pelos recogidas de un vehículo marca Opel-Corsa, de un vehículo marca Seat-Ronda (2° envío), de un colchón tipo flex, de un colchón de espuma (2° envío) y de muestras de pelos recogidas de los cadáveres por el Dr. Frontela con muestras biológicas indubitadas de distintos sospechosos.
Para una comprensión mas fácil el presente informe será dividido en tres apartados fundamentales:
– ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN RESTOS DE SEMEN
– ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN RESSTOS DE SANGRE
– ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN MUEESTRAS DE PELOS
A continuación se describen, en cada uno de los apartados antes mencionados, muestras analizadas, los métodos empleados así como los resultados obtenidos y las conclusiones que se derivan de los mismos.
1- ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN RESTOS DE SEMEN
1.1.- Muestras analizadas
Muestra N°1: Extracto de ADN espermático obtenido de los restos de esperma detectados en una funda de colchón, según consta en nuestro informe BCHQ-345/93, 346/93, 347/93 de fecha 21/9/93.
Muestra N°2: Muestra de sangre extraída a Neusa Martíns Días (madre biológica de Antonio, Joaquín Mauricio, Roberto y Enrique Anglés Martíns).
Muestra N°3: Muestra indubitada de sangre de Miguel Ricart Tárrega.
Muestra N°4: Muestra indubitada de sangre de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
Muestra N°5: Muestra indubitada de pelos de Roberto Anglés Martíns.
Muestra N°6: Muestra indubitada de pelos de Enrique Anglés Martíns.
Muestra N°7: Muestra indubitada de pelos de Luis Ribera Gallardo.

3. ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN EN MUESTRAS DE PELOS
3.1.- Muestras analizadas
Muestra N°1C: Una muestra de 165 pelos de los entregados por la Sección de Criminalística que habían sido encontrados en un vehículo marca Seat Ronda y en un vehículo marca Opel-Corsa, de un colchón tipo flex y en un colchón de espuma.
Muestra N°1D: Una muestra de 29 pelos encontrada en las ropas de los cadáveres. y remitida a este Instituto por el Dr. Frontela.
Muestra N°2: Muestra de sangre extraída a Neusa Martíns Días (madre biológica de Antonio, Joaquín Mauricio, Roberto y Enrique Anglés Martíns).
Hoja nº XI
– Muestra N°1C Pelo M12.l2 (Opel Corsa): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo M12.24 (Opel Corsa): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo M13.2 (Opel Corsa): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo C5.15 (Seat Ronda): 30 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo C7.3,4 (Seat Ronda): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo C8.5 (Seat Ronda): 10-20 pg/ul
– Muestra N°1C Pelo l.S.2 (Colchón tipo fflex): 10-20 pg/ul
3.4.- Análisis de polimorfismos del ADN mediante técnicas de amplificación génica:
A continuación se describen los polimorfismos de ADN, las técnicas empleadas y los resultados obtenidos:
– LOCI LDLR, GYPA, HBGG, D7S8 y GC: El proceso de amplificación así como la detección de los productos de amplificación mediante” dot- blot” se realizó utilizando el AmpliType PM PCR Amplification and Typing Kit (Perkin-Elmer).
– LOCI HumTHOl, HumTpox, HumCsfipo, HumVwA,: El proceso de amplificación se realizó utilizando el GenePrint STR System (Promega Corporation). La detección de los productos de amplificación se realizó mediante electroforesis desnaturalizante en gel de poliacrilamida y posterior tinción con nitrato de plata.
Hoja nº XVI
CONCLUSIONES DERIVADAS DEL ANÁLISIS DE POLIMORFISMOS DE ADN A PARTIR DE MUESTRAS DE PELOS
1.- En la extracción de ADN a partir de las raíces de 29 muestras de pelos remitidas por el Dr. Frontela no se han obtenido cantidades detectables de ADN humano y por tanto no ha sido posible el análisis de polimorfismos nucleares del ADN en dichas muestras.
2.- En la extracción de ADN a partir de 165 muestras de pelos recogidas en dos automóviles (Seat-Ronda y Opel Corsa) y sobre dos colchones, sólo se han detectado cantidades limites de ADN humano en 7 pelos a partir de los cuales se ha realizado un estudio de polimorfismos nucleares del ADN con el fin de comparar el perfil genético de dichas muestras con el perfil genético obtenido a partir de muestras biológicas indubitadas de los sospechosos. Las conclusiones de dicho análisis son las siguientes:
2.1.- El perfil genético de la muestra 1C pelo M12.24 (sistemas HUMTH01 y HUMTPOX, únicos sistemas de los estudiados en los que se han obtenido resultados) coincide con el perfil genético obtenido a partir de una muestra biológica indubitada de Miguel Ricart y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población española a un individuo que presente el mismo perfil genético que el detectado en esta muestra (que es a su vez coincidente con el perfil genético de Miguel Ricart) es aproximadamente del 0.65%
2.2.- El perfil genético de la muestra 1C pelo M13.2 (sistemas HUMTH01 y HUMTPOX, HUMCSF1PO y HUMVWA únicos sistemas de los estudiados en los que se han obtenido resultados) coincide con el perfil genético obtenido a partir de, una muestra biológica indubitada de Roberto Anglés y es distinto del obtenido a partir de las muestras indubitadas del resto de los sospechosos.
La probabilidad de encontrar al azar en la población española a un individuo que presente el mismo perfil genético que el ,detectado en esta muestra (que es a su vez coincidente con el perfil genético de Roberto Anglés) es aproximadamente del 0.015 %

FOLIO 3206
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN SEIS ALZIRA- PLAZA SUFRAGIO 9-4 ALZIRA A DOCTOR LUIS FRONTELA CARRERAS – CÁTEDRA DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES DE SEVILLA- AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN 4 SEVILLA 41009.SEVILLA
TEXTO
ACORDADO EN SUMARIO 1/93-A, por delitos de asesinatos y otros contra MIGUEL RICART TÁRREGA y ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS, dirijo a V.D, el presente con objeto REQUERIRLE para que en plazo de como máximo HASTA EL QUINCE DE DICIEMBRE DEL PRESENTE, remita informe pendiente sobre el procedimiento, y en virtud de su comunicación en el sentido de que se prevé que se ultime la pericia a mediados del referido mes, QUERIENDO HACERLE NUEVAMENTE HINCAPIÉ EN (QUE LA CONCLUSIÓN DEL PROCEDIMIENTO PENDE ÚNICAMENTE DE DICHO INFORME, existiendo premura de tiempo por la situación de prisión preventiva en que se halla uno de los procesados, por lo que se LE SOLICITA Y
REQUIERE ENCARECIDAMENTE remita dicho informe como máximo hasta el 15-12-95.
En Alzira, a 2 de noviembre de l. 995.
EL JUEZ INSTRUCTOR

FOLIO 3339
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES
AVDA. SÁNCHEZ PIZJUAN, 4 – 41009 SEVILLA
Adjunto remito a Vuestra Ilustrísima informe del cotejo de pelos dubitados, hallados en la ropa y en los cadáveres de las víctimas, con pelos de sospechosos y de los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra,
Al haber dispuesto de pelos más numerosos, para su cotejo, los datos aportados son más precisos que los anteriormente reseñados y, la realización de más estudios ha permitido la agrupación de los pelos, así como catalogar como pertenecientes a algunas víctimas los que se etiquetaban de sujetos desconocidos.
En realidad, la repetición de hallazgos y de características permite, esencialmente, identificar, al menos, pelos de tres personas: Miguel Ricart Tárrega de los denominados sujetos D y F, que no corresponden con pelos de sospechosos que nos han sido enviados. Además hay otros tres pelos aislados, no catalogados.
Aunque está en curso la realización de queratinas, se puede dar por terminado el informe, dado que estimamos que no aportarán datos definitorios.
Sevilla, quince de Diciembre de mil novecientos noventa y cinco.
El catedrático-director
Fdo: Luis Frontela Carreras
Ilmo. Sr. Juez de Instrucción del Juzgado de Instrucción nº SEIS de Alzira (Valencia)
FOLIOS 3340 – 3426
INFORME PERICIAL
REALIZADO POR:
D. LUIS FRONTELA CARRERAS- CATEDRÁTICO DE MEDICINA LEGAL.
D. LUIS ANTONIO MONTES PALMA- PROFESOR ASOCIADO
SOLICITADO POR EL ILMO. SR. JUEZ DE INSTRUCCIÓN DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº SEIS DE ALZIRA (VALENCIA)
RELATIVO A ESTUDIO DE LOS PELOS HALLADOS EN LOS CADÁVERES DE ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ, DESIRÉE HERNÁNDEZ FOLCH, MIRIAM GARCÍA IBORRA y sus ropas y su cotejo con los pelos de varios sospechosos.
S/Ref. Sumario 1/93 N/Ref. 1985-6-7 (2) Fecha: 15 de Diciembre de 1995
Luis Frontela Carreras, Catedrático de Medicina Legal, Director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la Universidad de Sevilla y D. Luis Antonio Montes Palma, Profesor Asociado de dicha Cátedra e Instituto, INFORMAN:
Que en virtud de lo acordado en Sumario l/93-A del Juzgado de Instrucción de Alcira, procedieron a realizar el estudio de los pelos hallados en los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra y sus ropas y su cotejo con los pelos de varios sospechosos.
MUESTRAS ESTUDIADAS
l. – Cabellos y pelos del pubis de los cadáveres de Antonia Gómez Rodríguez, Desirée Hernández Folch y Miriam García Iborra que nos fueron remitidos por el Instituto Nacional de Toxicología, acompañados de oficio de fecha 18 de Abril de 1995. 2.- Pelos del pubis y cabellos de Enrique Anglés Martíns, Miguel Ricart Tárrega, Luis Rivera Gallardo y Roberto Anglés Martíns, que nos fueron enviados por el Instituto Nacional de Toxicología, junto con los anteriormente mencionados.
3. – Pelos que habíamos tomado del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez obtenidos del sostén, jersey, del resto de la ropa, prendido en la ligadura y de las botas.
– Pelos hallados en ropas del cadáver de Desirée Hernández Folch, su cazadora, botas, sostén, braga y prendidos en el cinturón del pantalón.
– Pelos hallados en la braga roja, sostén, camiseta y resto de la ropa, del cadáver de Miriam García Iborra.
ESTUDIOS EFECTUADOS
Si bien la metódica de estudio proyectada era realizar estudios macroscópico, microscópico e investigación de DNA o ADN, estos últimos estudios no se pueden realizar porque los pelos que nos han sido devueltos del Instituto Nacional de Toxicología, que en su día les habíamos remitido hallados en los cadáveres, de interés para cotejar, nos han sido entregados sin bulbo, que es precisamente la parte del pelo en la cual se investiga el DNA, el cual, al parecer, ya había sido estudiado por el Instituto Nacional de Toxicología, con carácter negativo. Ante este contratiempo, totalmente ajeno a nuestra intervención, sino inherente a estudios previamente realizados en los pelos y con el fin de lograr la más certera identificación posible, cabría el estudio del denominado DNA mitocondrial y el estudio de las queratinas.
El estudio de las queratinas arroja una validez identificativa imprevisible, dado que depende del tipo de queratina que exista en el pelo y su frecuencia en la población; por ello, y con objeto de lograr el mejor servicio a la Justicia, hipotéticamente, dado que por falta de bulbo no se puede estudiar el DNA cromosómico, entre la elección de la realización del DNA mitocondrial y el estudio de las queratinas, en orden de preferencia intentamos la posibilidad del estudio del DNA mitocondrial, dado que, al ser ambas técnicas destructivas del pelo, hay que elegir entre una y otra. La realización de DNA mitocondrial es una técnica novedosa que en el presente año se está comenzando a realizar, aún no estandarizada como técnica de rutina y cuyo máximo dominio de ejecución poseen el F.B.I. y en Europa, una unidad de análisis mitocondrial de Birminghan. Por razones de mutua colaboración nos pusimos en contacto con estas unidades en orden a lograr la mayor eficacia en el análisis, mientras iniciábamos los diversos estudios en los pelos, a fin de no perder tiempo.
Después de diversos intercambios de opiniones entre el servicio de Birminghan y nosotros, con fecha 6 de Diciembre de 1995, quedan patentes las limitaciones de esta técnica, debido a que aún debe desarrollarse más en el futuro. Estas limitaciones son: no ser tan discriminatorias como las técnicas de DNA cromosómicas, aunque proporcionan más información que la determinación del DHL DQA1 y, lo más grave, hoy por hoy, y aun siendo efectuada la técnica por los mejores expertos mundiales y con los mayores avances, no es posible predecir si se pueden obtener o no resultados. Además de lo incierto de poder llegar a conclusiones, se unen los costes estimados por el análisis de esta técnica de un solo pelo, que son aproximadamente de un millón de pesetas, y ello, como decíamos, sin asegurar que pueda tener éxito la investigación.
Ante lo inseguro de obtener resultados del DNA mitocondrial en el estudio de un pelo, aún colaborando en dicho estudio los mejores expertos mundiales, debido al riesgo de perder las muestras, decidimos la realización del estudio de queratinas, del cual se informará de poder llegar a resultados concluyentes, aunque los resultados
obtenidos, objeto de este informe, se pueden dar por definitivos, considerado que este estudio complementario, de llegar a resultados influiría en valoración de frecuencias y no de identificación.
RESULTADOS OBTENIDOS
I. Pelos de sospechosos.
1.- Pelos de pubis de Enrique Anglés Martíns (figuras 1 a 7).
Tienen longitudes que oscilan entre 6 y 7.5 centímetros. El color del pelo varia de castaño oscuro-negruzco, de tonos 4/5 a castaño claro de tonos 3/5 hasta 1/5, según tramo y pelo; llamando la atención que son pelos de pubis relativamente claros.
Presentan la punta en cola de ratón, en unos, con extremo redondeado y otros desflecado, de diámetros medios 15.6 micras. La mayoría de los pelos estudiados no tienen médula, alguno tiene una tenue médula continua o fragmentada en algunos tramos y son amedulares en otros.
Los tercios distales tienen diámetros muy variables, las partes más estrechas miden de 15 a 39 micras, las partes medias entre 39 y 78 micras. La mayor parte del trayecto mide entre 137 y 188 micras en unos pelos y entre 65 y 130 micras en otros pelos.
Los tercios medios miden entre 110 y 182 micras y los tercios proximales entre 83 y 187 micras.
2.- Cabellos de Enrique Anglés Martíns (figuras 8 a 13).
Sus longitudes oscilan entre 3,8 y 4,3 centímetros. Color castaño negruzco de tonos medios 3/ a 3,5/5.
Las puntas, en unos pelos, son en bisel, de superficie regular y bordes redondeados o convexos muy redondeados, de diámetros comprendidos entre 85 y 130 micras. La mayoría de los pelos estudiados no tienen médula, alguno tiene médula granular en algunos escasos tramos.
Los diámetros de los tercios distales oscilan entre 93 y 128 micras, los tercios medios entre 91 y 143 micras y los tercios proximales entre 88 y 140 micras. No presentan irregularidades o puntos peculiares.
3.- Cabellos de Miguel Ricart Tárrega (figuras 14 a 22).
Longitudes que oscilan entre 7 y 10,5 centímetros. Colores entre castaño de tonos medios y castaños tostados.
Las puntas son convexas, la mayoría muy redondeadas, otras ligeramente irregulares, con diámetro de punta que oscilan entre 83 y 119 micras. El tercio distal del tallo presenta médula granular o fragmentada o carecen de médula, sus diámetros oscilan entre 83 y 125 micras aunque en un pelo se ha observado un adelgazamiento a cuyo nivel el diámetro es de 60 micras, color castaño claro de tonos 2/5, o castaños tostados de 2.5-3/5. Los tercios medios tienen médula fragmentada y alguno carece de médula a ese nivel, son de color castaño, de tonos claros a medios, pasando de 2.5/5 a 1.5/5; algún tramo de algún pelo es 3/5.
Los diámetros del tercio proximal oscilan entre 72 y 138 micras, unos pelos son amedulares y otros presentan médula fragmentada; color castaño de tonos medios, algunos de color castaño tostado, los tonos oscilan entre 1.5/5 y 3/5.
Los índices medulares más frecuentes están comprendidos en 0.09 y 0.17. Sin irregularidades dignas de mención.
4.- Pelos de pubis de Miguel Ricart Tárrega (figuras 23 a 31).
Las longitudes de los pelos oscilan entre 5 y 11 centímetros, con 3 a 5 curvas; de color castaño claro.
Las puntas son bífidas o presentando tripcotilosis, con un diámetro medio de aproximado de 65 micras. Los más abundantes son de color castaño claro o muy claros.
En el tercio distal los diámetros oscilan entre 78 y 187 micras debido a las torsiones, adelgazamientos y ensanchamientos que presentan, amedulares a ese nivel, de color castaño claro de tonos 2/5 a 2.5/5.
Los tercios medio o son amedulares o presentan tenue médula continua, con diámetros que oscilan entre 96 y 187 micras y color castaño claro de tono 2/5.
Los tercios proximales son amedulares, con diámetros que oscilan entre 83 y 169 micras, de color castaño muy claro, o claro, de tonos l/5 los más frecuentes y en menos proporción 2/5.
5.- Cabellos de Luis Rivera Gallardo (figuras 32 a 37).
Tienen longitudes que oscilan entre 6 y 10 centímetros, son de color castaño, poco curvados. Las puntas son convexas o de sección transversal, bordes agudos o ligeramente redondeados, cuyos diámetros oscilan entre 62 y 73 micras. Color castaño claro. En el tercio distal son amedulares, con diámetros que oscilan entre 57 y 84
micras, de color castaño claro, de tonos 1.5/5 a 2/5. Los tercios medios son amedulares, con diámetros que oscilan entre 57 y 89 micras y tonos comprendidos entre l/5 y 2/5.
Los tercios proximales son amedulares, de color castaño, de tonos que oscilan de 1/5 a 2/5 y diámetros comprendidos entre 54 y 86 micras.
6.- Pelos de pubis de Luis Rivera Gallardo (figuras 38 a 43).
Las longitudes oscilan entre 5.5 y 6 centímetros, son de color castaño oscuro y aproximadamente tienen tres curvas, las puntas son en cola de ratón, extremo convexo, superficie ligeramente desflecada o bordes muy redondeados, y alguna otra convexa regular, sus diámetros oscilan entre 10 y 78 micras.
Los tercios distales son amedulares, sus diámetros oscilan entre 33 y 175 micras en virtud de las irregularidades en cuanto variación de anchura que presentan, de color castaño de tonos medios claros 3/5 a 2.5/5; en algunas áreas torsiones y en otras zonas estrechamiento s a cuyo nivel se oscurece el pelo pasand0 a tonos 4/5.
Los tercios medios no tienen médula, sus diámetros oscilan entre 85 y 187 micras, de colores castaños de tonos medios a claros, 2.5/5 2/5. Aunque en zonas de estrechamiento s el tono se oscurece puntualmente a 4/5.
Los tercios proximales no tienen médulas y sus diámetros oscilan entre 83 y 182 micras, de colores castaños claros 1.5/5 a 2/5 que en las partes más estrechas se oscurecen a 3/5.
7.- Pelos de pubis de Roberto Anglés Martíns (figuras 44 a 50).
Longitudes que oscilan entre 6 y 7 centímetros, de color castaño de tonos medios, de dos a tres curvas. Las puntas son en “cola de ratón”, extremo convexo, superficie regular y bordes muy redondeados, algunos transversos de superficie irregular y bordes agudos, midiendo de 26 a 39 micras. Los tercios distales son amedulares, excepto algún estrechamiento de 26 a 39 micras, los diámetros más habituales oscilan entre 67 y 208 micras, de color castaño de tonos medios 2/5 a 3/5; son más oscuros en las zonas estrechas. Los tercios medios son amedulares, sus diámetros oscilan entre 106 y 202 micras aunque algunas zonas estrechas están comprendidas entre 65 y 83 micras; son de color castaño entre claro y tonos medios, 2/5 a 3/5, siendo más oscuros en las zonas más estrechas.
Los tercios proximales son amedulares, de diámetros comprendidos entre 91 y 177 micras, de color castaño claro l/5 a 2/5, sin peculiaridades significativas.
II. Pelos de las víctimas.
Los pelos de las víctimas objeto del presente estudio, son diferentes a los del primer examen, dado que los ahora estudiados son los pelos enviados por el Instituto Nacional de Toxicología como indubitados de las víctimas, y los anteriores no fueron tomados directamente de las cabezas de las víctimas, dado que esas regiones habían sido extirpadas.
8.- Cabellos del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez (figuras 51 a 58).
Longitudes comprendidas entre 12 y 15 centímetros, con aproximadamente dos a tres curvas; algunos pelos, de los primeros estudiados, tienen longitudes comprendidas entre 3.5 a 5.2 centímetros.
Los tercios distales de los tallos miden entre 62 y 104 micras, tienen médula interrupta o fragmentaria, algunos pelos son amedulares; con torsiones o dilataciones con oscurecimiento central, de color castaño de tonos medios 3/5 a 3,5/5 e índice medular 0.18.
Los tercios medios tienen diámetros comprendidos entre 55 y 104 micras, son de color castaño de tonos medios, 2,5/ a 3/5, médula interrupta o pelos amedulares, con torsiones y zonas más estrechas oscuras 4/5.
Los tercios proximales miden de 57 a 109 micras de diámetro, médula fragmentaria, interrupta o pelos amedulares, de colores castaño claros o medios 2,5/5 a 4/5.
Excepcionalmente en dos pelos hay dilataciones y estrechamientos.
9.- Pelos de pubis del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez (figuras 59 a 67).
Las longitudes de los pelos oscilan entre 4 y 5 centímetros, curvos rígidos o curvos con pocas curvas. Puntas en cola de ratón muy redondeadas o de superficie irregular, de diámetros comprendidos entre 10 y 24 micras.
Los tercios distales de los pelos tienen diámetros comprendidos entre 28 y 122 micras, médula continua, interrupta o fragmentaria; en algunos tramos ciertos pelos son amedulares; índices medulares comprendidos entre 0.15 y 0.22, de color castaño de tonos medios 3/5 a 3.5/5.
Los tercios medios de los tallos tienen diámetros comprendidos entre 83 y 133 micras, médulas continuas, en algunos tramos interruptas o fragmentarias, de índices medulares comprendidos entre 0.19 y 0.24, color castaño medio 3/5 a 3.5/5.
Los tercios proximales tienen diámetros medios de 59 micras (excepcionales) y los más frecuentes entre 88 y 150 micras, médulas continuas, algunos pelos son amedulares o con médula fragmentaria, con torsiones, índice medular comprendido 0.17 y 0.20; color castaño de tonos medios 2/5 a 3/5.
10.- Cabellos del cadáver de Desirée Hernández Folch (figuras 68 a 72).
Puntas convexas redondeadas, de color castaño, tonos caobas. Los tercios distales de los tallos tienen diámetros que oscilan entre 65 y 83 micras, son amedulares, de color castaño caoba, aparentemente teñidos, tonos 4/5.
Los tercios medios tienen diámetros comprendidos entre 57 y 89 micras; unos son amedulares y otros con médula fragmentaria, de índice medular de 0.18, color castaño medio, caoba, tonos 3.5/5 a 4/5.
Los tercios proximales tienen diámetros comprendidos entre 67 y 84 micras, son amedulares, algunos presentan dilataciones con oscurecimiento 5/5. Otros médula fragmentaria y está muy deshilachada, de color castaño caoba 3/5 a 4/5 sin bulbo.
11.- Pelos del pubis del cadáver de Desirée Hernández Folch (figuras 73 a 75).
Tiene longitudes comprendidas entre 4.5 y 7.5 centímetros, de color negro y pocas curvas.
Las puntas son en cola de ratón, muy redondeadas; algunas de superficie irregular o desflecadas, diámetros comprendidos entre 10 y 36.5.
Tercios distales del tallo en su inicio miden entre 41 a 50 micras, los diámetros más frecuentes están comprendidos, en el resto del tercio distal, entre 62 y 138 micras. La médula es continua, en algunos tramos fragmentaria y en otros amedular, de índice medular entre 0.18 y 0.22, de color castaño de tonos medios 3/5.
Los tercios medios tienen diámetros comprendidos entre 75 y 156 micras. Médula fragmentaria, interrupta o continua, de índices medulares comprendidos en 0.16 y 0.21, color castaño medios 3/5.
Los tercios proximales miden entre 104 y 169 micras, tienen médula continua, fragmentaria y en algunos tramos amedulares, índice medular comprendido entre 0.15 y 0.28, de color castaño claro 2/5 a 3/5.
12.- Cabellos del cadáver de Miriam García Iborra (figuras 76 a 84).
Longitud de pelos comprendida entre 20 y 29 centímetros, color castaño. Puntas transversales o en cola de ratón, entre 20.8 y 101.4 micras de diámetro.
Los tercios distales tienen diámetros comprendidos entre 70 y 86 micras, médula fragmentaria de índice medular 0.13, color castaño de tonos medios 3/5.
Los tercios medios tienen diámetros comprendidos entre 54 y 101 micras, amedulares o con médula fragmentaria, de índice medular comprendido entre 0.11 y 0.13. De color castaño de tonos medios 2/5 a 3/5.
Los tercios proximales tienen diámetros comprendidos entre 59 y 102 micras, amedulares o médulas fragmentarias, de índice medular 0.11, algunos presentan dilataciones, con médula, son de color castaño claro dorado 2/5 a 3/5.
13.- Pelos del pubis del cadáver de Miriam García Iborra (figuras 85 a 94).
Longitudes comprendidas entre 3.5 a 5.6 centímetros, puntas en cola de ratón y extremos redondeados y algunos desflecada e irregular, miden entre 13 y 28.6 micras.
Los tercios distales de los tallos miden entre 50 y 123 micras, aunque en el inicio algunos llegan a adelgazamientos de 36 micras. La médula es interrupta o continua. En algunos trozos amedulares; los índices medulares de 0.17 a 0.16, color castaño de tonos medios 3/5.
Los tercios medios miden entre 88 y 149 micras, médula continua, interrupta o fragmentaria, de índices medulares comprendidos entre 0.15 y 0.23, de color castaño claro o medios 2.5/5 a 3/5.
Los tercios proximales miden entre 101 a 156 micras, en algunos trozos son amedulares en otros las médulas son continuas o fragmentarias, de índices comprendidos entre 0.14 y 0.19. Color castaño claro a medios 2/5 a 3/5.
III. Pelos dubitados, hallados en las víctimas y/o sus ropas.
El resumen de la descripción de los pelos dubitados se expone en las tablas números I a la XXXIX, junto con las características de los pelos con los que se comparan.
Los datos reseñados corresponden a un resumen de características estudiadas; los estudios se repitieron siete veces para cada pelo y comparándolos conjuntamente, a lo largo de meses, independientemente cada perito y conjuntamente, dando los resultados del cotejo, que se expone a continuación de las tablas, después de mucha reflexión y exhaustivo estudio.
TABLAS…..
COTEJO DE PELOS
1.- Pelos hallados en la ropa del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
1.1. Pelo Antonia, Jersey 1. (Figura 95 a 98)
Es un pelo de pubis que no se corresponde con los de Enrique Anglés Martíns, ni con los de Miguel Ricart Tárrega, ni con los de Luis Rivera Gallardo.
Son pelos del pubis de la propia víctima, Antonia Gómez Rodríguez.
1.2. Pelo Antonia Jersey 2. (Figuras 99 a 104)
Es un pelo de cabeza que no corresponde con ninguno de los de las víctima ni de los sospechosos.
Este pelo pertenece a un sujeto D, cuyos pelos no hemos recibido para su cotejo.
1.3. Pelo Antonia Jersey 3. (Figuras 105 a 107)
Es un pelo de cabeza que no se corresponde con los de Enrique Anglés Martíns ni con los de Miguel Ricart Tárrega, ni con los de Luis Rivera Gallardo; con ninguno de los sospechosos ni con los de las víctimas
Aunque tiene ciertos puntos de coincidencia con los del cadáver de Miriam García Iborra, hay también datos muy discordantes; estimamos que este pelo corresponde al que hemos denominado, sujeto D, que no se determina porque no disponemos de pelos de de esta persona para cotejar.
1.4. Pelo Antonia Jersey 3′.(Figuras 108-111)
Es un pelo de pubis que no se corresponden con los de Miguel Ricart Tárrega, Tienen algunos puntos de coincidencia con los de Enrique Anglés Martíns, aunque también discrepancias.
Podría ser pelo procedente del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
1.5. Pelos Antonia Jersey 4,5 Y 6. (Figuras 112-120)
Son cabellos que presentan similares características, de corresponder a una misma persona, que no es ni las víctimas, ni los sospechosos, cuyos pelos nos remitieron, son pertenecientes a un sujeto que denominamos F.
1.6. Pelo Antonia Jersey 7. (Figuras 121 a 123)
Es un pelo de pubis que no corresponde con los pelos de Enrique Anglés Martíns ni con los de Miguel Ricart Tárrega.
Es un pelo identificado con los del pubis del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
1.7. Pelo Antonia ligadura 1. (Figuras 124 a 126)
No pertenece a Enrique Anglés Martín ni a Miguel Ricart Tárrega.
Este pelo no tiene características correspondientes a las víctimas, verosímilmente puede corresponder a vello, tal como de extremidades, no disponiendo de vellos de extremidades para comparación.
1.8. Pelo Antonia ropa 1.
Es un pelo de cabeza que no corresponde a Enrique Anglés Martíns, ni a Miguel Ricart Tárrega, ni a Luis Rivera Gallardo. Es un pelo que se corresponde con los cabellos del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
1.9. Pelo Antonia ropa 2.
Cabello que se corresponde con cabellos del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
1.10. Pelo Antonia ropa 3. (Figuras 127 a 128)
Cabello que se corresponde con cabellos del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez.
1.11. Pelo Antonia ropa 4. (Figuras 129 a 131)
Cabello que no corresponde con los de las víctimas ni sospechosos enviados, son similares, microscópicamente, a los etiquetados como sujeto D.
2.- Pelos hallados en la ropa del cadáver de Desirée Hernández Folch.
2.1. Pelo Desirée ropa 1.
Es un pelo de cabeza que no corresponde ni a las víctimas ni a Enrique Anglés Martíns, ni a Miguel Ricart Tárrega, ni a Luis Rivera Gallardo. Es pelo de un sujeto desconocido al que denominamos pelo de sujeto J.
2.2. Pelo Desirée ropa 1.
Es un pelo de pubis que no coincide con las características microscópicas de las víctimas, tiene características microscópicas correspondientes a algunos pelos de Miguel Ricart Tárrega.
2.3. Pelo Desirée cinturón pantalón. (Figuras 132 a 133 )
Es un cabello que no se corresponde con los de Enrique Anglés Martíns, ni con los de Miguel Ricart Tárrega, ni con los de Luis Rivera Gallardo, ni con los de las víctimas.
Al no corresponder con los pelos de las víctimas ni con los cotejados de los sospechosos, se trata de pelos de una persona desconocida que denominamos sujeto G.
2.4. Pelo Desirée braga 1. (Figuras 134 a 136)
Es un pelo de pubis que no pertenece a ninguna de las víctimas; su concordancia con puntos característicos de Luis Rivera Gallardo y con Roberto Anglés Martíns es muy escasa, por lo que pudiera ser pelo de pubis de un sujeto desconocido, aunque no es valorable.
2.5. Pelo Desirée braga 2. (Figuras 137 a 138)
Es un fragmento de pelo de pubis que no tiene valor identificativo microscópico dado que no presenta suficientes puntos característicos para su cotejo.
2.6. Pelo Desirée braga 3.
No valorable por insuficientes datos de concordancia de puntos característicos existentes.
2.7. Pelo Desirée sostén 2.
Es un cabello cortado a navaja, que tiene suficientes puntos de coincidencia con los correspondientes a los hallados en el jersey del cadáver de Antonia Gómez Rodríguez, números 4,5 y 6, y etiquetados como pertenecientes a sujeto F.
2.8. Pelo Desirée sostén 1. (Figuras 139 a 143)
Es un cabello que se corresponde con el de la víctima.
2.9. Pelo Desirée cazadora 1.
Este pelo tiene similares características a las del pelo referencia Desirée sostén 1, es decir, corresponde a la víctima.
2.10. Pelo Desirée cazadora 2.
Es un cabello que tiene similares características a los pelos de la víctima.
2.11. Pelo Desirée zapato 1.
Es un fragmento de pelo de pubis que aunque tiene caracteres concordantes con los pelos de pubis de Miguel Ricart Tárrega, no son suficientes como para considerarlo identificado.
2.12. Pelo Desirée zapato 2.
Pelo que, por sus características, pudiera ser compatible con la víctima.
3.- Pelos hallados en la ropa del cadáver de Miriam García Iborra.
3.1. Pelo Miriam braga roja 1. (Figuras 144 a 146)
No corresponde con las características de los pelos estudiados de los sospechosos ni de las víctimas; ahora bien, no tiene suficientes puntos característicos para lograr su eficaz cotejo y mas bien corresponde a un vello o a un pelo de tórax.
3.2. Pelo Miriam braga roja 2. (Figuras 147 a 148)
Pelo de pubis que no corresponde con los de las víctimas, es compatible con corresponder a los pelos de pubis de Miguel Ricart Tárrega.
3.3. Pelo Miriam sostén 1 (Figuras 149 a 150).
Es un pelo de cabeza que no corresponde con los de Enrique Anglés Martíns. Tampoco con los de Miguel Ricart Tárrega, ni con los de Luis Rivera Gallardo, microscópicas similares a los de la víctima.
3.4. Pelo Miriam camiseta 1.
Es un pelo de características similares a los de la víctima.
3.5. Pelo Miriam camiseta 2.
Es un fragmento de pelo de cabeza, compatible con ser de la víctima.
3.6. Pelo Miriam camiseta 3. (Figuras 151 a 153)
Pelo compatible con corresponder a la víctima.
3. 7. Pelo Miriam camiseta 4.
Es un pelo de cabeza no perteneciente a Enrique Anglés Martíns ni a Luis Rivera Gallardo, presenta puntos característicos de posible pertenencia a la víctima.
3.8. Pelo Miriam ropa 1. (Figuras 154 a 157)
Es un fragmento de pelo, no valorable con fines de identificación.
3.9. Pelo Miriam ropa 2.
Es un pelo de pubis que, aunque pudiera corresponde a los del cadáver de Miriam García Iborra, tiene más puntos de correspondencia con los de Miguel Ricart Tárrega.
3.10. Pelo Miriam ropa 3. (Figuras 158 a 160)
Pelo de pubis que, microscópicamente, tiene características concordantes con los pelos de Enrique Anglés Martíns, aunque sin suficientes puntos característicos determinantes para su identificación.
3.11. Pelo Miriam ropa 4.
Pelo de cabeza que no pertenece a Enrique Anglés Martíns, ni a Miguel Ricart Tárrega ni a Luis Rivera Gallardo.
Es un pelo que corresponde con los de la víctima Miriam García Iborra.
3.12. Pelo Miriam ropa 5. (Figuras 161 a 164)
Pelo que pudiera corresponder a los pelos de la víctima.
3.13. Pelo Miriam ropa 6.
Pelo del pubis que puede ser de la víctima.
CONCLUSIONES
Primera.- Por sus características microscópicas se han identificado) además de pelos de pubis y de cabeza de las víctimas) los siguientes pelos) que no pertenecen a ellas:
a) Tres cabellos que denominamos de “Sujeto D”, que no corresponden a los pelos que, nos han sido remitidos de los sospechosos y que fueron hallados en el jersey de Antonia Gómez Rodríguez (pelos jersey 2 y 3) y en la ropa de Antonia (pelo ropa 4).
b) Cuatro cabellos de quien denominamos sujeto F hallados en el jersey de Antonia (pelos jersey 4) 5 y 6) y en el sostén de Desirée Hernández Folch (pelo sostén 2).
c) Tres pelos de pubis de Miguel Ricart Tárrega: Pelos hallados en la ropa de Miriam García Iborra (braga roja 2» en la ropa de Desirée Hernández Folch (ropa 2) y en un zapato de Desirée Hernández Folch (zapato 1).
d) Un pelo de cabeza de sujeto J, hallado en la ropa de Desirée Hernández Folch ( ropa 1).
e) Una cana de cabeza de sujeto G, hallado en la ropa de Desirée Hernández Folch (ropa 1).
f) Un pelo hallado en braga roja de Miriam García Iborra (braga roja 1) que tiene algunos puntos de coincidencia con los de Enrique Anglés Martíns) aunque sin poder ser determinante.
Segunda.- Los pelos hallados pertenecen al menos a las siguientes tres personas distintas a las víctimas:
– Sujeto D: Pelos de cabeza que no corresponde a pelos de cabeza de los sospechosos que nos han sido enviados.
– Sujeto F: Pelos de cabeza que no corresponden a los pelos de los sospechosos que nos han sido enviado.
– Miguel Ricart Tárrega: Pelos de pubis.
Además, hay otros tres pelos no catalogables, porque de Roberto Anglés Martíns no hemos recibido pelos de cabeza y de otros sospechosos no se han recibido suficientes pelos e ignoramos si entre ellos puede haber algunos canosos o albinos.
Tercera.- No fue posible investigar el ADN o DNA, porque los pelos dubitados nos habían sido enviados sin los bulbos) al parecer por intento previo de haber sido investigado el DNA en otro centro.
Cuarta. – Hay que tener en cuenta que el estudio de las características microscópicas y peculiaridades de los pelos no es tan determinante como el estudio del DNA, que no se pudo efectuar por carecer de bulbo los pelos dubitados, y por ello no se pueden aportar datos de probabilidad o frecuencia.
Quinta. – Estos estudios se pueden dar por finalizados, dado que aunque se pueden complementar con los análisis de las queratinas, no aportará más variaciones que orientar hacia la frecuencia o probabilidad estimada.
Y es todo cuanto tienen el honor de manifestar en el presente informe, el cual consta de doscientas nueve folios, y anexo con ciento sesenta y cuatro figuras, mecanografiados a una sola cara, firmados y rubricados en Sevilla, a quince de Diciembre de mil novecientos noventa y cinco.

Fdo. Luis Frontela    Fdo. Luis Montes

 

FOLIOS 3670 -3673
AUDIENCIA PROVINCIAL VALENCIA -SECCIÓN SEGUNDA
SUMARIO 1-93 – Juzgado Inst. Alzira 6.
AUTO
Iltmos. Señores:
Don Francisco Monterde Ferrer, Don Mariano Tomás Benítez y Dña. Carmen Llombart Pérez
En la ciudad de Valencia, a dieciséis de febrero de mil novecientos noventa y seis.
Dada cuenta; y concurriendo los siguientes
RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

2°) De confirmarse lo anterior ,que sea citado a declarar en concepto de imputado MIGUEL NICOLÁS CORTONA, solicitándose la extracción de pelos de su cabeza y pubis para la práctica de la pericial consistente en la comparación del ADN. y características microscópicas y peculiares y de queratinas, en su caso, con el pelo hallado por el Dr. Frontela en el cinturón de Desirée Hernández, de unos 4 cms de longitud y cano, durante la autopsia de su cadáver.
3°) El pelo hallado, de no haber sido devuelto al Juzgado instructor por el Dr. Frontela, deberá serle reclamado, llevándose a cabo los correspondientes estudios y análisis por la Clínica Médico-Forense de Valencia, o por el centro u organismo debidamente capacitado que la misma determine.

 

FOLIO 3685
JUZGADO INSTRUCCIÓN SEIS ALZIRA SUMARIO 1/9 3- A
PROCURADOR CESAR TEROL ROSELL n de MIGUEL RICART TÁRREGA
PROCURADOR DANIEL PRATS GRACIA n de VICENTE HERNÁNDEZ BLASCO y otros
PROCURADOR MARIA LIDON FABREGAT n de ASOCIACIÓN CLARA CAMPOAMOR
PROCURADOR SARA BLANCO LLETI n de INSTITUT VALENCIA DE LA DONA
DILIGENCIA.- En Alzira a veintiuno de febrero de mil novecientos noventa y seis.
La extiendo yo la Secretario para hacer constar que mantenida conversación telefónica con forense adscrito a la Clínica. Médico- Forense de Valencia, se informa a este juzgado que dicho centro carece de los medios necesarios para practicar las diligencias interesadas en auto de revocación del sumario, doy fe.
PROVIDENCIA JUEZ SR. SILLA SANCHÍS.- EN ALZIRA A VEINTIUNO DE FEBRERO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SEIS.
Dada cuenta; a la visto de la anterior diligencia, reclámese del Doctor Frontela el pelo canoso interesado a fin sea remitido al Instituto Nacional de Toxicología de Madrid y líbrese comunicación a dicho organismo, a fin tenga en calidad de depósito el referido pelo a efecto practicar lo análisis que se crean conveniente con posterioridad.
Lo manda y firma S.Sª, doy fe.
DILIGENCIA.- Seguidamente se cumple lo mandado, doy fe.

 

FOLIO 3686
JUZGADO INSTRUCCIÓN SEIS ALZIRA – PLAZA SUFRAGIO 9-4 ALZIRA
A
INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA DE MADRID C/ LUIS CABRERA 9 MADRID 28002
TEXTO
ACORDADO EN SUMARIO 1/93-A, por delitos de asesinatos y otros, dirijo a V. I, el presente con objeto comunicarle que se ha reclamado el Doctor Frontela, la remisión a ese Instituto a la mayor brevedad posible del pelo que él mismo halló en el cinturón de la fallecida Desirée Hernández, de unos 4 cms. de longitud y cano, con objeto, de momento, lo tenga en depósito, hasta que por este Juzgado e ordene las pruebas que se crean convenientes.
En Alzira a 21 de febrero de 1.996.
EL JUEZ INSTRUCTOR

 

FOLIO 3719
INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL FORENSES
DIRECTOR: DR. LUIS FRONTELA CARRERAS
AVDA, SÁNCHEZ PIZJUAN-4 – 41009 . SEVILLA
En cumplimiento a lo dispuesto por V.I. comunico que fue remitido al Instituto Nacional de Toxicología el pelo hallado en el cinturón de la fallecida Desirée Hernández.
Así mismo indico que dichos pelos, en su día ya obraron en poder de dicho Instituto Nacional de Toxicología, donde efectuaron los estudios pertinentes.

Sevilla, veintiséis de Febrero de mil novecientos noventa y seis.
El catedrático-director
Fdo. Luis Frontela Carreras

FOLIO 3740
JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº SEIS ALZIRA
Ilmo. Sr.
En virtud de Sumario 1/93-A, por delitos de asesinatos y otros contra MIGUEL RICART TÁRREGA y ANTONIO ANGLÉS MARTÍNS dirijo a V.I, el presente con objeto y a la vista del informe remitido por la Clínica Médico Forense de Valencia y que POR COPIA SE LE ADJUNTA, se confirmen los extremos consignados en el mismo y en concreto sobre la viabilidad o posibilidad de llevar a cabo las pruebas interesadas por la Audiencia Provincial en su auto de revocación, en concreto: practica de pericial consistente en la comparación del ADN y características microscópicas y peculiares y de queratinas en su caso con el pelo hallado por el Dr. Frontela en el cinturón de Desirée Hernández, de 4cms de longitud y cano, y que ya obra en poder de ese Instituto de Toxicología.
En Alzira a seis de marzo de 1.996.
EL JUEZ INSTRUCTOR
INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA DE MADRID- C/ LUIS CABRERA 9 MADRID 28002

FOLIOS 3800 – 3882
Ministerio de Justicia e Interior – Instituto Nacional de Toxicología
Fecha: 17 Abril 1996 – N/Ref. BCHQ-345/93, BCHQ-346/93 y BCHQ-346/93- S/Ref. Sumario n° 1/93-A
ILMO. SR. JUEZ INSTRUCTOR JUZGADO INSTRUCCIÓN N° 6 ALCIRA.- (VALENCIA)
INFORMES Nº BCHQ-0345/93, BCHQ-0346/93 y BCHQ-0347/93
(CONTINUACIÓN)
Procedente del Juzgado de Instrucción nº 6 de Alcira (Valencia) se han recibido en este Departamento de mi dirección piezas de convicción para su análisis que interesa a dicho Juzgado, en virtud de Sumario nº 1/93, por muerte de: DESIRÉE HERNÁNDEZ FOLCH, MIRIAM GARCÍA IBORRA y ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ.
ANÁLISIS CRIMINALÍSTICO
MUESTRAS REMITIDAS:
Segundo envío (12-2-93):
1-S: 2 pelos hallados en el colchón.
2-S: 1 pelo hallado en el colchón.
18-S: 3 pelos recogidos sobre el colchón.
22-S: 30 pelos recogidos del colchón de espuma y trozo de espuma.
Muestras recogidas del Opel Corsa.
m-1: 1 pelo
m-2: 4 pelos
m-3: 3 pelos
m-4: 4 pelos.
m-5: 5 pelos.
m-6: 44 pelos
m-7: 7 pelos.
m-8: 19 pelos
m-9: 21 pelos
m-10: 11 pelos
m-11: 6 pelos.
m-12: 24 pelos.
m-13: 17 pelos.
m-14: 17 pelos.
m-15: 39 pelos recogidos con aspiradora en el interior.
m-16: 30 pelos recogidos con aspiradora en el interior.
m-17: 46 pelos recogidos con aspiradora en el interior.
m-18: 77 pelos recogidos con aspiradora en el interior.
m-19: 35 pelos recogidos con aspiradora en el interior.
m-20: 14 pelos retenidos en la esponja utilizada como filtro en la aspiradora.
Muestras obtenidas en el Seat Ronda.
C-1: 2 pelos.
C-3: 1 pelo.
C-4: 3 pelos.
C-5: 25 pelos.
C-7: 4 pelos.
C-8: 10 pelos.
C-9: 6 pelos.
C-10: 5 pelos.
C-11: 17 pelos recogido con aspirador.
C-12: 40 pelos recogido con aspirador.
Muestras de las autopsias:
1-C: Cabellos de Antonia Gómez Rodríguez.
1-P: Vellos púbicos de Antonia Gómez Rodríguez.
2-C: Cabellos de Desirée Hernández Folch.
2-P: Vellos púbicos de Desirée Hernández Folch.
3-C: Cabellos de Miriam García Iborra.
3-P: Vellos púbicos de Miriam García Iborra.
Muestras de los detenidos:
Nº 23: Vellos púbicos de Enrique Anglés Martíns.
Nº 24: Cabellos de Enrique Anglés Martíns.
Nº 25: Cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
Nº 26: Vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
Nº 27: Cabellos de Luis Ribera Gallardo.
Nº 28: Vellos púbicos de Luis Ribera Gallardo.
Nº 29: Vellos púbicos de Roberto Anglés Martíns.
Nº 30: Cabellos de Roberto Anglés Martíns.
Sexto envío (2-4-93):
* Sobre etiquetado con el número 27 conteniendo cuatro pelos humanos encontrados en el interior del guante.
* Sobre conteniendo cinco pelos humanos encontrados en tierra procedente de la fosa.
* Sobre conteniendo tres pelos humanos encontrados en el interior del guante etiquetado como Nº 1-A.
Noveno envío (19-11-93):
1-P: Vellos púbicos de Ramón Antonio Losa Raga.
2-P: Vellos púbicos de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
3-P: Vellos púbicos de José Miguel Martínez Cana.
1-C: Cabellos de Ramón Antonio Losa Raga.
2-C: Cabellos de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
3-C: Cabellos de José Miguel Martínez Cana.
Nota: Hay un oficio (10-2-95) solicitando que se remita al Dr. Frontela, a la Facultad de Medicina de Sevilla, una porción de las muestras de cabellos y vellos púbicos del noveno envío; estos pelos se remiten el 12-4-95.
Décimo envío (5-12-94):
M-2: Vellos púbicos de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
M-3:Cabellos de Joaquín Mauricio Anglés Martíns.
Undécimo envío (11-1-95): Muestras remitidas por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Sevilla.
Cadáver Nº 1 (345/93):
M-1: 5 pelos obtenidos de la cabeza.
M-2: 7 pelos obtenidos del sostén.
M-3: 12 pelos obtenidos en el jersey.
M-4: 6 pelos obtenidos en el resto de la ropa.
M-5: 1 pelo prendido en la ligadura.
M-6: 4 pelos obtenidos en las botas.
Cadáver Nº 2 (346/93):
M-1: 3 pelos obtenidos de la cabeza.
M-2: 2 pelos obtenidos del resto de las ropas.
M-3: 2 pelos obtenidos de la cazadora.
M-4: 2 pelos obtenidos de las botas.
M-5: 2 pelos obtenidos del sostén.
M-6: 3 pelos obtenidos de la braga.
M-7: 1 pelo prendido en el cinturón del pantalón.
Cadáver Nº 3 (347/93):
M-1: 2 pelos obtenidos de la braga roja.
M-2: 1 pelo obtenido del sostén.
M-3: 4 pelos obtenidos de la camisa.
M-4: 6 pelos obtenidos del resto de la ropa.
M-5: 3 pelos obtenidos de la cabeza.
Nota: Muestras remitidas al Dr. Frontela en virtud de fax recibido en este Instituto el día 6 de julio de 1995 del juzgado de Instrucción nº 6 de Alzira.
ANÁLISIS SOLICITADO:
Estudio criminalístico de los pelos dubitados remitidos en los diversos envíos y su cotejo con los cabellos y vellos púbicos indubitados de los cadáveres y de los sospechosos con el fin de determinar el origen individual de los mismos.
ANÁLISIS REALIZADO:
Los pelos dubitados son reseñados por un código doble que corresponde al número demuestra, dado cuando fueron recogidas las mismas, y un número de orden, asignado en el laboratorio a cada uno de los indicios que componen cada muestra, esto nos permite tener identificado cada pelo como una evidencia distinta al resto aunque procedan de la misma muestra.
Los pelos indubitados, cuando la muestra es muy amplia, como es el caso de los pelos tomados a los cadáveres en el transcurso de la autopsia, requieren una previa selección macroscópica de los tallos en base al color, forma, longitud y diámetro de los mismos, procurando que sea representativa de la muestra global de los pelos indubitados o lo que es lo mismo, que sea representativa de la variabilidad morfológica existente.
Cada pelo, dubitado o indubitado, es analizado macroscópicamente teniendo en consideración la longitud, grosor, forma y color del tallo a la luz incidente; a continuación cada pelo es montado en medio estéril con
glicerina entre porta y cubre para su estudio al microscopio óptico binocular. Las características investigadas son: forma, longitud, color y diámetro del tallo; forma de las escamas; borde cuticular; distribución y tamaño de los pigmentos; presencia y distribución de los fusi corticales; forma de la punta; estado de la raíz y signos de putrefacción en la misma; presencia, morfología, tipo y diámetro de la médula; y alteraciones físicas, cosméticas o patológicas de la cutícula y el cortex.
En primer lugar se estudian las características morfológicas generales de cada uno de los pelos dubitados para establecer si se trata de pelos de origen animal o humano, y en este caso si son cabellos o vellos, y si es posible determinar la región anatómica de dónde proceden. Una vez realizado el estudio morfológico previo cortamos las raíces de todos los pelos y las remitimos a la Sección de Biología de este Centro para que procedan al estudio del ADN. El cotejo final entre los pelos dubitados e indubitados lo realizamos después de conocer los resultados de la prueba de ADN.
Víctimas:
Los cabellos analizados de Antonia Gómez Rodríguez son lacios, de color negro a la luz incidente, aunque algunos se aclaran progresivamente hacia los extremos dístales, tienen una longitud comprendida entre los 155 y 96 mm.
Los diámetros máximos de los tallos varían entre 105 y 50 micras. Ninguno de los cabellos presenta raíz porque están cortados por el extremo proximal. Los extremos distales también están cortados perpendicularmente al eje. En la mitad de los pelos estudiados se observan fusi corticales a lo largo de todo el tallo, mientras que en la otra mitad no se distinguen fusis; es probable que si los cabellos analizados tuviesen raíz, presentasen fusis a nivel proximal. Dos cabellos no presentan médula, mientras que uno la tiene escasa, y el resto la tienen continua-arrosariada de tipo críptico. Las escamas presentan sus extremos distales levantados; a lo largo de todo el tallo se distinguen bien los gránulos de pigmento, pero hay tallos en los que claramente se aprecia un tono rojizo, probablemente debido a un tinte temporal de tipo vegetal. Los vellos púbicos son de color castaño oscuro, casi negros, a la luz incidente, sin variaciones a lo largo del tallo; a la luz transmitida son de color castaño, aunque no todos los tallos presentan el mismo tono. Todos los vellos analizados tienen raíz, la mayoría en fase anágena, en éstos es evidente la vesícula de putrefacción; algunas raíces se hallan en fase catágena de aspecto escamoso, característico signo de putrefacción. Excepto un pelo que termina en forma desflecada el resto, termina en punta, es decir, en general no tienen alteraciones distales. Los vellos púbicos analizados tienen una longitud comprendida entre los 68 y 31 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 160 y 80 micras. La cuarta parte de los pelos no tienen fusis, mientras que el resto los tienen a nivel de la raíz y hay uno que también los posee a lo largo de todo el tallo. Todos los vellos tienen médula aunque su morfología es variable, entre continua y discontinua; la mayoría son de tipo críptico. No se observan alteraciones patológicas en la cutícula ni en las escamas.
Los cabellos estudiados de Desirée Hernández Floch son lacios, de color negro o castaño oscuro a la luz incidente, se obscurecen progresivamente hacia el extremo distal, aunque no presentan un patrón de color constante. A la luz transmitida del microscopio los pelos tienen color caoba o ámbar, están teñidos con un colorante semipermanente ya que los gránulos de pigmento aún se distinguen. Los cabellos analizados tienen una longitud comprendida entre 118 y 83 mm, teniendo en cuenta que todos están cortados por el extremo proximal, es decir, carecen de raíz. Los extremos distales también están cortados perpendicularmente al eje longitudinal. Sólo distinguimos fusi en un cabello a nivel del cortex proximal. La mitad de los cabellos estudiados no presentan médula, mientras que el resto la presentan continua o arrosariada de tipo críptico. El cortex tiene aspecto fibroso en las regiones que presentan color ámbar; probablemente debido a tratamientos cosméticos. La mayoría de los vellos púbicos son de color castaño oscuro a la luz incidente, aunque también hay algunos de color castaño claro, pero, sin variaciones de color a lo largo del tallo; a la luz transmitida los pelos son de color castaño claro y luminoso. La mayor parte de los vellos tienen raíz rota en fase anágena, debido a los procesos de putrefacción. Todos los vellos terminan en punta. La longitud varía entre 83 y 37 mm. Los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 175 y 140 micras. La tercera parte de los pelos analizados no tienen fusi y el resto los presenta escasos, distribuidos difusamente a lo largo de todo el tallo. Todos los vellos púbicos estudiados tienen médula continua o discontinua de tipo críptico o mixto. No se aprecian alteraciones patológicas ni físicas en la cutícula ni en las escamas.
Los cabellos de Miriam García Iborra son lacios, de color castaño variable con un progresivo aclaramiento hacia las puntas cuando son observados a la luz incidente, mientras que a la luz transmitida se observa una
mayor variabilidad en el color, pero no se aprecian tratamientos cosméticos con el fin de alterarlo. Los cabellos analizados tienen una longitud comprendida entre 312 y 197 mm. Los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 105 y 80 micras. La mayoría de los pelos presentan raíces rotas en fase anágena postmorten, algunas raíces se hallan en fase catágena escamosa postmorten. Los extremos distales están cortados perpendicularmente al eje longitudinal del tallo. Todos los tallos presentan abundantes fusis distribuidos entre los extremos. La médula es arrosariada de tipo críptico, siendo estas características constantes. No se aprecia alteración en el color de los tallos atribuibles a tratamientos cosméticos; sin embargo, las escamas de la cutícula están alteradas, formando barbillas. Los vellos púbicos son, a la luz incidente y transmitida, de color castaño variable; en general, presentan unos tallos muy torsionados que dan a los vellos aspecto crespo. Hay dos pelos que tienen la raíz en fase catágena escamosa y el resto se hallan rotos en fase anágena por efecto de la putrefacción, es decir, no presentan raíz. Los extremos distales de todos los pelos terminan en punta. La longitud de los vellos analizados está comprendida entre 50 y 24 mm. Los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 165 y 125 micras. La mayoría de los pelos estudiados tienen abundantes fusis en la mitad proximal del tallo, excepto uno que no los presenta. Todos los vellos tienen médula, la mayoría son continuas de tipo mixto, pero también las hay discontinuas y arrosariadas.
Sospechosos:
Enrique Anglés Martíns presenta unos cabellos de color negro a la luz incidente con una longitud comprendida entre 50 y 40 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 125 y 80 micras. Las raíces están en fase anágena, es decir, que son pelos arrancados. Los extremos distales están cortados en bisel, corte característico de la cuchilla, y son romos, probablemente debido a la fricción. No se observan fusi corticales. La mayoría de los cabellos tienen médula arrosariada de tipo visible, aunque algunos la tienen continua. No se aprecian alteraciones físicas o patológicas de la cutícula ni de las escamas. Los vellos púbicos son, a la luz incidente, de color castaño oscuro por el extremo proximal, y negros por el extremo distal; macroscópicamente tienen aspecto crespo debido a las torsiones del tallo. Las raíces de estos pelos se hallan, principalmente, en fase catágena, pero también los hay en fase anágena y telógena. Dos terceras partes de los vellos terminan de forma natural, es decir, en punta, sin embargo, el resto termina en forma roma y uno está roto. La longitud de los pelos está comprendida entre 75 y 38 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 150 y 75 micras. No se aprecian fusis en el cortex de los tallos. Todos los pelos, excepto uno que carece de ella, tienen médula continua de tipo críptico. No se observan alteraciones en el cortex ni en la cutícula.
Los cabellos de Miguel Ricart Tárrega presentan tres segmentos de distinto color tanto a la luz incidente como transmitida; macroscópicamente el segmento distal es negro, el intermedio rubio claro y el proximal castaño. El segmento intermedio es más corto que los otros dos, y estos tienen aproximadamente la misma longitud; a la luz transmitida se comprueba que todos los tallos han sufrido tratamientos cosméticos, en distintos momentos con el fin de alterar el color natural de los mismos. El extremo distal está teñido con un tinte, que a la luz transmitida es de color caoba, mientras que el segmento medio está teñido de color rubio, el segmento proximal podría presentar color natural. Las longitudes de los cabellos analizados están comprendidas entre 104 y 82 micras. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 115 y 80 micras. Las raíces están en fase anágena, catágena y telógena. Los extremos distales están cortados perpendicularmente al eje del tallo. La mitad de los pelos no presentan fusis y el resto sólo por el extremo proximal. La médula es arrosariada o continua, mayoritariamente de tipo críptico, aunque también hay segmentos mixtos. Los vellos púbicos son, a la luz incidente, de color rubio y se obscurecen progresivamente bacía el extremo distal; a la luz transmitida son casi incoloros a nivel de la raíz Y se oscurecen progresivamente; macroscópicamente tienen aspecto crespo debido a las torsiones del tallo. Las raíces están en fase, anágena, catágena o telógena. La longitud de los vellos estudiados está comprendida entre 77 y 50 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 165 y 125 micras. Todos los vellos púbicos analizados tienen fusis a nivel proximal, excepto uno que carece de ellos. La médula es continua o arrosariada, principalmente de tipo críptico, pero algunos poseen segmentos de tipo mixtos. La mitad de los pelos presentan el tallo muy alterado, con traumatismos, puntas abiertas Y erosiones en la cutícula.
Los cabellos de Luis Ribera Gallardo son lacios, de color negro o castaño claro con tendencia a perder color progresivamente hacia el extremo distal; al microscopio óptico se aprecia que son tallos poco pigmentados.
Tienen una longitud comprendida entre 92 y 47 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 75 y 35 micras. Las raíces están en fase catágena y telógena. Los extremos distales están cortados perpendicularmente al eje longitudinal de los tallos. La mitad de los pelos tienen fusis a nivel proximal, la otra mitad carecen de ellos. Entre los cabellos estudiados sólo encontramos un pelo con médula, ésta es continua-arrosariada de tipo críptico. No se aprecian tratamientos cosméticos de tinción o decoloración de los tallos; tampoco se distinguen alteraciones en la cutícula ni en el cortex. Los vellos púbicos son, a la luz incidente de color castaño por el extremo proximal y se obscurecen progresivamente hasta hacerse negros por la punta; cuando se observan al microscopio se comprueba una distribución irregular de los pigmentos que da lugar a la formación de bandas longitudinales más pigmentadas. El aspecto macroscópico de los vellos púbicos no es, en general, crespo. Las raíces se hallan en fase catágena o telógena. Los extremos distales terminan en punta, excepto uno que es romo y otro que está roto. La longitud está comprendida entre los 71 y 43 mm. El diámetro máximo de los tallos varía entre 175 y 125 micras. Todos los pelos, excepto uno, tienen fusis en el cortex a nivel proximal. Todos los pelos tienen médula, continua o arrosariada, de tipo críptico, pero es casi imperceptible.
Los cabellos de Roberto Anglés Martíns son lacios, de color negro a la luz incidente y castaños muy oscuros a la luz transmitida. Tienen una longitud comprendida entre 113 y 104 mm. Los diámetros máximos de los tallos tienen un amplio margen de variación entre 100 y 35 micras. Hay muchos cabellos con el extremo proximal roto, los que tienen raíz están en fase anágena. Los extremos distales están cortados perpendicularmente al eje longitudinal del tallo. El 65 % de los pelos analizados no tienen médula, mientras que el resto la presentan continua o arrosariada de tipo críptico; no se distinguen fusis corticales. No se aprecian alteraciones en la cutícula ni en el cortex; tampoco se observan tratamientos cosméticos para cambiar el color de los tallos. Los vellos púbicos son crespos, de color castaño con progresivo obscurecimiento en el tercio distal. Los vellos analizados tienen una longitud comprendida entre los 65 y 56 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 165 y 145 micras. Las raíces están en fase catágena o telógena. Los extremos distales terminan en punta. Todos los pelos tienen médula continua, principalmente de tipo críptico, pero algunas presentan segmentos visibles. Los fusis están presentes sólo a nivel proximal, y no en todos los tallos. No hay alteraciones físicas ni patológicas en la cutícula ni en el cortex.
Los cabellos de Ramón Antonio Losa Raga son de color castaño claros y oscuros, a la luz incidente. La mayoría de los pelos estudiados están cortados por el extremo proximal, los que presentan raíz la tienen en fase anágena o telógena Los extremos distales están cortados perpendicularmente al eje del tallo. La longitud de los pelos que no están cortados varía entre 106 y 56 mm. El diámetro máximo de los tallos está comprendido entre 120 y 80 micras. En los extremos proximales son muy abundantes los fusis. La cuarta parte de los pelos no tiene médula, mientras que el resto la presenta de morfología variable y de tipo críptico. En el cortex y en la cutícula no se observan alteraciones que nos indiquen que estos cabellos han sufrido un tratamiento cosmético. Los vellos púbicos son de aspecto crespo, y de color rubio por la mitad proximal a la luz incidente. Las raíces están en fase telógena. Los extremos distales terminan en punta. No se distinguen fusis en el cortex. Las longitudes de estos vellos varían entre 70 y 60 mm. Los diámetros máximos de los tallos están comprendidos entre 160 y 145 micras. Todos los pelos tienen médula continua de tipo críptico, aunque algunas poseen escasos segmentos mixtos. No se hallan alteraciones físicas ni patológicas en el cortex y en la cutícula.
Los cabellos de Joaquín Mauricio Anglés Martíns son, a la luz incidente, de color variable entre negro y castaño claro, sin cambios de color a lo largo de los tallos. Tienen una longitud comprendida entre los 86 y 72 mm. Los diámetros máximos de los tallos varían entre 115 y 65 micras. Las raíces están en fase anágena. Las puntas están cortadas perpendicularmente a los tallos, ningún cabello presenta fusi corticales y todos ellos carecen de médula. No se distinguen alteraciones en el cortex ni en la cutícula. Los vellos púbicos son de color negro a la luz incidente, tienen una longitud variable entre los 67 y 50 mm., los diámetros máximos están comprendidos entre 170 y 80 micras. La mayoría de los pelos tienen médula continua de tipo críptico, pero casi imperceptible a la luz transmitida. No hay alteraciones físicas ni patológicas en el cortex ni en la cutícula.
Los cabellos de José Miguel Martínez Cana son de color negro o castaño oscuro a la luz incidente, sin cambios de color a lo largo de los tallos. Los cabellos analizados tienen una longitud variable entre 115 y 80 mm. Los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 115 y 55 micras. Las raíces están en fase anágena. Los pelos están cortados perpendicularmente al eje del tallo; aunque se observa uno con el extremo distal roto. No
se distinguen fusis en el cortex. Los pocos cabellos que presentan médula la tienen muy escasa, fragmentaria de tipo visible. No se aprecian alteraciones patológicas del tallo. Los vellos púbicos son de color castaño por la mitad proximal y se obscurecen progresivamente hacia el extremo distal, tienen una longitud comprendida entre 57 y 35 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 165 y 125 micras. Todos los vellos tienen médula continua de tipo críptico, pero algunas presentan segmentos mixtos. En la mayoría de los tallos la cutícula está muy alterada, tiene aspecto de barbillas en algunas zonas y otras parecen descamadas.
DUBITADOS:
1º.- Pelos identificados por ADN.
En las muestras recogidas en el Opel Corsa hay dos pelos en los que se ha logrado extraer ADN. El pelo m-12.24 es un vello corporal de color castaño de 31 mm. de longitud y 20 micras de diámetro máximo, este pelo podría pertenecer a Miguel Ricart. El ADN extraído del pelo m-13.2 presenta el mismo perfil genético que Roberto Anglés; se trata de un vello tipo púbico de color castaño por el tercio proximal y que se oscurece progresivamente hacia la punta, sin llegar a hacerse negro; la punta está rota; el resto de características morfológicas son coincidentes con las de los vellos púbicos analizados de Roberto Anglés.
En el Seat Ronda hallamos tres pelos, dos cabellos y un vello púbico, cuyo perfil genético coincide con el de Joaquín Mauricio Anglés: el C-7.3, es un cabello rubio, muy fino, pues sólo tiene 35 micras de diámetro máximo; a la luz transmitida no presenta pigmentos y tiene un color rubio que parece teñido; este pelo no presenta semejanza morfológica con los cabellos indubitados analizados a Joaquín M. Anglés. El pelo C-7.4 también es rubio a la luz incidente, muy fino, ya que tiene 30 micras de diámetro máximo; en el cortex se distinguen los pigmentos, pero tampoco presenta semejanza con los cabellos indubitados analizados a Joaquín M. Anglés. El pelo C-8.5 presenta las mismas características que el C-7.3.
En el Seat Ronda también se halla un vello púbico que por su perfil genético podría proceder de Antonio Anglés; es de color castaño y se oscurece progresivamente hacia el extremo distal; tiene un diámetro máximo de 155 micras; la médula es continua de tipo mixto; los fusis se encuentran únicamente por encima de la raíz; el tallo tiene algunas torsiones; no se distinguen alteraciones patológicas ni físicas en el cortex ni en la cutícula.
De los dos pelos hallados en el colchón, muestra 1-S, el reseñado con el número 1-S.2 es un vello púbico cuyo perfil genético no se corresponde con los sujetos estudiados. Es un vello púbico de color castaño a la luz incidente, pero que se oscurece por el extremo distal, tiene longitud de 56 mm. y un diámetro máximo de 160 micras, la médula es continua de tipo mixto alternante, la raíz está en fase anágena y el extremo distal es romo, la superficie del tallo es muy sinuosa; el perfil genético de este pelo no se corresponde con ninguno de los investigados conocidos.
2º.- Muestra 1-S, recogida en el colchón.
Esta muestra está compuesta de dos pelos: un cabello y un vello púbico.
El cabello 1-S.1, es de color castaño oscuro a la luz incidente, sin embargo, al microscopio se distinguen cambios en la intensidad del color, situados de forma irregular, a lo largo del tallo, la raíz está en fase telógena, es decir, se ha desprendido espontáneamente, la punta está cortada perpendicularmente al tallo, la longitud de este cabello es de 75 mm. y el diámetro máximo del tallo 85 micras, los fusis sólo aparecen por encima de la raíz, no tiene médula; entre los cabellos indubitados no hay ninguno que tenga las mismas características morfológicas.
El pelo 1-S.2. es un vello púbico de cuya raíz se ha extraído ADN e identificado algunos marcadores genéticos, por dicho motivo este pelo se ha descrito en el apartado anterior.
3º.- Muestra 2-S, recogida en el colchón.
Contiene un solo pelo de origen animal, este es cano su parte proximal y negro el resto del tallo, tiene una longitud de 58 mm. y un diámetro máximo del tallo de 53 micras, la médula es arrosariada visible.
4º.- Muestra 18-S, recogida sobre el colchón.
En esta muestra hay un pelo de origen animal y dos cabellos. El pelo 18-S.1, de origen animal, es cano su parte proximal y negro por la distal; tiene 25 mm. de longitud y 90 micras de diámetro máximo; la raíz está en fase telógena; posee fusis por encima de la raíz y médula continua de morfología característica.
El cabello 18-S.2 es de color rubio a la luz incidente y transmitida, pero al microscopio se comprueba que este pelo ha perdido los pigmentos, esto es debido a un tratamiento combinado de decoloración y tinción; además,
por encima de la raíz se puede observar aún el color natural castaño- gris del tallo, la médula es fragmentaria, muy escasa, de tipo críptico muy aparente; los fusis son escasos, pero están repartidos por toda la médula. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés (ver apartado de consideraciones científico – legales).
El cabello 18-S.3, es de color castaño a la luz incidente y transmitida, sin cambios cromáticos a lo largo del tallo, tiene 88 mm. de longitud y 65 micras de diámetro máximo; la raíz se halla en fase telógena y la punta está rota y abierta, los fusis corticales sólo están presentes por encima de la raíz, los pigmentos se agrupan formando gránulos dispersos por todo el tallo, no tiene médula. Entre los cabellos indubitados no hallamos ninguno con las mismas características morfológicas.
5º.- Muestra 22-S, recogida en el colchón de espuma y trozo del mismo material.
De los 30 indicios estudiados en esta muestra, 4 son fibras vegetales, 6 son pelos de origen animal y 20 son pelo de origen humano.
Los pelos reseñados con los números 10, 11, 18, 24, 25 y 27 son de origen animal; entre estos pelos podemos distinguir básicamente tres tipos distintos en base a la morfología de la médula y de las escamas, pero si atendemos a otras características, como el color, entonces hallamos más diferencias. Uno de estos tres grupos contiene tres pelos con el color del tallo variable entre negro y cano- negro, miden 41 y 32 mm. de longitud, sus diámetros máximos están comprendidos entre 117 y 70 micras, la morfología de la médula es coincidente. Otro de los grupos está compuesto de dos pelos, son de color cano por el extremo proximal y negros por el distal, miden 16 y 16 mm. de longitud y 112 y 95 micras, la morfología del tallo y de la médula también es coincidente; el pelo restante se diferencia de los pelos descritos en la forma de las escamas. Pese a las diferencias encontradas entre estos pelos, ello no significa que procedan de animales distintos.
Los indicios reseñados con los números 15, 28, 29 y 30 son fibras naturales de origen vegetal que por su diámetro, longitud y aspecto macroscópico podrían confundirse, a simple vista, con pelos de color rubio.
Entre los 20 pelos de origen humano 12 son cabellos y 8 vellos, todos de tipo púbico. 9 cabellos tienen raíz, la longitud de estos pelos está comprendida entre 75 y 17 mm., es decir, son más cortos que los cabellos analizados de las víctimas; por este motivo el cotejo se centra con los cabellos de los sospechosos. El cabello 22-S.1 es de color castaño tanto a la luz incidente como a la transmitida, tiene 67 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo; la médula es fragmentaria de tipo visible, pero muy escasa; los fusis son escasos pero están presentes en dos tercios de la longitud del tallo; este pelo no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El cabello 22-S.2 es de color rubio pajizo, pero observado al microscopio se observa que está decolorado y teñido; por encima de la raíz aún hay pequeños segmentos sin teñir que es de color castaño- gris a la luz transmitida, tiene 42 mm. de longitud y 80 micras de diámetro, los fusis corticales están presentes a lo largo de todo el tallo, carece de médula; este cabello presenta semejanzas morfológicas con los cabellos teñidos de Mauricio Anglés (ver apartado de consideraciones científico – legales).
El cabello 22-S.3 es negro a la luz incidente y castaño oscuro al microscopio, sin variaciones de color a lo largo del tallo, tiene 60 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, no posee médula ni fusis corticales; este pelo no presenta semejanza morfológica con los cabellos indubitados analizados. El cabello 22-S.4 es diferente del descrito anteriormente en que es de 20 mm. más corto y algo más grueso.
El cabello 22-S.7 es de color castaño a la luz incidente y transmitida, sin variaciones de color, tiene 75 mm. de longitud y 65 micras de diámetro máximo, carece de médula y de fusis corticales; este pelo no presenta semejanza con los indubitados analizados.
El pelo 22-S.9 es un fragmento de cabello, roto por el extremo proximal, está decolorado por este extremo y es castaño oscuro por el extremo distal, no está teñido, tiene segmento de médula fragmentada visible, pero no se distingue fusis, en la cutícula se observan pequeños traumatismos; entre los cabellos indubitados, aunque los hay teñidos, no hallamos ninguno que coincida morfológicamente.
El pelo 22-S.13 es un fragmento de cabello roto por el extremo proximal y que tiene la punta abierta y desflecada; el fragmento es, a la luz incidente, de color castaño y se aclara progresivamente hacia la punta, hasta hacerse rubio, tiene médula fragmentaria críptica pero poco aparente, el borde cuticular está poco definido como consecuencia de tratamientos cosméticos; este pelo no se asemeja a ninguno de los cabellos indubitados analizados.
El pelo 22-S.14 es un cabello corto, tiene 17 mm. de longitud, la raíz se halla en fase telógena, es decir, se ha desprendido espontáneamente, y la punta está cortada en bisel, este cabello presenta color negro a la luz
incidente y castaño oscuro al microscopio, su coloración es natural, no tiene fusis en el cortex y la médula es continua mixta; entre los cabellos indubitados ninguno presenta las mismas características morfológicas.
El pelo 22-S.21 es un cabello de color negro a la luz incidente y castaño oscuro al microscopio, bajo su luz se aprecia un progresivo oscurecimiento hacia el extremo distal, no tiene fusis en el cortex y la médula es continua de tipo mixta alternante, este cabello se caracteriza porque se forman gránulos de pigmentos, opacos a la luz transmitida, que se sitúan en la periferia del cortex; no encontramos entre los cabellos indubitados, ninguno que tenga estas características.
El pelo 22-S.26 es un fragmento de cabello, roto por la raíz; este pelo se asemeja morfológicamente con el 22-S.21, pero su cortex está muy deteriorado como consecuencia de las mordidas de un pequeño artrópodo.
El cabello reseñado 22-S.22 tiene color negro a la luz incidente, pero es un pelo de escaso diámetro ya que solo tiene 45 micras de diámetro, tiene fusi por su extremo proximal y carece de médula, la raíz se halla en fase telógena y la punta está cortada en bisel; este cabello tampoco encuentra semejanza entre los cabellos indubitados.
El pello 22-S.23 es de color castaño oscuro a la luz incidente, mientras que al microscopio comprobamos que se oscurece progresivamente hacia la punta, también se distinguen numerosos gránulos de pigmento que disminuyen en número a medida que nos aproximamos a la raíz, el tallo tiene 25 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, la punta es roma y está desflecada lo cual nos indica que se trata de un cabello que se halla en una región marginal del cuero cabelludo y en zona sometida a roce; entre los cabellos indubitados no encontramos pelos que se asemejen con este cabello.
El pelo 22-S.5, es un vello púbico de color castaño claro por el proximal y que se oscurece progresivamente hacia la punta, tiene 55 mm. de longitud y 150 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo mixto alternante, pero carece de fusis, este pelo guarda semejanza morfológica con los vellos de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo 22-S.6, es un vello púbico que presenta el mismo patrón de color que el pelo descrito anteriormente, tiene 50 mm. de longitud y 145 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico en casi toda su longitud, los fusis son muy escasos y se sitúan por encima de la raíz; este pelo también guarda semejanza morfológica con los vellos de Miguel Ricart Tárrega.
Los pelos 16, 17 y 19 también presentan semejanza morfológica con los vellos de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo reseñado como 22-S.8 es de color castaño medio por encima de la raíz y se oscurece rápidamente hasta hacerse negro en la punta; tiene 52 mm. de longitud y 150 micras de diámetro máximo, presenta fusis proximales y médula continua de tipo mixto alternante, pero mayoritariamente visible, entre los vellos púbicos indubitados no encontramos ninguno de estas características.
Los vellos púbicos reseñados con los números 22-S.12 y 22-S.20, se asemejan entre si; son de color castaño por sus extremidades proximales y se hacen negros por los distales, miden 60 y 50 mm. de longitud, los diámetros máximos respectivos son de 135 y 140 micras; no podemos relacionarlos con ninguno de los indubitados.
Muestras recogidas en el Opel Corsa:
6º) Muestra m-1
Esta muestra se compone de un solo pelo; es un cabello de color castaño claro por el extremo proximal y rubio el resto del tallo, mide 230 mm. de longitud y 95 micras de diámetro. La médula es muy escasa de tipo críptico y en el cortex no se distinguen fusis. La raíz se halla en fase telógena y la punta está desflecada. Este cabello no presenta semejanza morfológica con ninguno de los cabellos indubitados.
7º) Muestra m-2
En esta muestra encontramos tres pelos con raíz y un fragmento de tallo roto; son cabellos de origen humano. El fragmento m-1.1 y el cabello m-1.4 son de color rubio a la luz incidente, en realidad se trata del mismo pelo, la longitud completa de este tallo es de 132 mm., y el diámetro máximo del tallo es de 90 micras, no hay médula en el cortex, pero sí se distinguen fusis por encima de la raíz. La raíz se encuentra en fase telógena y la punta está cortada perpendicularmente al tallo. El cortex de este cabello está muy deteriorado, además, ha sufrido un proceso de decoloración en el cual ha perdido los pigmentos naturales. Entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno semejante.
Los cabellos m-2.2 y m-2.3 son dos caballos de color negro a la luz incidente, aunque tienen sus extremos proximales canos; cuando los tallos se observan al microscopio se comprueba que el pelo ha sido decolorado y teñido posteriormente con un tinte de color caoba. Los tallos miden 50 y 40 mm. de longitud, mientras que los
diámetros máximos de los tallos, en ambos casos, es de 90 micras. Los dos pelos tienen médula continua de tipo críptico y fusis por encima de la raíz. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los de Miguel Ricart Tárrega.
8º) Muestra m-3
En esta muestra hay dos cabellos y un vello de tipo púbico. El cabello reseñado como m-3.2 tiene, a la luz incidente, la mitad proximal del tallo de color rubio y la mitad distal de color negro; al microscopio se puede observar que el pelo ha sido decolorado y teñido, por su parte distal, de color caoba. El tallo mide 50 mm. de longitud y 125 micras de diámetro máximo. La médula es continua de tipo críptico y los fusis corticales sólo aparecen por encima de la raíz. Este cabello tiene las mismas características morfológicas que los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello m-3.3 es rubio a la luz incidente, tiene 45 mm. de longitud y 70 micras de diámetro máximo, la médula es escasa de tipo críptico, los fusis corticales son escasos. Los pigmentos se han perdido en la mayor parte del cortex por efecto de decoloración. La cutícula se ha perdido en el extremo distal. La raíz está en fase telógena y la punta está cortada perpendicularmente al eje longitudinal del tallo. Este cabello se asemeja morfológicamente a los cabellos identificados por ADN como pertenecientes a Joaquín Anglés; estos pelos están descritos en el apartado primero.
El pelo m-3.1 es un vello de tipo púbico de color rubio por la mitad proximal y que se oscurece progresivamente hacia la distal, tiene 58 mm. de longitud y 140 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta, la médula es continua de tipo críptico, carece de fusis en el cortex; este pelo presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
9º) Muestra m-4
En esta muestra hay 4 cabellos, dos tienen raíz, son los reseñados como los números m-4.1 y m-4.2, y otros dos, reseñados como m-4.3 y m-4.4, carecen de ellas. Los 4 tallos presentan las mismas características morfológicas, por lo cual los describiremos conjuntamente, además, los dos tallos que carecen de raíz pertenecen al mismo pelo como se distinguen en los extremos rotos, por este motivo las consideramos como uno solo. Los tres cabellos son rubios, tienen longitudes comprendidas entre 173 y 147 mm.; los diámetros máximos de los tallos están comprendidos entre 115 y 80 micras , carecen de médula y fusis en el cortex, las raíces de los pelos que las presentan están en fase telógena, el cortex de estos cabellos ha sufrido un proceso de decoloración en el cual han perdido los pigmentos naturales. Entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno semejante.
10º) Muestra m-5
Uno de los cinco indicios de esta muestra, m-5.4, es un a fibra textil negra de origen animal que tiene 30 mm. de longitud y 57 micras de diámetro máximo . Los indicios restantes son tres cabellos con raíz y un fragmento distal de cabello. El cabello m-5.1 es de color negro a la luz incidente y castaño oscuro a la luz transmitida, algo más claro por la parte distal, mide 111 mm. de longitud y 70 micras de diámetro, no tiene médula ni fusis en el cortex, en el tallo no se aprecian tratamientos cosméticos, tampoco se distinguen alteraciones físicas ni patológicas en el cortex ni de la cutícula; entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno semejante.
El pelo m-5.2 es un fragmento de cabello de color rubio a la luz incidente, mide 83 mm. de longitud y 110 micras de diámetro, la médula es continua o fragmentaria de tipo críptico; este pelo está roto por ambos extremos, los pigmentos se han perdido por efecto de la decoración, la cutícula está muy sucia y los bordes libres de la escamas levantados; entre los cabellos indubitados no hallamos ninguno con estas características morfológicas.
El cabello reseñado como m-5-3 es negro a la luz incidente, aunque un breve segmento de la región proximal es cano; al observar el tallo al microscopio se comprueba que el pelo ha sido decolorado y teñido posteriormente con un tinte de color caoba por su extremo distal, este cabello mide 34 mm. de longitud y 80 micras de diámetro máximo, carece de fusis y médula en el cortex; este pelo presenta semejanza morfológica con los cabellos de Miguel Ricart Tárrega. El pelo m-5.5 es un cabello muy poco desarrollado que se diferencia del descrito anterior en su menor longitud y diámetro.
11°) Muestra m-6
En esta muestra hay 44 indicios: dos fibras, un pelo de origen animal y 41 pelos de origen humano; de éstos treinta y nueve son cabellos y dos vellos.
El indicio reseñado con el número m-6.20 es una fibra natural de origen vegetal, mide 28 mm. de longitud y alcanza las 280 micras de diámetro, tiene color amarillento a la luz incidente y aspecto de pelo cuando se observa macroscópicamente; el reseñado como m-6.44 es una fibra textil de origen animal cuyo tallo tiene color verdoso y aspecto fibroso a la luz transmitida, mide 38 mm. de longitud y 45 micras de diámetro.
El pelo m-6.14 es de origen animal, tiene coloración alternante negro-cano, mide 48 mm. de longitud y 100 micras de diámetro, la médula es continua visible, de morfología peculiar, al igual que el de otros pelos estudiados anteriormente.
El pelo m-6.42 también es un pelo de origen animal, cano, de 30 micras de diámetro y médula arrosariada.
El pelo m-6.1 es un fragmento de cabello de color castaño a la luz incidente, mientras que a la luz transmitida se observa que está poco pigmentado, tiene una longitud de 83 mm. y un diámetro máximo del tallo de 80 micras, no se distinguen estructuras ni alteraciones en el cortex ni en la cutícula; este pelo no presenta características morfológicas significativas y no se puede asignar concretamente a ninguno de los sospechosos.
Los cabellos reseñados con los números 5, 7 y 9 se pueden describir conjuntamente por estar decolorados y teñidos del mismo color rubio pajizo. Las longitudes de estos pelos están comprendidas entre 310 y 210 mm. y los diámetros máximos de los tallos varían entre 105 y 60 micras. El color de estos cabellos es, a la luz incidente, rubio pajizo, sin cambios de tono a lo largo de los tallos. Al observar estos pelos al microscopio se comprueba que los tres están parcialmente decolorados y teñidos, pero no se observan variaciones de tono a lo largo de los tallos. El pelo más largo tiene fusis por encima de la raíz, los otros dos carecen de ellos. Dos cabellos tienen médula continua o fragmentaria de tipo críptico; el otro carece de ella. Entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno semejante a éstos.
Los pelos reseñados con los números 11, 16 y 36 son tres cabellos teñidos de color rubio pajizo que tienen longitudes comprendidas entre 64 y 23 mm., y sus diámetros máximos varían entre 110 y 95 micras, uno carece de médula Y los otros dos tienen médula fragmentaria de tipo críptico y/o visible, los tres carecen de fusis, por encima de la raíz aún hay un pequeño segmento sin teñir que es de color castaño-gris a la luz transmitida; estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés (ver consideraciones científico-legales).
Los cabellos 17, 28, 30, 32, 33, 37 y 40 son cabellos de color rubio, sin variaciones cromáticas a lo largo de los tallos; al microscopio se aprecia que estos pelos están decolorados y suavemente teñidos de color rubio. Las longitudes de estos pelos están comprendidas entre 140 y 40 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 100 Y 65 micras; estos son los caracteres más variables, el resto se mantienen constantes, carecen de médula y fusis en el cortex; estos cabellos presentan las mismas características morfológicas que un grupo de cabellos teñidos de Joaquín Anglés.
En esta muestra también hallamos cabellos negros con los extremos proximales canos; se trata de pelos decolorados y teñidos de color caoba, como se aprecia al microscopio; estos pelos son los reseñados con los números: 3, 15, 18, 22, 31, 34 y 39. Las características morfológicas de estos pelos no se diferencian de los analizados anteriormente, es decir, son semejantes a los de Miguel Ricart Tárrega.
Los cabellos 2 y 4 son de color castaño oscuro a la luz incidente, mientras que a la luz transmitida el color es ámbar; se distinguen los pigmentos pero los tallos están teñidos. La longitud de estos cabellos es de 94 y 82 mm. y los diámetros máximos de los tallos son 75 y 95 micras, la médula es continua de tipo críptico y/o visible, en el cortex no se distinguen fusis; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados.
El pelo m-6.6 es un cabello de color negro a la luz incidente y castaño al microscopio, mide 119 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, carece de fusis y la médula es fragmentaria de tipo críptico. No hallamos entre los cabellos indubitados ninguno semejante.
El cabello m-6.8 es de color negro a la luz incidente y está teñido de color caoba, sin embargo, los pigmentos aún se distinguen en el cortex, no hay fusis en el cortex, la médula es continua de tipo críptico, pero sólo está presente en el extremo distal. La punta está desflecada; el borde libre de las escamas está desdibujado; este pelo no se asemeja con los indubitados analizados.
El pelo m-6.10 es un fragmento de cabello de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 68 mm. de largo y 75 micras de diámetro; la cutícula de este pelo está muy sucia pero no se distinguen fusis ni cortex, la punta está desflecada; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El cabello m-6.12 es de color castaño oscuro a la luz incidente y ámbar al microscopio, la cutícula y el cortex no están alterados, los pigmentos son abundantes pero este pelo probablemente está teñido, carece de médula y tienen algunos fusis por el extremo distal; este cabello no se asemeja a los indubitados analizados.
El cabello m-6.13 tiene color rojizo a la luz incidente y transmitida, el cortex está teñido aunque se distinguen los pigmentos del cortex, este cabello mide 52 mm. de longitud y 100 micras de diámetro, no tiene médula ni fusis; este cabello no es semejante a los indubitados analizados.
El pelo m-6.19 es un cabello negro a la luz incidente, pero que al microscopio muestra un pequeño segmento ligeramente decolorado, muy probablemente por efecto de algún cosmético. Este pelo tiene 40 mm. de longitud y 65 mieras de diámetro, carece de fusis y de médula; no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-6.23 es un cabello castaño a la luz incidente que tiene 23 mm. de longitud y 55 micras de diámetro, carece de médula y de fusis en el cortex, la cutícula no tiene alteraciones. Entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno que presente las mismas características.
El cabello m-6.24 también es un cabello de color castaño que se diferencia del anterior en que mide 100 mm. de longitud y 75 micras de diámetro; no se asemeja a ningún indubitado.
El indicio m-6.25 es un cabello de color castaño oscuro de 30 mm. de longitud y 90 micras de diámetro, carece de fusis y médula; no se asemeja a ningún cabello indubitado.
El m-6:26 es un cabello castaño de 74 mm. de longitud y 80 micras de diámetro que no tiene fusis ni médula; este pelo tampoco se asemeja con los indubitados.
El cabello m-6.27 es un cabello rubio que presenta un segmento intermedio mucho más oscuro, al microscopio se comprueba que este pelo ha sufrido un proceso de decoloración y tinción, la médula es continua de tipo críptico pero muy definida, el diámetro máximo es de 90 micras y la longitud 60 mm., los fusis corticales sólo están por encima de la raíz; este cabello no presenta correspondencia morfológica con los indubitados.
El pelo m-6.29 es un cabello de color castaño oscuro a la luz incidente que tiene 26 mm. de longitud y 45 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase telógena, carece de fusis y médula; este pelo no presenta correspondencia morfológica con ningún cabello indubitado.
El cabello m-6.41 también es un cabello castaño, pero su diámetro es muy pequeño ya que sólo tiene 50 micras de grosor, carece de médula y fusis; las características morfológicas de este pelo tampoco bailan correspondencia entre los indubitados.
El pelo m-6.43 está muy poco desarrollado ya que sólo mide 40 micras de diámetro, esto impide atribuirle un color definido a la luz directa, tiene 55 mm. de longitud, carece de estructuras en el cortex; no presenta correspondencia morfológica con ninguno de los pelos indubitados.
El pelo m-6.21 es un vello cuyo color es rubio en más de la mitad del tallo Y se obscurece basta hacerse castaño por la punta. Este pelo mide 70 mm. de longitud y 143 micras de diámetro máximo, tiene médula continua de tipo críptico muy poco aparente, no se distinguen fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta rota y desflecada; este vello presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
El vello m-6.35 es un pelo de color castaño oscuro que se hace negro por el extremo distal, tiene 47 mm. de longitud y 115 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo mixto, carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta es roma, la superficie del tallo no presenta irregularidades y se puede distinguir el margen cuticular por el extremo distal, son numerosos los gránulos de pigmento opacos a la luz transmitida, en especial por el extremo distal; este pelo es un vello probablemente del tórax y que no es susceptible de ser cotejado con los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-6.38 es un vello negro, sin variaciones de color a lo largo del tallo, tiene 30 mm. de longitud y 73 micras de diámetro máximo, la médula es muy escasa de tipo críptico y poco aparente, no se distinguen fusis en el cortex, carece de raíz porque el tallo está roto por su parte proximal, el extremo distal es romo: este pelo es un vello probablemente del tórax y que no es susceptible de ser cotejado con los vellos púbicos indubitados.
12°) Muestra m-7 .
Esta muestra contiene únicamente siete pelos: dos cabellos y cinco pelos de origen animal.
El cabello m-7.1 tiene raíz en fase telógena y la punta está cortada, mide 78 mm. de longitud y 80 micras de diámetro máximo, presenta fusis corticales, por encima de la raíz y en la punta, pero, carece de médula. A la luz incidente es de color castaño muy oscuro, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte obscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello m-7.2 es un cabello que tanto a la luz transmitida como incidente es de color rubio, sin embargo, al microscopio se comprueba que es un pelo decolorado Y teñido que ha perdido, por su extremo distal, la cutícula, esto le confiere un aspecto fibroso y quebradizo. La longitud de este pelo es de 160 mm. y el diámetro máximo del tallo 85 micras. En el cortex no se distingue médula ni fusis, y los pigmentos son muy escasos. Este pelo presenta características morfológicas semejantes a las que poseen los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés; sin embargo, es más largo.
Los cinco pelos restantes, reseñados como 3, 4, 5, 6 y 7, son de origen animal, hay tres canos, uno negro por su parte distal Y el otro negro por la parte media. Las longitudes de estos pelos están comprendidas entre 60 y 54 mm., los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 70 y 35 micras. La médula es continua en todos los pelos, pero su forma y tipo es variable.
13º) Muestra m-8
Hay diecinueve pelos en esta muestra; uno es de origen animal, el resto de origen humano: diecisiete cabellos y un vello corporal.
El pelo m-8.18 es de origen animal, el tallo es de color negro a la luz incidente y castaño rojizo a la luz transmitida, la raíz está en fase telógena, la médula es continua de tipo críptico, pero se distingue perfectamente; este pelo se diferencia de otros, del mismo origen, analizados anteriormente.
Los pelos 1, 2, 9, 10, 14, 15 y 17, se pueden agrupar, como hemos hecho ya en otras muestras, atendiendo a su color; todos estos pelos han sido decolorados y teñidos de color rubio. Las longitudes de los tallos están comprendidas entre los 73 y 50 mm., todos presentan raíz en fase anágena; los diámetros máximos de los tallos están comprendidos entre 150 y 70 micras. Algunos pelos tienen fusis en el cortex, irregularmente distribuidos, pero esta característica es variable; la presencia y distribución de la médula también es un carácter variable, pero la mayoría de los tallos carecen de ella; estos cabellos presentan las mismas características morfológicas que un grupo de cabellos teñidos de Joaquín Anglés.
El pelo m-8.3 es un cabello de color negro a la luz incidente y castaño al microscopio, mide 44 mm. de longitud y tiene la raíz en fase telógena, el diámetro máximo del tallo es de 75 micras, no presenta fusis ni médula en el cortex, en la cutícula no se aprecian alteraciones. Este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El cabello m-8.5 tiene la raíz en fase telógena y la punta está cortada perpendicularmente al eje longitudinal del tallo, mide 49 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, no se distinguen fusis corticales, la médula es continua de tipo críptico. A la luz incidente es de color castaño muy oscuro, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte obscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo m-8.19 es un fragmento de cabello, roto y desgarrado por su extremo proximal, es de color castaño muy oscuro a la luz incidente, aunque al microscopio comprobamos que esta teñido de color caoba, tiene 22 mm. de longitud y 120 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico; los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos, sin embargo, las características que se observan en el tallo no se diferencian del pelo descrito anteriormente.
El pelo m-8.6 es un cabello de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 120 mm. de longitud y 65 mieras de diámetro máximo, carece de estructuras en el cortex; este cabello no se asemeja a los indubitados analizados.
El cabello m-8.7 sólo se diferencia del descrito anteriormente en la longitud y el diámetro, ya que éste cabello miden 140 y 131 mm. de longitud y 90 micras de diámetro.
El cabello m-8.8 es de color castaño por la parte proximal Y se obscurece progresivamente hacia la punta basta hacerse negro, el tallo mide 131 mm. de longitud y 90 micras de diámetro, no tiene fusis y la médula es continua de tipo críptico, pero sólo está presente en la mitad distal; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
Los cabellos m-8.11 y m-8.12 son, respectivamente, negro y castaño oscuro a la luz incidente, tienen 87 y 57 mm. de longitud, pero el más largo es un fragmento distal que por la forma de la rotura y las características que se observan en el tallo se deduce que se trata del mismo pelo. El cabello tiene 80 micras de diámetro, carece de fusis y médula; en el cortex se pueden apreciar numerosos gránulos de pigmento opacos a la luz transmitida, distribuidos irregularmente por el tallo; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-8.13 también es un fragmento de cabello de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 58 mm. de longitud y 105 micras de diámetro máximo, la médula es arrosariada de tipo críptico, pero carece de fusis en el cortex; al igual que en el pelo anterior, se distinguen numerosos gránulos de pigmento opacos a la luz transmitida distribuidos irregularmente por el cortex; este pelo no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-8.16 es un cabello de color negro a la luz incidente que tiene 26 mm. de longitud y 105 micras de diámetro, carece de fusis y la médula es continua de tipo críptico; en el cortex se ven numerosos gránulos de pigmento densos de pequeño tamaño; este pelo no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-8.4 es un vello de tipo púbico con el tallo de color castaño por su parte proximal y que progresivamente se oscurece basta hacerse casi negro, tiene 50 mm. de longitud y 150 micras de diámetro máximo, la punta está rota y la raíz se encuentra en fase telógena, la médula es continua de tipo críptico; este vello presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
14°) Muestra m-9
Entre los veintiún pelos que componen esta. muestra hay cinco de origen animal, el resto son humanos; de éstos quince son cabellos y uno un vello de tipo púbico.
Los pelos 3, 4, 5, 13 y 15 son de origen animal, el color de los tallos es completamente negro o muestran el tercio proximal cano, miden entre 50 y 60 mm. de longitud y entre 80 y 60 micras de diámetro máximo, todos tienen la médula continua de tipo críptico y visible; estos pelos se asemejan morfológicamente a otros hallados en otras muestras.
Los cabellos 1 y 19 están teñidos de color rubio como se puede apreciar a la luz incidente y transmitida, miden 30 y 65 mm. de longitud y sus diámetros máximos respectivos son 75 y 80 micras, el primero tiene fusis por encima de la raíz, y los dos carecen de médula; estos cabellos presentan las mismas características morfológicas que un grupo de cabellos teñidos de Joaquín Anglés.
El pelo m-9.20 es un cabello de 27 mm. de longitud y 80 micras de diámetro de color rubio a la luz incidente y transmitida que está decolorado y teñido; este pelo se asemeja a los descritos anteriormente.
Los cabellos 12 y 16 también están teñidos de color rubio, miden 238 y 128 mm. respectivamente, teniendo en cuenta que este segundo pelo carece de raíz, ya que está roto por la base; los diámetros máximos de los tallos son 70 y 110 micras. Los dos carecen de médula, y el más largo presenta fusis corticales a nivel de la raíz; entre los cabellos indubitados no encontramos pelos con características morfológicas semejantes.
Los pelos 2, 6, 7 y 8 son de color castaño muy oscuro a la luz incidente, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte obscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Los cuatro cabellos tienen la raíz en fase telógena y las longitudes están comprendidas entre los 91 y 52 mm., los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 95 y 70 micras, ninguno de estos pelos tienen fusis ni médula en el cortex. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello m-9. 9 es, a la luz incidente, castaño por el tercio proximal, pero bruscamente se hace negro; al microscopio óptico se comprueba que este pelo ha sido suavemente decolorado y teñido, por los menos, dos veces; la parte más distal tiene color caoba y anteriormente es de color ámbar, el tercio proximal es castaño claro. El tallo mide 157 mm. de longitud y 65 micras de diámetro máximo, carece de fusis y médula en el cortex. En el cortex distinguimos algunos gránulos de pigmento densos, pero son muy escasos y tienden a situarse bacía la periferia del cortex; este cabello es semejante a los indubitados de Desirée Hernández Floch, en especial el reseñado con el número nueve de dicha muestra.
El pelo m-9.10 es un cabello de color negro a la luz incidente, y castaño a la luz transmitida; al microscopio se observa que los pigmentos del tallo se agrupan formando numerosos gránulos de mayor tamaño que le dan al cortex una apariencia característica; estos gránulos no se encuentran distribuidos selectivamente. El tallo mide 46 mm. de longitud y 70 micras de diámetro; la raíz está en fase telógena y el cortex carece de fusis y médula; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El cabello m-9.14 sólo se diferencia del anterior en su menor longitud, por lo demás presenta las mismas características morfológicas.
El cabello m-9.18 sólo se diferencia de los anteriores en su menor diámetro ya que sólo mide 50 micras de diámetro máximo; lo mismo que el cabello m-9.21.
El cabello m-9.17 tiene un tallo de escaso diámetro, ya que sólo tiene 45 micras de diámetro máximo, es de color negro a la luz incidente, pero cuando se observa al microscopio se distinguen cambios de color bruscos que pueden tener su base en un tratamiento cosmético, el extremo distal del tallo tiene color ámbar a la luz transmitida. Este pelo tiene 105 mm. de longitud, y carece de médula y fusis en el cortex; entre los cabellos indubitados no hemos hallado ninguno con estas características morfológicas.
El pelo m-9.11 es un vello de tipo púbico de color castaño oscuro, tiene 60 mm. de longitud y 170 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, no se distinguen fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta, la superficie del tallo presenta un perfil sinuoso; entre los vellos indubitados no hay ninguno con las mismas características morfológicas que este vello.
15°) Muestra m-10
De los once pelos de esta muestra cinco son de origen humano y seis de origen animal. Estos últimos, reseñados con los números 2, 3, 4, 7, 10 y 11, son de color negro a la luz incidente pero algunos presentan unos milímetros canos por su parte proximal; los seis pelos tienen médula continua de tipo críptica, las longitudes están comprendidas entre 51 y 27 mm., los diámetros, máximos de los tallos varían entre 80 y 50 micras; estos pelos presentan las mismas características morfológicas que otros de origen animal analizados anteriormente.
El cabello m-10.1 es de color rubio pajizo a la luz incidente, tiene 256 mm. de longitud y 100 micras de diámetro, la raíz está en fase telógena, carece de médula y de fusis en el cortex, el tallo ha sufrido un proceso de decoloración parcial y tinción; este pelo no presenta semejanza con ninguno de los cabellos indubitados analizados.
El cabello m-10.5 es de color castaño medio a la luz incidente y transmitida, tiene 226 mm. de longitud y 115 micras de diámetro, la raíz está en fase telógena y carece de médula y de fusis; este cabello presenta características morfológicas comunes al anterior, salvo en el proceso de decoloración y tinción; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
Los pelos 6 y 8 son cabellos decolorados y teñidos de color rubio que miden 45 y 34 mm. de longitud, mientras que sus diámetros máximos respectivos son de 125 y 100 micras, el cabello más largo tiene médula continua de tipo críptico, el más corto carece de ella, ninguno tiene fusis en el cortex; estos pelos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Anglés.
El cabello m-10.9 también está decolorado y teñido de color rubio, mide 134 mm. de longitud y 105 micras de diámetro, no tiene médula ni fusis, la cutícula está deteriorada en el extremo distal, además la punta está abierta; este cabello se diferencia sensiblemente de los descritos anteriormente.
16°) Muestra m-11
En esta muestra los seis pelos que se hallan son de origen humano: cuatro cabellos y dos vellos.
Los cabellos m-11.2 y m-11.3 son de color castaño muy oscuro a la luz incidente, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte obscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Los dos cabellos tienen la raíz en fase telógena y sus longitudes están comprendidas entre los 57 y 51 mm., los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 100 y 50 micras, ninguno de estos pelos tienen fusis ni médula en el cortex. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello m-11.4 se diferencia de los anteriores únicamente en su menor diámetro ya que sólo mide 25 micras.
El pelo m-11.5 es un cabello decolorado y teñido de color rubio a la luz incidente, mide 52 mm. de longitud y 105 micras; la médula es continua de tipo críptico, no tiene fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y el extremo distal cortado y abierto, el cortex tiene aspecto fibroso y la cutícula presenta numerosas erosiones; este pelo no presenta semejanza morfológica con ninguno de los cabellos indubitados.
El pelo m-11.1 es un vello de color castaño que tiene 40 mm. de longitud y 80 micras de diámetro máximo, está roto por el extremo distal, la raíz está en fase telógena, la médula es continua de tipo críptico, carece de fusis; entre los vellos indubitados no hallamos ninguno con características morfológicas semejantes.
El pelo m-11.6 es un vello de tipo púbico con el tallo de color rubio en la mitad proximal y negro en la distal, tiene 65 mm. de longitud y 138 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y carece de fusis, la raíz está en fase telógena y la punta está rota y desflecada, la cutícula está erosionada en algunos puntos; este pelo presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
17°) Muestra m-12
Esta muestra contiene veinticuatro pelos: dos de origen animal y veintidós de origen humanos de éstos seis son cabellos y dieciséis son vellos.
Uno de los pelos de origen animal, reseñado con el número m-12.2, tiene la mitad distal del tallo de color negro y la mitad proximal es cano, tiene 45 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y carece de fusis en el cortex; este pelo es semejante a los hallados en otras muestras.
El pelo m-12.7 tiene, a la luz incidente, color castaño y se oscurece progresivamente hacia la punta hasta hacerse negro, sin embargo, a la luz transmitida del microscopio el tallo tiene color rojizo; este pelo mide 27 mm. de longitud y 120 micras de diámetro máximo, no se distingue la médula ni fusis en el cortex; este pelo presenta semejanza parcial con el m-8.18.
Los cabellos 1, 5 y 6, al igual que hemos descrito en muestras anteriores, son de color castaño muy oscuro a la luz incidente, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos estos pelos al microscopio comprobamos que la parte oscura de los tallos tienen color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Los tres cabellos tienen la raíz en fase telógena y sus longitudes están comprendidas entre los 55 y 40 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 110 y 85 micras, ninguno de estos pelos tienen fusis ni médula en el cortex. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello m-12.4 es de color rubio a la luz incidente y al microscopio, sin embargo, en este caso aún se puede distinguir el color natural del tallo, castaño claro, por la parte proximal, ya que el color rubio es debido a un proceso de decoloración y tinción. La longitud de este cabello es de 237 mm. y el diámetro máximo del tallo es de 85 micras, no tiene médula ni fusis en el cortex; este cabello es semejante a otros dubitados analizados anteriormente, es decir, que no se asemeja a ninguno de los indubitados estudiados.
El cabello m-12.8 es de color castaño oscuro a la luz incidente, también lo es a la luz transmitida, mide 65 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis en el cortex, los gránulos de pigmento se agrupan y en algunas ocasiones llegan a ser muy densos al microscopio; este cabello no presenta semejanza con ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-12.3 es un vello de tipo púbico de color castaño a la luz incidente, tiene 44 mm. de longitud y 145 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y visible, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; entre los vellos indubitados no hallamos ninguno con las mismas características morfológicas.
El vello m-12.9 es de color castaño y se oscurece progresivamente hacia la punta, tiene 31 mm. de longitud y 134 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, carece de fusis, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; este pelo es un vello probablemente del tórax y que se diferencia de los vellos indubitados.
El pelo m-12.16 es semejante al anterior, pero mide 36 mm. de longitud y 115 micras de diámetro máximo.
El pelo m-12.12 es un vello de color castaño, tiene 31 mm. de longitud y 113 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico pero poco aparente, los, fusis están presentes únicamente próximos a la raíz, esta se encuentra en fase telógena, la punta es roma; se trata de un vello con características morfológicas distintas a los vellos púbicos y por este motivo no es susceptible de ser cotejado con dichos pelos.
El vello m-12.13 es un pelo crespo de tipo púbico de color castaño oscuro por su extremo proximal, pero la mayor parte del tallo es de color negro, tiene 55 mm. de longitud y 145 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y visible, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta, el cortex presenta una sección muy irregular, la región media del cortex, por donde transcurre la médula, se encuentra más pigmentada; entre los vellos indubitados no encontramos ninguno con las mismas características morfológicas.
El vello m-12.14 es de color castaño, tiene 38 mm. de longitud y 150 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y visible, los fusis sólo están presentes por encima de la raíz, la superficie del tallo es irregular, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; entre los vellos indubitados no encontramos ninguno con las mismas características morfológicas.
El vello m-12.15 es de color castaño oscuro, tiene 20 mm. de longitud y 95 diámetro máximo, la médula es fragmentaria de tipo críptico, carece de fusis en el cortex, el extremo proximal está desflecado y el distal es redondeado; se trata de un vello que probablemente proceda de una extremidad, es decir, que no es susceptible de ser cotejado con los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-12.17 es un vello con las mismas características morfológicas que el anterior, aunque algo más largo y grueso.
El pelo m-12.16 es un vello de color castaño por el extremo proximal que se oscurece hacia la punta, tiene 36 mm. de longitud y 153 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, los fusis están presentes por encima de la raíz, ésta se encuentra en fase telógena y el extremo distal termina en punta, los pigmentos forman algunos gránulos opacos al microscopio, pero son escasos; entre los vellos indubitados no encontramos ninguno con las mismas características morfológicas.
El vello m-12.10, de aspecto crespo, es de color castaño a la luz incidente, mientras que a la luz transmitida se aprecia un oscurecimiento progresivo del tallo, tiene 52 mm. de longitud y 125 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; este vello de tipo púbico no presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos analizados.
El vello m-12.11 es de color rubio por la parte proximal y se obscurece progresivamente hacia la distal, tiene 81 mm. de longitud y 152 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; este vello presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo m-12.18 es un vello rubio en la mitad proximal del tallo y negro en la distal, tiene 37 mm. de longitud y 113 micras diámetro máximo, la médula es discontinua de tipo críptico, carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; entre los vellos indubitados no encontramos ninguno con las mismas características morfológicas.
El pelo m-12.19 es un vello rubio de 29 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, tiene médula discontinua de tipo críptico y fusis en el cortex próximo a la raíz, ésta se encuentra en fase telógena y la punta está abierta y roma; probablemente se trata de un vello procedente de una extremidad, las características morfológicas de este pelo no permiten cotejado con los vellos púbicos indubitados. El pelo m-12.23, aunque este roto por la punta, es semejante al descrito anteriormente.
El pelo m-12.20 es un vello rubio, algo más oscuro por la punta, tiene 48 mm. de longitud y 125 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, tiene fusis próximos a la raíz, ésta se halla en fase telógena y el extremo distal está abierto y romo; probablemente se trate de un vello torácico. Entre los pelos indubitados no hallamos ninguno con estas características morfológicas.
El pelo reseñado como m-12.21 es un vello rubio de 16 mm. de longitud y 125 micras de diámetro máximo, tiene la médula discontinua de tipo críptico y fusis en el cortex por el extremo proximal, la raíz está en fase telógena y la punta es roma; se trata de un vello que probablemente procede de alguna extremidad, las características morfológicas de este pelo no permiten cotejado con los vellos púbicos indubitados. El pelo m-12.22 presenta las mismas características morfológicas que el descrito anteriormente.
El pelo m-12.24 ha sido descrito en el primer apartado debido a que se pudo extraer y analizar el ADN en su raíz.
18°) Muestra m-13
De los diecisiete pelos que tiene esta muestra, cinco son de origen animal y el resto humanos: siete cabellos y cinco vellos.
Los cinco pelos de origen animal están reseñados con los números 3, 10, 13, 14 y 15, dos son completamente canos y los otros tres tienen la mitad distal negra y el resto del tallo cano, todos los pelos tienen médula continua de tipo críptico y carecen de fusis, miden entre 62 y 48 mm. de longitud y sus diámetros máximos están comprendidos entre 75 y 50 micras. Los pelos con el tallo bicolor se asemejan a los hallados en otras muestras.
El cabello m-13.1 es de color castaño muy oscuro a la luz incidente, sin embargo, cuando el tallo es observado al microscopio se comprueba que la región proximal es de color gris oscuro y el resto castaño, lo que nos indica que ha sufrido un’ tratamiento cosmético para cambiar el color aunque no se aprecie macroscópicamente; la longitud del tallo es de 210 micras y el diámetro máximo del tallo 125 micras. Este cabello no se asemeja a ninguno de los cabellos indubitados analizados.
El cabello m-13.8 es un pelo poco pigmentado, a la luz incidente el color es indefinido, la longitud del tallo es de 65 mm. y el diámetro máximo 80 micras, carece de médula y fusis, la punta está desflecada, la cutícula y el cortex muy alterado; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados.
El cabello m-13.9 es de color rubio a la luz incidente y transmitida debido a la de coloración y posterior tinción del tallo. Este pelo tiene 54 mm. de longitud y 100 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis en el
cortex, la cutícula está descamada y el extremo distal abierto, el tallo está roto por varios puntos; este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El pelo m-13.11 es un fragmento de cabello de color negro a la luz incidente, está roto por ambos extremos, mide 46 mm. de largo y 105 mieras de diámetro máximo, carece de médula y fusis, al microscopio se aprecian varios giros del tallo, lo que macroscópicamente le da un aspecto crespo; este fragmento de cabello no se asemeja a ninguno de los tallos indubitados.
El cabello m-13.12 presenta los dos tercios distales del tallo decolorados y teñidos de color rubio, sin embargo, el tercio proximal no está decolorado ni teñido y es negro a la luz incidente, mide 67 mm. de longitud y 153 micras de diámetro, la médula es continua de tipo críptico, no hay fusis en el cortex; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El cabello m.-13.16 tiene raíz en fase telógena y la punta está cortada, mide 50 mm. de longitud y 90 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y no hay fusis en el cortex. A la luz incidente, los dos tercios distales del tallo, son de color castaño muy oscuro, pero el primer tercio del tallo es cano; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte oscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo m-13.4 tiene raíz en fase telógena y termina en punta, mide 38 mm. de longitud y 70 micras de diámetro máximo, el resto de las características morfológicas coinciden con las descritas en el pelo anterior.
El pelo m-13.17 es un fragmento de cabello de color negro a la luz incidente y castaño oscuro a la luz transmitida, el tallo mide 66 mm. de largo, teniendo en cuenta que está roto por ambos extremos, el diámetro máximo es de 110 micras, la médula es discontinua de tipo críptico, no hallamos fusis, el cortex y la cutícula presentan numerosos traumatismos y erosiones; este fragmento de cabello no encuentra semejanza morfológica en ninguno de los tallos indubitados.
El pelo m-13.5 es un vello de tipo púbico de color castaño por su base y que se obscurece, basta hacerse negro en la punta, mide 60 mm. de longitud y 150 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, los fusis están presentes por encima de la raíz, la superficie del tallo es irregular, se distingue una torsión anular cerca del extremo distal, la punta es roma; no encontramos entre los vellos púbicos indubitados, ninguno con las mismas características morfológicas.
El pelo m-13.6 es un vello de color castaño que se hace negro en la punta, mide 48 mm. de longitud y 110 micras de longitud, la médula es fragmentaria de tipo críptico, no tiene fusis en el cortex, los pigmentos forman pequeños gránulos densos que en ocasiones son opacos a la luz transmitida; este vello no presenta semejanza morfológica con ninguno de los vellos indubitados analizados. El pelo m-13.7 se diferencia del anterior en que mide 48 mm. de longitud y 150 micras de diámetro, en el resto de características morfológicas no se diferencia del pelo descrito anteriormente.
El vello m-13.2 ha sido identificado por ADN por este motivo se describe en el apartado primero de pelos dubitados.
19°) Muestra m-14
Los diecisiete pelos que hay en esta muestra son cabellos y atendiendo a sus características morfológicas se pueden clasificar en dos grupos.
Los cabellos reseñados con los números 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10, 11, 12, 15 y 17 son de color rubio a la luz incidente y transmitida debido ha que han sido decolorados y posteriormente teñidos de rubio, la longitud de estos pelos está comprendida entre los 71 y 33 mm., pero un tallo está roto y carece de raíz, es un fragmento distal de cabello que podría proceder a su vez de otro tallo que está roto por su extremo distal; los diámetros máximos de estos pelos varían entre 120 y 50 micras. La mayoría de estos pelos no tienen médula, pero algunos la tienen continua o fragmentaria de tipo críptico. La presencia y distribución de fusis es un carácter muy variable en cuanto a presencia y distribución; en casi todos estos pelos se puede distinguir un pequeño segmento de tallo, de color castaño-gris, sin teñir por encima de raíz. Todos estos cabellos tienen raíz en fase telógena, es decir, que se han desprendido espontáneamente. Algunos tallos presentan áreas donde se ha perdido el borde cuticu1ar. El cortex de todos los tallos tiene aspecto fibroso. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
Los pelos 9, 13, 14 y 16 son cabellos de color castaño muy oscuro a la luz incidente, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos estos pelos al microscopio comprobamos que la parte
obscura de los tallos tienen color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Tres cabellos tienen raíz en fase telógena y otro está roto por su parte proximal, sus longitudes están comprendidas entre los 64 y 36 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 90 y 15 micras, ninguno de estos pelos tienen fusis ni médula en el cortex. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
20°) Muestra m-15
Esta muestra está compuesta por treinta y siete pelos: cinco pelos de origen animal y treinta y dos de origen humano: once cabellos y veintiún vellos.
El indicio m-15.12 es una fibra textil de origen animal de color azul celeste que tiene 22 mm. de longitud y 45 micras de diámetro máximo, aunque la mayor parte de la fibra es de aproximadamente 25 micras. La reseña m-l5.25, por un error en la numeración, no representa a ninguna evidencia.
Cuatro de los pelos de origen animal, los reseñados con los números 14, 18, 22 y 38, tienen todo el tallo de color negro a la luz incidente, mientras que el 23 es cano en la mitad proximal y negro por la distal, los cuatro pelos tienen la médula continua de tipo críptico y carecen de fusis; estos pelos se asemejan a otros de origen animal analizados en muestras anteriores.
Los cabellos 1, 15,24 y 30 son cabellos de color castaño muy oscuro a la luz incidente, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos estos pelos al microscopio comprobamos que la parte obscura de los tallos tienen color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Tres cabellos tienen raíz en fase telógena y otro está roto por su parte proximal, sus longitudes están comprendidas entre los 56 y 24 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 90 y 50 micras, ninguno de estos pelos tienen fusis ni médula en el cortex. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
Los cabellos 2, 4, 5, 16 y 17 son de color rubio a la luz incidente y transmitida debido a que han sido decolorados y posteriormente teñidos de rubio, la longitud de estos pelos está comprendida entre los 46 y 33 mm., los diámetros máximos de estos pelos varían entre 120 y 60 micras. Uno de los cabellos tiene médula continua de tipo críptico, el resto carecen de ella, tres tallos tienen fusis por encima de la raíz; en todos estos pelos se puede distinguir un pequeño segmento del tallo sin teñir, de color castaño-gris, por encima de la raíz. Los cuatro cabellos tienen raíz en fase telógena, es decir, que se han desprendido espontáneamente. Algunos tallos presentan áreas donde se ha perdido el borde cuticular. El cortex de todos los tallos tiene aspecto fibroso. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El pelo m-15.3 es un cabello de color castaño claro que se obscurece progresivamente hacia la punta, mide 43 mm. de longitud y 70 micras de diámetro máximo, la raíz se halla en fase telógena y la punta está abierta y dest1ecada, la médula es fragmentaria de tipo visible y en el cortex no se distinguen fusis; este cabello no presenta semejanza con ninguno de los indubitados analizados.
El cabello m-15.19 es de color rubio muy claro a la luz incidente, a la luz transmitida el tallo no parece teñido, sin embargo, los pigmentos han desaparecido en la mayor parte del tallo, y el cortex tiene aspecto fibroso, esto nos indica que se ha producido un proceso de decoloración, no tiene médula ni fusis en el cortex, la punta está rota; este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-15.6 es un vello de tipo púbico de color rubio en aproximadamente sus dos tercios proximales, el resto del tallo es de color negro, la longitud del vello es de 70 mm., el diámetro máximo es de 170 micras, la raíz está en fase telógena y el extremo distal está roto, la médula es continua de tipo críptico y los fusis están presentes por encima de la raíz, el tallo está abierto en varios puntos, afectando al cortex y a la cutícula; este vello presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega. El pelo m-15.21 es un vello con las mismas características morfológicas que el descrito anteriormente.
Los pelos 7, 13, 20 y 26 son vellos de color rubio a la luz incidente y transmitida, sin variaciones cromáticas a lo largo del tallo, tienen una longitud comprendida entre 42 y 35 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 140 y 105 micras, los cuatro vellos tienen médula continua o discontinua de tipo críptico, dos pelos presentan fusis en el cortex por encima de la raíz, las puntas de los cuatro tallos están abiertas y desflecadas o romas, hay dos pelos que tienen la cutícula desorganizada en forma de barbillas, y todos tienen un cortex de aspecto fibroso; se trata de vellos que probablemente procede del tórax, pero no hallamos pelos semejantes entre los indubitados.
Los pelos 8, 9, 10, 11, 27, 28, 29, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37 y 39 tienen en común su escaso desarrollo, es decir, no son vellos púbicos pueden proceder de extremidades o del tórax, la mayoría de los tallos son de color rubio, pero también los hay castaños y negros, las longitudes de estos vellos están comprendidas entre 35 y 17 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 115 y 40 micras. Todos los vellos, excepto los tres más cortos, presentan las puntas abiertas y romas o desflecadas; tienen médula discontinua o fragmentaria de tipo críptico. Estos pelos no son susceptibles de cotejo con los vellos púbicos indubitados por proceder de otras regiones anatómicas.
21°) Muestra m-16
En esta muestra hay veintiséis pelos, cinco de origen animal y veintiuno de origen humano: siete cabellos y catorce vellos.
Los indicios reseñados con los números 27, 28, 29 y 30 son fibras textiles de origen animal de color verdoso a la luz transmitida, tienen una longitud comprendida entre los 38 y 9 mm., dos tienen la superficie de aspecto estriado y miden 45 micras de diámetro y otras dos tienen la superficie de aspecto entrelazado y miden 40 micras de diámetro.
Los pelos de origen animal están reseñados con los números 9, 10, 16, 17 y 18 tienen longitudes comprendidas entre los 52 y 20 mm., los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 110 y 45 micras. El color de los tallos de estos pelos es variable los hay que son completamente canos y también totalmente negros, uno presenta dos tercios del tallo cano y el resto negro. Todos tienen médula continua de tipo críptico, aunque en algunos casos se aprecian segmentos visibles; las características de estos pelos ya se han hallan en otros pelos analizados anteriormente.
Los cabellos m-16.3 y m-16.6 son pelos que presentan, a la luz incidente, color rubio pajizo, mientras que a la luz transmitida se comprueba que estos cabellos están ligeramente decolorados y teñidos de rubio. El cabello más largo mide 95 mm., mientras que el más corto mide 52 mm. Los diámetros máximos de los tallos son, respectivamente, 82 y 73 micras; ninguno de estos cabellos tiene médula ni fusis en el cortex, en ambos tallos se observan alteraciones en la cutícula. Estos cabellos se diferencian principalmente de los teñidos de Joaquín Anglés en que tienen numerosos pigmentos en el cortex, son de color más oscuro a la luz trasmitida y no se distingue, por la parte proximal, ningún segmento sin teñir. Entre los cabellos indubitados no hallamos ninguno que presenten las mismas características morfológicas.
Los cabellos m-16.12 y m-16.20 son pelos que tanto a la luz incidente como transmitida presentan color rubio, pero, son más claros que los descritos anteriormente, por encima de la raíz se distingue, en ambos pelos, un segmento de tallo sin teñir, de color castaño-gris; no tienen médula ni fusis en el cortex, y los pigmentos son muy escasos, además el cortex tiene con frecuencia aspecto fibroso. La longitud de los tallos es de 45 y 25 mm., los diámetros máximos respectivos son 75 y 100 micras. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El pelo m-16.1 es un cabello de color negro a la luz incidente y castaño a la luz transmitida, más claro por el extremo proximal, mide 51 mm. de longitud y 80 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase telógena, carece de médula y fusis, en el cortex se observan gránulos de pigmento de mediano tamaño irregularmente distribuidos por todo el cortex; este cabello no presenta semejanza con ninguno de los indubitados analizados. Los cabellos m-16.7 y m-16.11 sólo se diferencian del anterior en que son algo más cortos, miden 35 y 42 mm. de longitud, respectivamente.
El pelo m-16.2 es un vello de color rubio a la luz incidente y transmitida, mide 23 mm. de longitud y 140 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, no hay fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena, y la punta es roma, la superficie del tallo es muy irregular; se trata de un vello que probablemente procede de alguna extremidad, este pelo no es susceptible de cotejo con los vellos púbicos indubitados. El pelo m-16.19 es un vello con características. morfológicas semejantes al descrito anteriormente, pero con el extremo distal romo y desflecado. El pelo m-16.23 es un vello rubio, semejante a los anteriores, de 25 mm. de longitud y 90 micras de diámetro, la punta está abierta y roma.
El pelo m-16.25 también es un vello de color rubio a la luz incidente y al microscopio óptico, tiene 30 mm. de longitud y 105 micras de diámetro máximo; la médula es continua de tipo críptico, los fusis están presentes por encima de la raíz, ésta se halla en fase telógena, la punta está abierta y roma; este vello se asemeja a los descritos anteriormente. El pelo m-16.26 es un pequeño vello rubio de 13 mm. de longitud y 67 micras de diámetro que tampoco es susceptible de cotejo con los vellos púbicos.
El pelo m-16.4 es un vello de tipo púbico que presenta color castaño a la luz incidente, aunque la parte final del tallo se hace negra, a la luz transmitida se observan algunas variaciones en el color del tallo debidas a las variaciones de diámetro que éste presenta. La longitud de este pelo es de 62 mm. y el diámetro máximo del tallo 145 micras, la médula es continua de tipo críptico, no se distinguen fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta, en el tallo se aprecian torsiones; este vello es distinto de los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-16.5 es un vello de color rubio a la luz incidente mientras que al microscopio se observa un cortex poco pigmentado Y de aspecto fibroso, es decir, que podría estar decolorado, tiene 35 mm. de longitud y 160 micras de diámetro máximo, no tiene médula ni fusis, la raíz está en fase telógena y la punta es roma, el tallo presenta una superficie irregular; se trata de un vello que probablemente procede del tórax; este vello no es susceptible de cotejo con los vellos púbicos indubitados.
El vello m-16.8 es un vello de color rubio a la luz incidente, sin embargo, como el pelo descrito anteriormente, se observa al microscopio un cortex poco pigmentado y de aspecto fibroso, probablemente ha sido decolorado. La raíz de este pelo está en fase catágena y la punta roma, tiene 45 mm. de longitud y 120 micras de diámetro máximo, el tallo es muy irregular y en la cutícula se r distinguen numerosas erosiones; este pelo es probablemente del tórax, aunque también podría ser un vello púbico; entre los vellos púbicos indubitados no encontramos ninguno con estas características.
El vello m-16.13 es un vello con la parte proximal de color castaño que se obscurece progresivamente hacía el extremo distal, tiene 42 mm. de longitud y 125 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico y visible, la raíz está en fase telógena y la punta es roma, el tallo tiene una superficie irregular; no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados. El vello m-16.14, tiene 45 mm. de longitud y 125 micras de diámetro, se diferencia del anterior en que el extremo distal no está cortado, termina en punta; este pelo es semejante al anterior.
El pelo m-16.15 es un vello de tipo púbico de color castaño, sin variaciones cromáticas a lo largo del tallo, tiene 45 mm. de longitud y 140 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase catágena y la punta está rota, la médula es continua de tipo críptico, el tallo está muy deteriorado, con la cutícula muy erosionada y el cortex desestructurado; este vello no presenta semejanza morfológica con ninguno de los vellos púbicos analizados.
El pelo m-16.21 es un vello de tipo púbico de color castaño en los dos tercios proximales y negro por el extremo distal, tiene 47 mm. de longitud y 150 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase catágena y la punta está rota, la médula es continua de tipo críptico poco aparente, el tallo presenta algunas torsiones, pero no tiene una superficie muy irregular; este vello no presenta ninguna semejanza con los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-16.22 es un vello de color rubio a la luz incidente y transmitida, mide 45 mm. de longitud y 105 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico, no hay fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta esta rota, la cutícula está muy alterada, tiene aspecto de barbillas; se trata de un vello que probablemente procede de alguna extremidad, este pelo no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-16.24 es un vello de color castaño que tiene 24 mm. de longitud y 95 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo mayoritariamente críptico, carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta; este vello no presenta semejanza morfológica con ninguno de los vellos púbicos indubitados.
22º) Muestra m-17
De los cuarenta Y seis pelos de que está compuesta esta muestra, veintiséis son de origen humano y veinte son de origen animal; entre los primeros hay diecinueve cabellos y siete vellos.
Los pelos de origen animal están reseñados con los números 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 12, 13, 17, 18, 22, 25, 27, 29, 31, 37, 39, 40 y 43. Todos estos pelos probablemente proceden del mismo animal ya que las diferencias que se hallan entre ellos están debidas al color y tamaño de los pelos más que a otras características morfológicas. El color de los pelos varía entre los que tienen todo el tallo negro y los que lo tienen cano, pero también hay tallos en los que la región proximal es negra y la distal cana. Las longitudes están comprendidas entre los 53 y 13 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 85 y 37 micras. Todos los pelos tienen médula continua de tipo críptico y ausencia de fusis en el cortex. Algunos pelos tienen rota y abierta la punta. Este grupo de pelos no se diferencia de otros de origen animal analizados en otras muestras.
Los cabellos 1, 11, 16, 19, 20, 21, 23, 26, 28 y 35 son pelos que tanto a la luz incidente como transmitida presentan color rubio debido a un proceso de decoloración y tinción, pero, por encima de la raíz se distingue, en todos ellos, un segmento de tallo sin teñir, de color castaño-gris; la mayoría carecen de médula, los que la
presentan la tienen continua o discontinua de tipo críptico, la presencia y distribución de fusis es un carácter variable, hay pelos que no los tienen y otros los poseen esparcidos por toda el cortex; los pigmentos son muy escasos, además el cortex tiene con frecuencia aspecto fibroso. En el cortex de algunos pelos se distinguen alteraciones traumáticas que afectan a segmentos medios del tallo y puntas; también hay algunos tallos que han perdido parte de su cutícula. La longitud de estos cabellos está comprendida entre los 52 y 34 mm., los diámetros máximos varían entre 125 y 45 micras. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El cabello m-17.9 es un pelo de color castaño a la luz incidente y transmitida, sin alteraciones de color, natural o artificial, a lo largo del tallo. La longitud del pelo es de 65 mm., y el diámetro máximo 60 micras, en el cortex no se distingue médula ni fusis. Este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El pelo m-17.14 es un cabello de color negro a la luz incidente y castaño oscuro a la luz transmitida, el tallo no sufre cambios de color naturales o artificiales; la longitud de este pelo es de 30 mm. y su diámetro máximo 80 micras. La raíz está en fase telógena y la punta cortada perpendicularmente al eje del tallo. En el cortex no se distingue médula ni fusis. Este cabello no se asemeja a ninguno de los indubitados analizados.
El cabello m-17.15 tiene raíz en fase telógena y la punta está cortada, mide 55 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, la médula es continua- fragmentaria de tipo críptico y no hay fusis en el cortex. A la luz incidente, la mayor parte del tallo es de color castaño muy oscuro, y los primeros milímetros son canos; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte oscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo m-17.24 es un fragmento de cabello de color castaño a la luz incidente, que podría estar ligeramente teñido. El tallo mide 32 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis en el cortex. Este fragmento de cabello no encuentra semejanza morfológica en ninguno de los tallos indubitados.
El cabello m-17.30 tiene el tallo de color rubio pajizo a la luz incidente, mide 50 mm. de longitud y 145 micras de diámetro máximo, la médula es continua-fragmentaria de tipo críptico, carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta está cortada, la cutícula y el cortex presenta numerosas , alteraciones; entre los cabellos indubitados no hallamos ninguno con estas características morfológicas.
El pelo m-17.10 es un vello de color negro a la luz incidente, tiene 35 mm. de longitud y 35 micras de diámetro máximo, no tiene médula ni fusis en el cortex, la raíz está en fase catágena y la punta desflecada, los pigmentos se agrupan, en gránulos, algunos opacos a la luz transmitida. Se trata de un vello muy poco desarrollado, que no presenta características morfológicas de vello púbico, y por tanto no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados.
El vello m-l7.32 es de color castaño y se oscurece rápidamente hasta hacerse negro, tiene 25 mm. de longitud y 153 micras de diámetro máximo, la médula es continua-discontinua de tipo visible, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta. Este vello podría proceder de cualquier región corporal, no presenta semejanza morfológica con los vellos indubitados.
El vello m-17.33 es de color rubio, tiene 30 mm. de longitud y 130 micras de diámetro máximo, carece de médula y en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta es roma, en el tallo se distingue una torsión anular; se trata de un vello que probablemente procede de alguna extremidad, este pelo no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-17.34 es un vello semejante al descrito anteriormente, se diferencia en que es 10 mm. más corto, mide 77 micras de diámetro máximo y tiene médula discontinua de tipo críptico.
El vello m-17.36 es rubio a la luz incidente y transmitida, mide 35 mm. de longitud y 117 micras de diámetro, la médula es discontinua de tipo críptico, la raíz está en fase catágena y la punta es roma; este pelo es semejante a los descritos anteriormente.
El pelo m-17.38 es un vello de color negro que tiene 50 mm. de longitud y 52 micras de diámetro máximo, carece de médula Y tiene fusis por su extremo proximal, la raíz está en fase telógena y la punta está cortada; se trata de un vello muy poco desarrollado, que no presenta características morfológicas de vello púbico, y por tanto no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados.
El vello m-17.41 tiene el tallo de color negro, mide 18 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, la médula es discontinua de tipo críptico, la raíz está en fase telógena y la punta es roma; se trata de un vello muy poco desarrollado, que no presenta características morfológicas de vello púbico, y por tanto no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados.
El vello m-17.42 es de color rubio a la luz incidente y transmitida, tiene 23 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, la médula es discontinua de tipo críptico y carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta roma y abierta; se trata de un vello que probablemente procede de alguna extremidad, este pelo no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados.
El pelo m-17.44 es un fragmento de vello de color negro a la luz incidente y castaño a la luz transmitida, tiene 15 mm. de longitud y 78 micras de diámetro, la punta del pelo está rota y el extremo proximal también; este fragmento de vello no es susceptible de ser cotejado con los vellos indubitados.
El pelo m-17.45 es también un fragmento de vello de 15 mm. de longitud y 77 micras de diámetro máximo, está roto y con la punta roma por el extremo proximal; se trata de un vello que probablemente procede de alguna extremidad, este pelo no se puede cotejar con los vellos púbicos indubitados. El vello m-17.46 se diferencia únicamente del anterior en que tiene raíz en fase telógena.
23°) Muestra m-18.
Los setenta y siete pelos de que está compuesta esta muestra son de origen animal; las características morfológicas de los mismos son homogéneas, todos son canos por la mitad proximal y negros por la distal, sus longitudes están comprendidas entre los 56 y 40 mm., los diámetros de los tallos varían entre 75 y 25 micras. Todos los pelos tienen la raíz en fase telógena, médula continua de tipo críptico y fusis por el extremo proximal. Las raíces están en fase telógena o catágena y los extremos distales terminan en punta, aunque hay algunos rotos. Este grupo de pelos no se diferencia de otros de origen animal hallados en otras muestras.
24°) Muestra m-19.
En esta muestra hay treinta Y cuatro pelos, diez son de origen animal y el resto son humanos, quince cabellos y nueve vellos.
Los pelos reseñados con los números 5, 8, 11, 16, 17, 19, 20, 24, 27, 30 y 35 son de origen animal, el color del tallo, a la luz incidente, puede ser totalmente negro o negro por el extremo distal y cano por el proximal. La longitud de los pelos que no están rotos por la punta está comprendida entre los 55 y 42 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 75 y 50 micras. La raíz de estos pelos está en fase telógena y los extremos distales terminan en punta o están rotos. Este grupo de pelos no se diferencia de otros de origen animal analizados en otras muestras.
Los pelos m-19.1 y m-19.2 son cabellos de color castaño muy oscuro a la luz incidente, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos estos pelos al microscopio comprobamos que la parte obscura de los tallos tienen color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Un cabello tiene raíz en fase telógena y el otro en fase catágena, sus longitudes son, respectivamente, están comprendidas ; entre los 55 y 67 mm., los diámetros máximos de los tallos son 90 y 120 micras, los dos pelos tienen médula continua de tipo críptico y sólo uno de ellos presenta fusis en el cortex, por encima de la raíz. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega. El pelo m-19.14 es un cabello que se diferencia de los anteriores en el diámetro ya que sólo mide 55 micras, por este motivo el color, a la luz incidente, es castaño oscuro.
Los cabellos reseñados con los números 3, 6, 12, 15 y 22 son pelos que tanto a la luz incidente como transmitida presentan color rubio debido a un proceso de decoloración y tinción, pero, por encima de la raíz se distingue, en todos ellos un segmento de tallo sin teñir, de color castaño-gris; sólo uno tiene médula, ésta es continua de tipo críptico. Ninguno de los pelos tiene fusis y los pigmentos son muy escasos en el cortex, además, éste tiene con frecuencia aspecto fibroso. También se distinguen alteraciones traumáticas en el cortex que afectan a segmentos medios del tallo y puntas; hay algunos tallos que han perdido parte de su cutícula. La longitud de estos cabellos está comprendida entre los 54 y 28 mm., los diámetros máximos varían entre 125 y 100 micras. Estos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El cabello m-19.9 tiene un tallo de 93 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo y es de color castaño claro, aunque por la parte proximal es más oscuro; al microscopio no se distinguen médula ni fusis en el cortex. Los pigmentos se distinguen bien, pero el tallo podría estar ligeramente teñido. Este cabello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El cabello m-19.10 es de color castaño oscuro a la luz incidente y ámbar al microscopio, tiene 50 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis en el cortex. La raíz está en fase telógena y
la punta está cortada. Los pigmentos se distinguen bien, pero el tallo podría estar ligeramente teñido. Este cabello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El cabello m-19.18 es, a la luz incidente, de color castaño, mientras que al microscopio, aunque se observan pigmentos, Parece que el pelo ha sido ligeramente decolorado y teñido, este cabello mide 38 mm. de longitud y 80 micras de diámetro, tiene raíz en fase telógena y está cortado por la punta, carece de fusis y la médula es discontinua fragmentaria. Este cabello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El pelo m-19.4 es un cabello de color negro por el extremo proximal y castaño por el distal, tiene 110 mm. de longitud y 80 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta está abierta y desflecada. Al microscopio óptico se comprueba que la región del tallo de color castaño está menos pigmentada y el viraje de color puede ser debido a una tinción. Entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno que presente estas características morfológicas.
El cabello m-19.7 es de color negro a la luz incidente, tiene 36 mm. de longitud y 50 micras de diámetro máximo, no tiene médula ni fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta está cortada. Este cabello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El pelo m-19.13 es un fragmento cabello de color negro a la luz incidente, está roto por su extremo proximal y por tanto carece de raíz, tiene 40 mm. de longitud 55 micras de diámetro. Entre los cabellos indubitados no encontramos ninguno que presente estas características morfológicas.
El cabello m-19.23 es un tallo de color negro a la luz incidente, tiene 23 mm. de longitud y 70 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis en el cortex, los pigmentos se agrupan en gránulos de mediano tamaño de forma homogénea en todo el cortex. Este cabello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El pelo m-19.21 es un vello de tipo púbico cuyo tallo es de color castaño claro a la luz incidente, y se oscurece progresivamente hacia el extremo distal, la raíz está en fase catágena y la punta está rota y roma, la longitud del tallo es de 48 mm. y el diámetro máximo 150 micras, la médula es continua de tipo críptico, no tiene fusis en el cortex; éste es sinuoso y tiene una torsión anular, además, presenta una rotura hacía el extremo distal. Este vello presenta semejanza , morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo m-19.26 es un vello negro, sin variaciones de color a lo largo del tallo, tiene 35 mm. de longitud y 120 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo críptico pero apenas se aprecia, no se distinguen fusis; el cortex no presenta torsiones y la superficie del tallo no es sinuosa. Este pelo no tiene características de vello púbico, por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
Los pelos 28, 32 y 33 son vellos de color castaño claro a la luz incidente y poco pigmentados como se puede apreciar al microscopio, las longitudes de estos pelos están comprendidas entre los 25 y 11 mm., los diámetros máximos de los tallos varía entre 115 y 100 micras, las raíces están en fase telógena y las puntas romas, los tres tallos tienen médula discontinuas de tipo críptico; se trata de vellos que podrían proceder del cuerpo o de alguna extremidad y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
El vello m-19.29 es de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 26 mm. de longitud y 90 micras de diámetro, la médula es discontinua de tipo críptico, la raíz está en fase telógena y la punta es roma, se distingue una torsión anular en el tallo; se trata de un vello que podrían proceder del cuerpo o de alguna extremidad y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
El pelo m-19.31 es vello de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 13 mm. de longitud y 75 micras de diámetro, la médula es continua de tipo críptico, carece de fusis en el cortex, la raíz está en fase telógena y la punta es roma; se trata de un vello que podría proceder del cuerpo o de alguna extremidad y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
El pelo m-19.34 es un fragmento de tallo de color castaño, desflecado por el extremo proximal y con la punta roma, la médula es discontinua de tipo críptico; se trata de un fragmento de vello que no es susceptible de ser cotejado con los pelos indubitados.
25º) Muestra m-20
Esta muestra tiene catorce pelos, tres de origen animal y once humanos, de éstos uno es un cabello y el resto son vellos.
Los tres pelos de origen animal, reseñados con los números 1, 2 y 5, presentan características morfológicas análogas a los hallados en otras muestras. El tallo de estos pelos es de color variable entre totalmente cano o mixto, las longitudes de estos pelos están comprendidas entre los 64 y 21 mm., los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 50 y 35 micras, la médula es continua de tipo críptico y no se distinguen fusis en el cortex.
El pelo m-20.3 es un cabello de color rubio a la luz incidente y transmitida y cuyo color es consecuencia de un proceso de decoloración y tinción, por encima de la raíz aún conserva su color natural castaño-gris en un par de milímetros. La raíz está en fase telógena y la punta está cortada, mide 44 mm. de longitud y 95 micras de diámetro máximo, no tiene médula ni fusis en el cortex. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El pelo m-20.13 es un fragmento de tallo de 12 mm. de longitud y 85 micras de diámetro, es de color castaño y no se distingue médula ni fusis en el cortex; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
Los pelos 4, 6, 10 y 14 son vellos de color rubio a la luz incidente y transmitida, tienen una longitud comprendida entre los 30 y 25 mm., los diámetros de los tallos varían entre 100 y 90 micras, en el cortex no se distinguen estructuras como la médula o los fusis. Todos los tallos tienen la punta roma, y uno también abierta. La estructura de estos pelos sugiere que se trata de vellos de tipo corporal o de la extremidades y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
Los pelos 7, 8 y 9 son fragmentos de vello, el primero es de color castaño y se oscurece progresivamente hacia la punta, los otros dos son negros, miden entre 35 y 24 mm. de longitud, los diámetros máximos de los tallos oscilan entre 115 y 65 micras, el pelo más grueso tiene médula discontinua de tipo visible, los otros dos carecen de ella, en ninguno de los vellos se distinguen fusis. La punta de dos de los tallos son romas y el otro está abierto por el extremo distal; se trata de vellos que podrían proceder del cuerpo o de alguna extremidad y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados. El pelo m-20.12 es un vello de 10 mm. de longitud y 155 micras de diámetro máximo, es de color negro a la luz incidente y castaño oscuro a la luz transmitida del microscopio óptico, la raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta, la médula es continua de tipo visible, no se distinguen, fusis en el cortex; este pelo es un vello que probablemente procede de la región; orbitaria y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
El pelo m-20.11 es un vello de tipo púbico de color castaño por el extremo proximal y negro por el distal, tiene 55 mm. de longitud y 153 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase catágena y el extremo distal termina en la médula es continua de tipo críptico, no se distinguen fusis en el cortex, el tallo es sinuoso y tiene algunas torsiones; este vello púbico no presenta semejanza con ninguno de los indubitados analizados.
Muestra recogida en el Seat Ronda:
26º) Muestra c-1.
Esta muestra contiene dos pelos: un cabello y un vello. El cabello, c-1.1, es de color rubio a la luz incidente y transmitida, pero carece de pigmentos y médula en el cortex, además, en todo el tallo son abundantes los fusis, la longitud del pelo es de 62 mm., y el diámetro máximo del tallo es 75 micras; entre los cabellos indubitados no hallamos ninguno con estas características morfológicas.
El vello, c-1.2, es de color castaño oscuro por su parte proximal y se obscurece progresivamente hacia la punta, tiene médula fragmentaria y escasos fusis repartidos a lo largo del tallo, mide 29 mm. de longitud y 75 micras de diámetro, la raíz está en fase telógena y la punta está rota, este pelo presenta gránulos de pigmento opacos distribuidos irregularmente a lo largo de todo el tallo; se trata de un vello corporal que podría proceder de alguna extremidad y por tanto no es susceptible de cotejo con los pelos indubitados.
27°) Muestra c-3.
El único pelo de esta muestra es un cabello que tiene 57 mm. de longitud y 65 micras de diámetro máximo, la raíz está en fase telógena, la punta está rota, el color del tallo es negro a la luz incidente y castaño oscuro al microscopio, no tiene médula y los fusis son abundantes en el tercio proximal, mientras que son escasos en el resto del tallo. Al microscopio se pueden distinguir numerosos gránulos de pigmento de gran tamaño, opacos a la luz transmitida, y cuya distribución longitudinal y transversal en el tallo es variable. Este cabello no guarda semejanza con ninguno de los cabellos indubitados.
28º) Muestra c-4.
Los tres pelos de esta muestra son de origen animal. Dos están poco pigmentados por su parte proximal y el resto del tallo es de color negro, tienen médula continua arrosariada de tipo visible y fusis por encima de la raíz. El otro pelo es cano por la base y punta, y negro por en medio; la médula está en mosaico y es visible.
29°) Muestra c-5.
Veinticinco son los pelos que hay en esta muestra: cuatro de origen animal y veintiuno de origen humano; de éstos catorce son cabellos y siete vellos. Los cuatro pelos de origen animal, reseñados con los números 1, 8, 12 y 22, poseen características morfológicas distintas, si bien sólo hay un pelo completo en el que es posible estudiar todas las estructuras; el más peculiar de todos es el c-5.8 debido a que el cortex está teñido de verde.
El cabello c-5.2 está completo, tiene raíz en fase telógena y termina en punta, mide 52 mm. de longitud y 90 micras de diámetro máximo, posee médula continua y fragmentaria, principalmente de tipo críptico, también presenta fusis; corticales, pero sólo por encima de la raíz. Lo más singular de este cabello es su color ya que a la luz incidente es de color castaño muy oscuro, pero los primeros milímetros del tallo son canos; cuando observamos este pelo al microscopio comprobamos que la parte obscura del tallo tiene color caoba y los pigmentos son escasos, es decir, el tallo está teñido; la parte clara del tallo carece de pigmentos, probablemente por efecto de un tratamiento cosmético decolorante. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos analizados de Miguel Ricart Tárrega.
Hay siete cabellos que podemos agrupar por presentar decoloración y tinción de color rubio. Son los siguientes pelos: 3, 4, 5, 6, 9, 14 y 16. En conjunto estos pelos se distinguen, como ya hemos dicho, por estar decolorados y teñidos de rubio; el color natural es, al microscopio, castaño-gris, como se puede apreciar por los extremos proximales. La longitud de este grupo de cabellos está comprendida entre los 71 y 31 mm., todos tienen raíz en fase telógena; los diámetros máximos de los tallos están comprendidos entre 115 y 65 micras. La presencia y distribución de fusis corticales es variable, hay tallos que no los poseen, mientras que también hay tallos que los muestran a lo largo de toda su longitud. Lo mismo ocurre con la médula, hay pelos que carecen de ella, mientras que otros la tienen continua de tipo mixto en diferentes distribuciones. Cinco de estos pelos presentan segmentos en los que el borde cuticular ha desaparecido, sin que a este nivel se puedan distinguir las escamas. Tres de estos cabellos tienen la punta desflecada. Este grupo de cabellos presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
El pelo c-5.11 es un fragmento de cabello roto por ambos extremos, tiene 39 mm. de longitud y 100 micras de diámetro máximo, es de color negro a la luz incidente y castaño oscuro a la luz transmitida. No distinguimos fusis en el tallo. La médula es continua de tipo críptico. No encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El cabello c-5.13 es de color negro a la luz incidente y castaño al microscopio, tiene 62 mm. de longitud y 50 micras de diámetro, carece de médula y fusis en el cortex, los pigmentos se agrupan en formando gránulos que se distribuyen irregularmente; no hallamos, entre los cabellos indubitados, pelos con semejanza morfológica. El pelo c-5.18 es un fragmento de cabello de color castaño claro a la luz incidente, tiene 23 mm. de longitud y 90 micras de diámetro, carece de médula y de fusis; no hallamos entre los pelos indubitados cabellos con estas características morfológicas, pero los fragmentos de tallos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos. El pelo c-5.21 es un fragmento de cabello de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 36 mm. de longitud y 85 micras de diámetro máximo, el cortex tiene médula continua de tipo mixto y fusis distribuidos irregularmente, además, el tallo está muy alterado probablemente por la agresión de pequeños artrópodos; No encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos. El cabello c-5.24 es una cana de 95 mm. de longitud y 80 micras de diámetro, carece de médula y tiene fusis repartidos en todo el cortex; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características.
El pelo reseñado como c-5.7 es un vello de tipo púbico rubio, sin variaciones de color a lo largo de su tallo, tiene 50 mm. de longitud y 140 micras de diámetro máximo, la médula es continua de tipo mixto alternante, los fusis son abundantes por encima de la raíz, la punta está abierta; este vello se asemeja a los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega. El pelo reseñado como c-5.10 es de color castaño oscuro a la luz incidente, presenta fusis en dos tercios de su longitud y médula continua de tipo mixto, mide 41 mm. de longitud y 120 micras de diámetro máximo; este pelo es un vello, pero no es de tipo púbico lo cual nos impide cotejado con las vellos púbicos indubitados. El pelo c-5.23, aunque se diferencia del descrito anteriormente, tampoco es de tipo púbico por lo cual no procedemos a su cotejo. El pelo c-5.19 es un vello lacio, de color castaño oscuro, tiene 35 mm. de longitud y 110 micras de diámetro, con la sección del tallo de forma regular, es decir, que tampoco tiene características de vello púbico por lo cual no lo cotejamos con los vellos indubitados. Por último, en esta
muestra también encontramos dos vellos castaños de escaso desarrollo, c-5.17 y c-5.20, rotos por los extremos proximales, que no son objeto de cotejo con los indubitados.
30º) Muestra c-7
Esta muestra está compuesta por cuatro cabellos. El c-7.1 es un fragmento de tallo de 59 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, de color castaño, oscuro a la luz incidente, tiene fusis en un pequeño segmento del cortex, la punta está desflecada; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos. El pelo c-7.2 esta decolorado y teñido de rubio, el color natural es, al microscopio, castaño-gris, como se puede apreciar por el extremo proximal, la longitud de este grupo de cabello es 50 mm., tiene raíz en fase telógena, el diámetro máximo del tallo es de 80 micras, no posee fusis ni médula en el cortex, el borde cuticular ha desaparecido en algunos segmentos, sin que a este nivel se puedan distinguir las escamas. Este cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
Los cabellos c-7.3 y c-7.4 han sido identificados por ADN por este motivo se describen en el apartado primero de pelos dubitados.
31°) Muestra c-8
En esta muestra hay nueve pelos y una fibra. El indicio c-5.10 es una fibra sintética de 20 mm. de longitud y 83 micras de diámetro que está ligeramente coloreada. De los nueve pelos hallados en esta muestra: tres son de origen animal y siete humanos: seis cabellos y un vello. Los pelos de origen animal reseñados con los números 2 y 3 son semejantes, miden 21 mm. de longitud, tienen médula continua y raíz en fase telógena, los dos son canos; el reseñado con el número 1 se diferencia de los anteriores en la forma y distribución de la médula. Los pelos 4, 6 y 7 son cabellos teñidos de color rubio que presentan las mismas características que los descritos en la muestra c-5 y por tanto no guardan correspondencia morfológica con los cabellos indubitados.
El pelo c-8.8 es un fragmento de cabello de 45 mm. de longitud y 60 micras de diámetro máximo, está roto y desflecado por ambos extremos, no se distinguen fusis y la médula es escasa de tipo críptico, el color a la luz incidente es negro, pero al microscopio se distinguen los pigmentos y una coloración caoba ,como signo de tinción, probablemente temporal; este fragmento de pelo guarda morfológica con las fibras capilares de Desirée Hernández Floch, pero hay que recordar que los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El pelo c-8.9 es un vello cano por el extremo proximal y castaño claro el resto del tallo, tiene 20 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, los fusis son muy abundantes en el segmento cano, pero no están presentes en el resto del tallo, la médula es fragmentaria de tipo visible. Este vello, al no tener características de vello púbico, no es cotejable con los indubitados.
El pelo c-8.5 ha sido identificado por ADN por este motivo se describen en el apartado primero de pelos dubitados.
32°) Muestra c-9
Seis pelos tiene esta muestra, todos ellos de origen humano: cuatro cabellos y dos vellos. El reseñado con el número c-9.1 es un cabello de color castaño oscuro a la luz incidente, mientras que a la luz transmitida es claro, mide 26 mm. de longitud y 75 micras de diámetro, los fusis son muy abundantes a lo largo de todo el tallo, sin embargo, carece de médula, no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características.
Los pelos c-9.2 y c-9.3 son cabellos que tienen los extremos proximales muy poco pigmentados, parecen canos a la luz incidente, mientras que el resto del tallo está decolorado Y teñido de color caoba, macroscópicamente parecen negros. La longitud de estos pelos es de 35 y 15 mm., teniendo en cuenta que el segundo está cortado por la punta; el diámetro máximo de los tallos es, en ambos casos, de 85 micras. Los dos pelos tienen médula continua, principalmente de tipo críptico; los fusis sólo están presentes por encima de la raíz. Estos cabellos presentan las mismas características morfológicas que los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello c-9.4 tiene 18 mm. de longitud y 60 micras de diámetro máximo; la raíz está en fase telógena. y la punta está rota y desflecada; el color del tallo es negro a la luz incidente y castaño, aunque de distintas intensidades y no secuencial, al microscopio; la médula es visible, pero muy escasa, los fusis son abundantes en el extremo proximal, mientras que son escasos en el resto del tallo. Al microscopio se pueden distinguir numerosos gránulos de pigmento de gran tamaño, opacos a la luz transmitida, y cuya distribución longitudinal y
transversal en el tallo es variable. Este cabello no guarda semejanza con ninguno de los cabellos indubitados, pero es semejante al c-3.1.
El pelo c-9.5 es un vello de color negro por su base que se aclara progresivamente basta hacerse cano en la punta, tiene 14 mm. de longitud y 15 micras de diámetro máximo, la médula es escasa de tipo críptico y los fusis son abundantes sólo por encima de la raíz; este pelo es un vello, pero no es de tipo púbico lo cual nos impide cotejarlo con las vellos púbicos indubitados. Lo mismo nos ocurre con el pelo c-9.6 ya que se trata de un pelo de la región orbitaria; este vello tiene 8 mm. de longitud, 165 micras de diámetro y es de color negro a la luz incidente.
33°) Muestra c-10
En esta muestra hay cinco pelos: uno de origen animal y cuatro humanos.
El pelo c-10.1 es de origen animal, presenta color negro a la luz incidente, tiene 63 mm. de longitud, 55 micras de diámetro, médula continua de tipo arrosariado visible y fusis en el cortex; este pelo coincide morfológicamente con otros analizados en muestras anteriores.
El pelo c-10.2 es un cabello con el extremo proximal poco pigmentado, parece cano a la luz incidente, mientras que el resto del tallo está decolorado y teñido de color caoba, macroscópicamente parecen negros. La longitud de este pelo es de 60 mm., el diámetro máximo del tallo es de 90 micras. La médula es continua, principalmente de tipo críptico, los fusis sólo están presentes por encima de la raíz. Este cabello presenta las mismas características morfológicas que los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
El pelo c-10.3 es un fragmento de cabello, castaño a la luz incidente y al microscopio, tiene 15 mm. de longitud y 70 micras de diámetro máximo, está roto por el extremo proximal y la punta cortada en bisel, los fusis están presentes por el extremo proximal, no tiene médula; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El pelo c-10.4 es un vello de 40 mm. de longitud y 35 micras de diámetro máximo, es tan fino que no se puede apreciar el color macroscópicamente, a la luz transmitida del microscopio se observan los pigmentos castaños, carece de médula y fusis; este vello, al no tener características de vello púbico, no es cotejable con los indubitados. El pelo c-10.5 es un vello rubio, tiene 9 mm. de longitud y 145 micras de diámetro, carece de fusis y tiene médula continua de tipo críptico; este vello tampoco es cotejable con los vellos indubitados.
34º) Muestra c-11
En esta muestra hemos reseñado diecisiete indicios: siete fibras y diez pelos. Seis fibras, las reseñadas con los números 7, 9, 11, 12, 14 y 16 son morfológicamente semejantes, son textiles de origen animal, tienen color negro a la luz incidente, sus longitudes están comprendidas entre los 22 y 7 mm., los diámetros máximos de los tallos varían entre 65 y 50 micras, los tallos están muy erosionados; la otra fibra también es textil de origen animal pero presenta características morfológicas distintas a las descritas anteriormente.
El pelo c-11.1 es un fragmento de cabello castaño a la luz incidente y color ámbar al microscopio, tiene 25 mm. de longitud y 100 micras de diámetro, carece de médula y fusis, la punta está desflecada; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para rea1izar cotejos morfológicos.
El pelo c-11.2 es un fragmento distal de cabello de color negro a la luz incidente, tiene 21 mm. de longitud y 110 micras de diámetro no se distinguen fusis en el cortex, la médula es continua de tipo mixto, la cutícula tiene numerosas erosiones; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El pelo c-11.3 es un fragmento de cabello roto por ambos extremos, de color castaño claro a la luz incidente, tiene 10 mm. de longitud y 55 micras de diámetro, no tiene fusis ni médula en el cortex está muy alterado, tiene aspecto fibroso; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
Los pelos c-11.4 y c-11.5 son vellos de color negro y castaño a la luz incidente, que miden 17 y 28 mm. de longitud, sus diámetros máximos respectivos son de 80 y 145 micras, tienen raíz en fase telógena; al no ser vellos de tipo púbico no se pueden cotejar con los indubitados. El pelo c-11.6 es un fragmento distal de vello, que presenta color castaño a la luz incidente, tiene médula fragmentaria visible y críptica, abundantes fusis en el extremo proximal y la punta abierta y roma, tiene 17 mm. de longitud y 60 micras de diámetro máximo; como no se trata de un vello púbico no lo podemos cotejar con los vellos indubitados.
El c-11.10 es un fragmento de tallo, muy poco pigmentado, que presenta un cortex de aspecto fibroso, muy deteriorado y médula continua de tipo críptico; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El c-11.13 es un fragmento distal de pelo castaño a la luz incidente, que mide 16 mm. de longitud y 95 micras de diámetro, médula fragmentaria tipo visible y punta roma, carece de fusis en el cortex; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos. El fragmento de pelo c-11.15 comparte características morfológicas con el pelo descrito anteriormente, se diferencia de él en la longitud, ya que sólo mide 6 mm.
El pelo c-11.25 es un fragmento de pelo de color negro a la luz incidente, que tiene 25 mm. de longitud y 50 micras de diámetro, la médula es fragmentaria de tipo críptico y los fusis son escasos, la punta está desflecada; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
35º) Muestra c-12
Esta muestra está representada por cuarenta indicios: cuatro fibras textiles, un pelo de origen animal y treinta y cinco pelos de origen humano: veintiséis cabellos, dos vellos de tipo púbico y cuatro vellos corporales o púbicos, y tres vellos corporales.
Las fibras están reseñadas con los siguientes códigos: 28, 36, 39 y 40; las cuatro son textiles de origen animal, dos son verdosas, una negra y otra rosa a la luz transmitida, sus longitudes están comprendidas entre los 16 y 7 mm., mientras que los diámetros oscilan entre 50 y 30 micras. El indicio c-12.35 es un pelo de origen animal, tiene color rubio y se oscurece progresivamente hacia la punta, mide 15 mm. de longitud y 75 micras de diámetro máximo, la médula es continua visible; este pelo es distinto a otros analizados en muestras anteriores.
En conjunto, los pelos reseñados con los números 2, 3, 8, 9, 12, 13, 16, 18, 21, 23, 27, 30 y 38, se distinguen por estar decolorados y teñidos de rubio; el color natural es, al microscopio, castaño-gris, al igual que los cabellos indubitados de Joaquín Mauricio Anglés, como se puede apreciar por el extremo proximal del cabello c-12.18, ya que este pelo mantiene aún en parte del tallo la coloración natural después de cortar la raíz para la investigación del ADN, y el resto del tallo está teñido y es semejante al resto de los pelos de este grupo. La longitud de este grupo de cabellos está comprendida entre los 60 y 23 mm., todos tienen raíz en fase telógena; los diámetros máximos de los tallos están comprendidos entre 105 y 50 micras. La presencia y distribución de fusis corticales es variable; hay tallos que no los poseen, mientras que también hay tallos que los muestran a lo largo de toda su longitud. Lo mismo ocurre con la médula; hay pelos que carecen de ella, mientras que otros la tienen continua de tipo mixto con diferentes distribuciones. Todos los tallos, excepto uno, presentan segmentos en los que el borde cuticular ha desaparecido, sin que a este nivel se puedan distinguir las escamas. Dos de estos cabellos tienen la punta desflecada. Este grupo de pelos se asemeja con otros dubitados estudiados anteriormente, y se relacionan con cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés como se deduce del cabello c-12.18.
Los pelos reseñados con los números 4, 5, 14, 17, 22 y 26 de la muestra c-12 son cabellos que tienen los extremos proximales muy poco pigmentados, parecen canos a la luz incidente, mientras que el resto del tallo está decolorado y teñido de color caoba, macroscópicamente parecen negros. La longitud de estos pelos varía entre 77 y 26 mm., el diámetro máximo de los tallos está comprendido entre 95 y 70 micras. La médula es, principalmente, continua de tipo críptico, pero también puede ser discontinua e incluso estar ausente, sólo hallamos fusis en un tallo, se sitúan por encima de la raíz. Estos cabellos presentan las mismas características morfológicas que los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
El cabello c-12.6 es de color castaño oscuro por el extremo proximal, pero enseguida cambia de tono y se hace castaño más claro, este pelo mide 242 mm. de longitud y 65 micras de diámetro máximo. La médula es muy escasa y hay fusis en el cortex. La raíz está en fase telógena y la punta está cortada perpendicularmente al tallo. No observamos alteraciones en el cortex ni en la cutícula, tampoco se distinguen manipulaciones de tipo cosmético para cambiar el color del tallo. Este pelo no presenta semejanza morfológica con ninguno de los cabellos indubitados analizados.
El pelo c-12.7 es un cabello de color rubio pajizo a la luz incidente. Mide 130 mm. de longitud y 100 micras de diámetro máximo, no tiene médula ni fusis. El cortex tiene aspecto fibroso, y los pigmentos han desaparecido, sin embargo, el tallo tiene color rubio debido a que está teñido. La raíz está en fase telógena, pero no se distingue el color natural del tallo. Entre los cabellos indubitados no hallamos ninguno con estas características
morfológicas. El pelo c-12.37 es un cabello, que aún siendo más corto y delgado que el descrito anteriormente, comparte el resto de características morfológicas.
El cabello c-12.10 es de color negro a la luz incidente y castaño a la luz transmitida, tiene 60 mm. de longitud y 105 micras de diámetro máximo, no tiene médula y los fusis sólo aparecen por encima de la raíz. No se distinguen alteraciones en el cortex ni en la cutícula; este pelo no se asemeja a los cabellos indubitados analizados.
El pelo c-12.15 es un cabello de color negro a la luz incidente, mide 62 mm. de longitud y 65 micras de diámetro máximo, carece de médula y fusis corticales. En el cortex se distinguen algunos gránulos grandes de pigmento, opacos a la luz transmitida, e irregulares en su distribución. En el cortex, por el extremo distal del tallo, se observan unas vesículas formadas como consecuencia de un proceso de combustión; este pelo no presenta semejanza morfológica con ninguno de los indubitados. El cabello c-12.19 es un cabello semejante al descrito anteriormente, aunque más grueso y corto, esto último debido a que está roto; otra diferencia es que presenta muchas erosiones en la superficie.
El pelo c-12.34 es un fragmento de cabello de color castaño a la luz incidente que tiene 95 micras de diámetro máximo y 15 mm. de longitud, roto por el extremo proximal y la punta cortada en bisel. El tallo está muy alterado, incluso presenta una escisión longitudinal. La médula es continua de tipo críptico y no hay fusis en el cortex; no encontramos ningún pelo entre los indubitados con las mismas características, pero los fragmentos de tallos pilosos no son muestras adecuadas para realizar cotejos morfológicos.
El pelo c-12.1 es un vello desarrollado que podría ser corporal o del pubis, es de color castaño muy oscuro por la base y enseguida se hace negro, mide 35 mm. de longitud y 152 micras de diámetro máximo. La médula es continua de tipo críptico, no hay fusis. El tallo tiene únicamente dos torsiones. En el cortex se distinguen algunos gránulos de pigmentos opacos a la luz transmitida. Entre los vellos indubitados no encontramos ninguno semejante al descrito.
El pelo c-12.11 es un vello púbico de color negro a la luz incidente, de aspecto crespo como consecuencia de las torsiones del tallo, este pelo tiene 66 mm. de longitud y 180 micras de diámetro máximo. La médula es continua de tipo críptico, no hay fusis en el cortex. Este pelo presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Joaquín Anglés.
El pelo c-12.24 es un vello púbico o corporal de 37 mm. de longitud y 155 micras de diámetro, es de color castaño a la luz incidente, uniforme a lo largo de todo el tallo. La médula es continua de tipo críptico, no hay fusis en el tallo. Este vello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El pelo c-12.31 es un vello púbico o corporal de color castaño oscuro a la luz incidente, tiene 26 mm. de longitud y 100 micras de diámetro. La médula es continua de tipo críptico y no posee fusis en el cortex. La superficie de la cutícula está muy alterada, presenta descamaciones por el extremo distal. Este vello no presenta semejanza morfológica con los indubitados analizados.
El pelo c-12.25 es un vello de tipo púbico de color, a la luz incidente, castaño claro y negro por el extremo distal, mide 72 mm. de longitud y 160 micras de diámetro máximo. La médula es continua de tipo críptico y no hay fusis en el cortex. La raíz está en fase telógena y el extremo distal termina en punta. Este vello presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Roberto Anglés.
El pelo c-12.33 es un vello púbico o corporal de color rubio a la luz incidente, tiene 43 mm. de longitud y 120 micras de diámetro. La médula es continua de tipo críptico y los fusis están presentes sólo por encima de la raíz. La punta es roma y desflecada. La cutícula está levantada y perdida en grandes áreas de la superficie del tallo. No hemos hallado, entre los vellos indubitados, pelos que presenten estas características.
Los pelos 20, 29 y 32 son tres vellos corporales de color rubio; miden entre 31 y 21 mm. de longitud y sus diámetros máximos están comprendidos entre 140 y 100 micras; tienen médula fragmentaria de tipo críptico o mixto; uno de los tallos tiene fusis por encima de la raíz. Estos pelos no se pueden cotejar con los vellos púbicos indubitados. Sin embargo, estos vellos se asemejan al M- 12.24.
36°) Muestras del cadáver nº 1 procedentes del undécimo envío.
El denominado cadáver 1 tiene un total de seis muestras que a continuación se describen:
Muestra nº 1: Pelos recogidos de la cabeza. Todos estos pelos son cabellos. La característica más importante es que presentan signos de haberse desprendido postmorten ya que todos ellos presentan el extremo proximal del tallo roto en forma de pincel, es decir, proceden del cadáver; por este motivo no pasamos a describirlos.
Muestra nº 2: contiene siete pelos, todos ellos son vellos. El más largo presenta vacuola de putrefacción. Cinco están en fase catágena y uno en telógena, éste tiene la punta abierta. Los pelos con raíz catágena muestran una
constricción característica que a veces poseen los pelos desprendidos postmorten cuando están en fase catágena. El pelo con raíz telógena presenta las mismas características morfológicas que el resto de pelos que componen la muestra.
Muestra nº 3: Compuesta por doce pelos, todos de tipo vello. Hay tres pelos con la raíz en forma de pincel, es decir, están desprendidos postmorten en fase anágena. Ocho pelos, con constricción anular por encima de la raíz, están desprendidos postmorten en fase catágena. Por último, hay un pelo con raíz en fase anágena que no tiene características degenerativas; se trata de un vello de tipo púbico de color castaño que tiene 31 mm. de longitud y 88 micras de diámetro, posee fusis distribuidos a lo largo de todo el cortex, médula discontinua de tipo visible y una torsión anular en el tallo; este vello presenta semejanza morfológica a otros vellos de esta muestra con signos de desprendimiento postmorten. Cinco de los vellos analizados están cortados por el extremo distal. Hay un pelo, el reseñado con el número 1,3,3 , sensiblemente distinto a los anteriores; es un vello de tipo púbico de 51 mm. de longitud y 125 micras de diámetro máximo, tiene fusis en el extremo proximal y médula continua de tipo visible, la raíz está en fase telógena; este pelo no presenta semejanza con los indubitados. El resto de los vellos se asemejan morfológicamente entre si.
Muestra nº 4: Contiene seis pelos: tres cabellos y tres vellos. Un vello presenta la raíz en fase catágena con desprendimiento postmorten; otro de los vellos tiene raíz en fase telógena. Los otros pelos tienen la raíz en forma de pincel, es decir, se han roto postmorten cuando la raíz estaba en fase anágena. Hay un cabello roto por el extremo proximal. Tanto los cabellos como los vellos no se diferencian de los de las muestras anteriores.
Muestra nº 5: Sólo tiene un vello con la raíz en fase telógena y características morfológicas semejantes al resto de los vellos ya analizados.
Muestra nº 6: está compuesta por cuatro pelos de origen animal.
Nota: los cabellos de esta muestra son semejantes a los indubitados de Desirée Hernández (muestra 2-c). Los vellos encontrados se asemejan también con los de Desirée (muestra 2-p).
31°) Muestras del cadáver nº 2 procedentes del undécimo envío
Muestra n° 1: Contiene únicamente tres cabellos. Estos pelos tienen la raíz en forma de pincel; es decir, presentan crecimiento postmorten, se han desprendido del cadáver.
Muestra nº 2: Compuesta por dos cabellos. El cabello negro tiene el extremo proximal del tallo en forma de pincel, es decir, presenta rotura postmorten. El otro pelo es de color rubio a la luz incidente, tiene 40 mm. de longitud y 100 micras de diámetro máximo, posee fusis por el extremo proximal, la médula continua de tipo críptico y visible, en el tallo se pueden distinguir tres anulares, la raíz está en fase telógena; este cabello no presenta morfológica con los cabellos indubitados analizados.
Muestra nº 3: Son dos cabellos de color castaño claro. Uno de ellos tiene el extremo proximal del tallo roto en forma de pincel, rotura postmorten. El otro presenta la raíz en fase catágena con caída postmorten. Estos pelos semejanza morfológica y proceden del cadáver.
Muestra nº 4: Tiene dos pelos; un cabello con rotura postmorten del extremo proximal del tallo, y un vello de color rubio con la raíz en fase telógena; este pelo está roto en dos fragmentos ya que el cortex se ha dividido longitudinalmente; este vello no se asemeja a los indubitados analizados.
Muestra nº 5: Está compuesta de dos pelos. El pelo corto, probablemente se trata de un cabello, presenta rotura en forma de pincel por el extremo proximal del tallo. El pelo largo es un cabello que presenta también rotura postmorten.
Muestra nº 6: Ésta contiene únicamente tres vellos. Uno tiene la raíz en fase anágena; otro presenta rotura postmorten del tallo y el último carece de raíz por estar roto o cortado. El pelo 2,6,1 no presenta semejanza con los otros vellos esta muestra ni con los indubitados analizados.
Muestra n° 7: Está compuesta únicamente por un cabello cano de 40 mm. de longitud y 55 micras de diámetro, tiene la raíz en fase telógena, fusis en el extremo proximal y médula continua-discontinua de tipo mixto; este pelo no presenta semejanza morfológica con ninguno de los cabellos dubitados e indubitados analizados.
Nota: los cabellos de estas muestras se asemejan a los del cadáver nº 1 (muestra 1-c), es decir, a los de Antonia Gómez. Algunos vellos púbicos también presentan semejanza morfológica a los de Antonia (muestra 1-p), otros, sin , embargo, los rubios, no se asemejan a los de ninguno de los tres cadáveres.
38°) Muestras del cadáver nº 3 procedentes del undécimo envío
Muestra nº 1: Compuesta por dos vellos. El de color castaño oscuro presenta rotura postmorten del extremo proximal del tallo, el de color rubio tiene raíz en fase telógena.
Muestra nº 2: Es un sólo cabello que presenta rotura postmorten del extremo proximal.
Muestra nº 3: Contiene cuatro cabellos, todos ellos presentan rotura del tallo postmorten a nivel proximal.
Muestra nº 4: En esta muestra hay un cabello y cinco vellos. El cabello presenta rotura postmorten del tallo. Tres de los vellos tienen raíces en fase telógena, uno catágena con desprendimiento postmorten y otro presenta rotura postmorten del tallo. Estos vellos presentan todos características morfológicas semejantes.
Muestra nº 5: Está compuesta por tres cabellos. Dos de ellos tienen raíz en fase telógena. Los tres presentan características morfológicas concordantes.
Nota: los cabellos de esta muestra coinciden con los cabellos del cadáver n° 3 (muestra 3-p), es decir, con los de Miriam García; pero los vellos púbicos se diferencian sensiblemente (muestra 3-c).
Consideraciones científico-legales
En la investigación forense de los pelos se suscitan principalmente las siguientes cuestiones:
– la evidencia, ¿es un pelo o una fibra?
– si es un pelo, ¿es de origen humano o animal?
– de ser humano, ¿de qué región anatómica procede?
– y la cuestión fundamental: ¿de qué sujeeto procede el pelo?
Es evidente que para contestar a la última cuestión antes hay que responder a las anteriores.
Los métodos de estudio empleados para dar respuesta a estas preguntas son varios y lo que ahora nos proponemos es dar una visión general de ellos, su valor y el grado de significación que cada uno de ellos tiene en la investigación forense.
Estudio morfológico:
Se basa en la investigación de características macroscópicas como son la longitud, grosor, forma y color del tallo a la luz incidente; estás se utilizan también para seleccionar una muestra representativa de pelos indubitados. Las características microscópicas son la presencia y estado de la raíz; forma y estado de la punta; superficie y torsiones del tallo; presencia, forma y tipo de médula; aspecto del cortex; escamas, borde y margen cuticular; color a la luz transmitida y sus cambios a lo largo del tallo; presencia y distribución de fusis en el cortex; presencia, tamaño y distribución de los pigmentos; modificaciones del tallo por tratamientos; modificaciones en la estructura del tallo por factores medio ambientales; y modificaciones patológicas de la morfología general del pelo.
El cotejo morfológico se realiza entre pelo dubitado e indubitado, teniendo en cuenta, en primer lugar, que son pelos del mismo tipo, es decir, que proceden de la misma región anatómica. El estudio se realiza paralelamente a lo largo de los tallos, comparando simultáneamente las características que se observan; si no se hallan discrepancias decimos que los tallos son semejantes. También decimos que los tallos son semejantes cuando, aun no encontrando un pelo dubitado igual a otro indubitado, las diferencias halladas son atribuibles a las variaciones normales que conocemos en la muestra de pelos indubitada.
Sin embargo, las características morfológicas tienen un valor identificativo, relativo ya que existe una amplia variabilidad intraindividual, es decir, que un individuo puede presentar pelos de características morfológicas distintas. Además, es posible encontrar mayor concordancia entre pelos de personas diferentes que entre pelos de la misma persona. Para tratar de evitar estos inconvenientes se recomienda el estudio de una muestra de pelos representativa de una persona, y que pertenezcan a distintas zonas del pubis o de la cabeza, por ejemplo, dependiendo de la zona de donde procedan los pelos dubitados.
Una vez que se establece que dos pelos son semejantes la cuestión que se plantea es determinar con qué probabilidad dichos pelos proceden del mismo individuo. Muchos investigadores, en este terreno, han intentado evaluar estadísticamente la probabilidad de identidad basándose únicamente en los estudios morfológicos. Al estudiar un elevado número de características morfológicas asociadas en un tallo y ponerlas en relación con las halladas en otro tallo se puede pensar que el poder discriminatorio es muy elevado; sin embargo, estos estudios aplican como fundamento el teorema de Bayes o la Chi cuadrado, y no consideran la variabilidad individual de los tallos teniendo presente la distribución normal y no existen trabajos que pongan de manifiesto la frecuencia con que se halla cada una de las características consideradas no sólo dentro de la población sino también en los
pelos del sujeto. Por este motivo del estudio morfológico de pelos no se puede concluir una probabilidad y mucho menos afirmar sin género de dudas que un pelo pertenece o no a un determinado sujeto.
Por este motivo se considera muy importante la experiencia del experto en análisis de pelos, que aunque no pueda establecer una probabilidad ni tan siquiera afirmar categóricamente una conclusión en este terreno si que es fundamental en la investigación.
Las características morfológicas que presentan las raíces de los pelos nos permiten determinar también si los pelos han sido arrancados, fases anágena o catágena, o si se han desprendido espontáneamente, fase telógena. Pero cuando las raíces de los pelos se hallan en fase anágena o catágena y sobre viene la muerte del sujeto entonces se producen unos cambios en los tallos a nivel de las raíces que nos permite asegurar que los pelos que las presentan se han desprendido del cadáver espontáneamente, estos cambios se producen aproximadamente después de transcurrir veinticuatro horas. El estudio de las raíces de los pelos que se hallan en las prendas de los cadáveres o en el entorno que son hallados es muy útil para discriminar el origen de los pelos en una primera fase antes de proceder al cotejo.
Estudios genéticos:
Bajo este epígrafe hacemos referencia al análisis de las queratinas, isoenzimas y ADN. Aunque la metodología de estudio es distinta en cada caso y no vamos a profundizar en su exposición, los resultados que se obtienen son una expresión del componente genético existente en un sujeto; esto nos permite objetivar de forma matemática la frecuencia con que se hallan dichos caracteres en la población y la probabilidad de encontrar dos sujetos con los mismos caracteres; naturalmente cuanto mayor es el número de estos caracteres estudiados más baja es la probabilidad de encontrar dos sujetos iguales.
La valoración de los resultados, cuando se obtienen, nos permite descartar a un sujeto en relación con unos indicios con total seguridad, sin embargo, la identificación positiva no es absoluta sino que se da en términos de probabilidad estadística se realizan bajo una serie de normas de laboratorio con el objeto de asegurar la fiabilidad de los resultados.
El estudio de queratinas se aborda bajo técnicas de electroforesis e isoelectroenfoque; de esta forma se establece la heterogeneidad y polimorfismos de las queratinas que permiten no sólo la identificación de especies animales sino también detectar diferencias individuales en la población. El resultado de estos análisis se ve distorsionado principalmente por los tratamientos de tipo cosmético, que alteran la estructura de las queratinas. Schimkat el al. han descrito cuatro fenotipos electroforéticos; Rodríguez-Calvo y al. demuestran que es posible distinguir estos fenotipos por técnicas de isoelectroenfoque, así como observar modificaciones debidas a procesos de decoloración. Sin embargo, aún faltan investigaciones para conocer la frecuencia y distribución de los fenotipos en la población, y la reproducibilidad de los resultados en los casos de investigaciones Criminales, por lo que este método no se aplica sistemáticamente en la investigación forense con fines identificativos.
La investigación de isoenzimas en las células de la vaina que envuelve la raíz de los pelos se puede llevar a cabo por medio de técnicas de electroforesis e isoelectroenfoque en gel de poliacrilamida pero aunque esta técnica es potencialmente válida en la identificación de pelos su utilidad, en los casos forenses, es prácticamente nula ya que para obtener resultados se requiere que los pelos estén recién arrancados y contengan células de la vaina; estas dos condiciones se dan en muy pocos casos de interés criminal.
El análisis y estudio de los polimorfismos del ADN en pelos está condicionado en gran medida por el estado en que se halla la raíz y si hay presentes células del bulbo o de la vaina adheridas al tallo o a la propia raíz. La mayoría de los medios de extracción del ADN suponen la destrucción del tallo y la raíz por este motivo se ha de realizar un estudio morfológico previo del pelo, posteriormente se corta la raíz y unos milímetros del tallo para no destruir totalmente el pelo. En caso de obtener resultados positivos esta prueba tiene una gran capacidad de identificación.
En el presente caso, después de obtener los resultados de la prueba de ADN, se realiza el cotejo morfológico teniendo en cuenta no sólo los pelos indubitados recogidos de los cadáveres y de los sospechosos sino también los pelos identificados por ADN. Entre estos pelos dubitados destacan tres cabellos identificados como pertenecientes a Joaquín Mauricio Anglés que son de pequeño diámetro y están decolorados, son de color rubio a la luz incidente; estos cabellos no presentan semejanza con los indubitados analizados de Joaquín M. Anglés. Sin embargo, hallamos, entre los pelos dubitados, cabellos que presentan sus extremos distales tratados cosméticamente y que son semejantes a los cabellos identificados por ADN como pertenecientes a Joaquín Mauricio Anglés, mientras que por sus extremos proximales estos pelos conservan su color natural, coincidente
con los indubitados del mismo sujeto; el número de pelos dubitados hallados en los coches es muy grande lo cual permite reconocer una variabilidad morfológica en las características analizados que nos permite relacionar estos pelos dubitados teñidos con los indubitados sin teñir de Joaquín M. Anglés.
En el caso de las muestras dubitadas del undécimo envío el cotejo último de los pelos, que no proceden inequívocamente de los cadáveres, se realizó con anterioridad a la redacción final del informe porque dichas muestras fueron remitidas al Dr. Frontela en virtud del fax recibido en este Instituto el día seis de julio de 1995 del Juzgado de Instrucción N° 6 de Alzira.
En cuanto a los pelos que marcan caracteres sexuales secundarios, como son los vellos púbicos. hemos de señalar que sus características morfológicas difieren mucho menos que los cabellos tanto a nivel de individuo como a nivel interindividual. Por este motivo los vellos púbicos de Miguel Ricart, al diferenciarse claramente del resto de vellos púbicos y presentar características morfológicas peculiares se puede precisar con seguridad la semejanza hallada entre los dubitados y los indubitados.
Los vellos de las extremidades están mucho menos desarrollados que los vellos púbicos; estos pelos, salvo raras excepciones, nunca son utilizados en los cotejos morfológicos y los únicos análisis posibles son los genéticos realizados en la raíz cuando se logra extraer ADN.
Por los motivos expuestos anteriormente podemos afirmar que los métodos utilizados para investigar el origen e identificación de los pelos son complementarios y no excluyentes, sin embargo, el único método que siempre puede ser empleado es el estudio morfológico, pese a que sus conclusiones no puedan reflejarse bajo una probabilidad; los otros métodos, sin embargo; son discriminativos sólo cuando se obtienen resultados, lo que ocurre en pocas ocasiones. En definitiva, el estudio morfológico del pelo sigue siendo el punto de partida y el eje en torno al que se efectúan el resto de análisis forenses en este campo.
CONCLUSIONES:
1ª).- En la muestra 1-S, tomada en el colchón, hay dos pelos de origen humano, un cabello y un vello, que no presentan semejanza morfológica con los indubitados.
2ª).- La muestra 2-S, tomada en el colchón, contiene un único pelo de origen animal.
3ª).- La muestra 18-S, recogida sobre el colchón, está compuesta de tres pelos: uno de origen humano y dos cabellos; uno de ellos presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
4ª).- La muestra 22-S está compuesta por cuatro fibras de origen vegetal, seis pelos de origen animal y veinte de origen humano: doce cabellos y ocho vellos púbicos. Un cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés; y cinco vellos púbicos son semejantes a los de Miguel Ricart Tárrega.
5ª).- La muestra m-1 contiene un cabello que no asemeja con ninguno de los indubitados analizados.
6ª).- La muestra m-2 contiene cuatro cabellos; dos presentan semejanza morfológica con los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
7ª).- La muestra m-3 contiene dos cabellos y un vello de tipo púbico. Uno de los cabellos presenta semejanza morfológica con los cabellos de Miguel Ricart Tárrega; el otro se asemeja a los cabellos identificados por ADN como pertenecientes a Joaquín Mauricio Anglés. El vello púbico es semejante a los de Miguel Ricart Tárrega.
8ª).- La muestra m-4 está compuesta por cuatro cabellos; no encontramos indubitados morfológicamente semejantes.
9ª).- La muestra m-5 contiene una fibra textil de origen animal y cuatro cabellos; dos son semejantes a los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
10ª).- La muestra m-6 está compuesta por dos fibras, un pelo de origen animal y cuarenta y uno de origen humano: treinta y siete cabellos y cuatro vellos. Diez cabellos son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés; siete cabellos y un vello son semejantes a los pelos indubitados de Miguel Ricart Tárrega.
11ª).- La muestra m-7 contiene cinco pelos de origen animal y dos cabellos: uno semejante a los de Miguel Ricart Tárrega y otro semejante a los de Joaquín Mauricio Anglés.
12ª).- La muestra m-8 está compuesta por un pelo de origen animal y dieciocho de origen humano: diecisiete cabellos y un vello. Siete cabellos son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés; dos cabellos y un vello púbico son semejantes a los pelos indubitados de Miguel Ricart Tárrega.
13ª).- La muestra m-9 contiene cinco pelos de origen animal y dieciséis humanos: quince cabellos y un vello púbico. Un cabello es semejante a los indubitados de Desirée Hernández Floch; tres cabellos son semejantes a los teñidos de Joaquín Mauricio Anglés y cuatro son semejantes a los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
14ª).- La muestra m-10 tiene once pelos: seis de origen animal y cinco cabellos; dos de ellos son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
15ª).- Los seis pelos de la muestra m-11 son de origen humano; tres son cabellos que presentan semejanza morfológica con los cabellos de Miguel Ricart Tárrega. Los otros dos pelos son vellos, uno de ellos presenta semejanza morfológica con los vellos púbicos de Miguel Ricart Tárrega.
16ª).- La muestra m-12 contiene veinticuatro pelos: dos de origen animal y veintidós de origen humano; de éstos seis son cabellos y dieciséis son vellos. Tres cabellos son semejantes a los de Miguel Ricart Tárrega.
17ª).- La muestra m-13 tiene cinco pelos de origen animal y doce de humanos: siete cabellos y cinco vellos. Un cabello es semejante a los cabellos c.1 teñidos de Joaquín Mauricio Ricart; dos cabellos son semejantes a los de Miguel Ricart Tárrega.
18ª).- Los diecisiete cabellos de la muestra m-14 son cabellos; de éstos trece son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés y cuatro a los de Miguel Ricart Tárrega.
19ª).- La muestra m-15 está compuesta por treinta y ocho pelos: cuatro son de origen animal y treinta y cuatro de origen humano. Cuatro cabellos son semejantes a los de Miguel Ricart Tárrega y otros cinco son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
20ª).- La muestra m-16 contiene cinco de origen animal y veintiuno de origen humano: siete cabellos y catorce vellos. Dos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
21ª).- La muestra m-17 está compuesta de veinte pelos de origen animal y veintiséis de origen humano: diecinueve cabellos y siete vellos. Diez cabellos son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés y uno es semejante a los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
22ª).- La muestra m-18 contiene setenta y siete pelos, todos de origen animal.
23ª).- La muestra m-19 está compuesta de diez pelos de origen animal y veinticuatro de origen humano: quince cabellos y nueve vellos. Tres cabellos y un vello púbico presentan semejanza morfológica con los indubitados de Miguel Ricart Tárrega y otros cinco cabellos son semejantes a los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
24ª’).- La muestra m-20 contiene tres pelos de origen animal y once humanos: un cabello y diez vellos. El cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés.
25ª).- La muestra c-1 está compuesta de dos pelos de origen humano: un cabello y un vello que no guardan semejanza con los indubitados analizados.
26ª).- La muestra c-3 contiene un cabello que no guarda semejanza con los indubitados.
27ª).- La muestra c-4 está compuesta por tres pelos de origen animal.
28ª).- La muestra c-5 contiene cuatro pelos de origen animal y veintiuno de e origen humano: catorce cabellos y siete vellos. Siete cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés. Un cabello y un vello púbico son semejantes a los indubitados de Miguel Ricart Tárrega.
29ª).- La muestra c-7 está compuesta por cuatro cabellos, uno de los cuales presenta semejanza morfológica con los cabellos teñidos de Joaquín Mauricio Anglés. Hay dos cabellos teñidos de color rubio que no presentan semejanza. morfológica con los cabellos indubitados de Joaquín Mauricio Anglés pero tienen el mismo perfil genético.
30ª).- La muestra c-8 contiene una fibra sintética, tres pelos de origen animal y siete humanos: seis cabellos y un vello. Un cabello de esta muestra presenta semejanza morfológica con los cabellos indubitados de Desirée Hernández Floch. Hay un cabello teñido de color rubio que no presenta semejanza morfológica con los cabellos indubitados de Joaquín Mauricio Anglés pero tienen el mismo perfil genético.
31ª).- La muestra c-9 está compuesta por seis pelos de origen humano: cuatro cabellos y dos vellos. Dos cabellos presentan semejanza morfológica con los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
32ª).- La muestra c-10 contiene un pelo de origen animal y cuatro humanos: cabellos y dos vellos. Un cabello presenta semejanza morfológica con los cabellos de Miguel Ricart Tárrega.
33ª).- La muestra c-11 está compuesta por siete fibras sintéticas y diez pelos de origen humano: tres cabellos y siete vellos que no guardan semejanza con los indubitados.
34ª).- La muestra c-12 contiene cuatro fibras textiles, un pelo de origen animal y treinta y cinco de origen humano: veintiséis cabellos y nueve vellos. Trece cabellos y un vello presentan semejanza morfológica con los indubitados de Joaquín Mauricio Anglés, seis son semejantes a los cabellos indubitados de Miguel Ricart Tárrega y un vello púbico es semejante a los indubitados de Roberto Anglés.
35ª).- Las muestras tomadas del cadáver nº 1 se componen en su mayoría de cabellos y vellos con signos de desprendimiento postmorten y que presentan semejanza morfológica con los pelos indubitados de Desirée
Hernández. El pelo reseñado con el número 1,3,3 es un vello púbico con la raíz en fase telógena y características morfológicas distintas del resto de vellos que componen esta muestra y los indubitados analizados. 36ª).- Las muestras tomadas del cadáver nº 2 se componen en su mayoría de cabellos y vellos con signos de desprendimiento postmorten y que presentan semejanza morfológica con los pelos indubitados de Antonia Gómez. Los cabellos reseñados como 2,2,2 y 2,7,1, ambos con raíces en fase telógena, así como los vellos 2,4,1, con raíz en fase telógena, y 2,6,1, con raíz en fase anágena, no presentan semejanza morfológica con los pelos indubitados analizados.
37ª).- Las muestras tomadas del cadáver nº 3 se componen de cabellos y vellos con signos de desprendimiento postmorten o con las raíces en fase telógena. Los cabellos de esta muestra son semejantes a los indubitados de Miriam García, mientras que los vellos se diferencian sensiblemente. El vello 3,1,2, con raíz en fase telógena, presenta características morfológicas distintas al resto de vellos de esta muestra y de los indubitados analizados.
Madrid, 17 de abril de 1996
Vº B°- EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO EL PROFESOR
ESTE INFORME CONSTA DE 83 HOJAS.
NOTA:
– Los pelos quedarán en custodia en este Centro hasta que recibamos su autorización para destruirlos o en su defecto hasta 10 años. Rogamos si tienen alguna alegación que hacer al respecto lo comuniquen antes de transcurrido este periodo de tiempo.
ILMO. SR. JUEZ DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN N° 6 DE ALCIRA (VALENCIA).

 

FOLIOS 3928 -3932
AUDIENCIA PROVINCIAL VALENCIA- SECCIÓN SEGUNDA –
Sumario 1/93- Juzgado Inst. Alzira 6.
AUTO
Ilmos. Señores: D. Francisco Monterde Ferrer, D. Mariano Tomás Benítez y Dª. Carmen Llombart Pérez.
En la ciudad de Valencia, a uno de julio de mil novecientos noventa y seis.
Dada cuenta; y concurriendo los siguientes
HECHOS

TERCERO: Con fecha 17-5-96 el Procurador D. Higinio Blasco Gómez en nombre de los Acusadores Particulares D. Fernando García Mediano, D. Fernando Gómez Moreno y D. Vicente Hernández Blasco, manifestó haber quedado instruido y no tener nada que oponer a la conclusión del sumario. Sin embargo, habiendo renunciado los últimos a su representación y defensa, haciéndose cargo de ellas el Procurador Dª. Isabel Caudet Valero y el Letrado D. Vicente-Ignacio Attard Torró -si bien, por fallecimiento (en 18-6-94) de D. Vicente Hernández Blasco, su esposa Dª. Rosa Folch Romaguera se ha tenido por apartada del procedimiento- tras solicitar y concedérsele plazo para instruirse, en 19-6-96 instó la revocación del sumario, concretando en escrito de 28-6-96 las diligencias que interesaba consistentes en el análisis comparativo del ADN mitocondrial de diversos vellos púbicos hallados sobre los cadáveres de las fallecidas y los obtenidos de algunos sospechosos, así como el pelo cano hallado en el cinturón de Desirée y los que se extraigan a Miguel Nicolás Cortona, interesando que se llevará a cabo la pericia por el Dr. Frontela de Sevilla en colaboración con el Departamento de Medicina Legal de Santiago de Compostela.
CUARTO: El Procurador D. Francisco García Albert en representación de la defensa del procesado Miguel Ricart Tárrega en 26-6-96, manifestó que se tuviera por instada la revocación del sumario y se acordara la práctica de las diligencias que en su día se acordaron y están pendientes como las demás interesadas por las partes en el procedimiento.
Siendo de aplicación los siguientes

 

FOLIOS 4137- 4140
AL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE ALZIRA
D. DANIEL PRATS GRACIA, Procurador de los Tribunales y de D. FERNANDO GARCÍA MEDIANO y D. FERNANDO GÓMEZ MORENO, cuya representación consta acreditada en los presentes autos, ante el Juzgado comparezco en el Sumario 1/93 y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:
Que, estando abierto el periodo instructor en el Sumario en que comparezco, mediante el presente escrito, intereso la práctica de determinadas diligencias probatorias de suma importancia, no sólo por su contenido, sino por algunos hechos o averiguaciones que determinan procesalmente su interés y su práctica; así como para la correcta preparación de las conclusiones provisionales en su momento; todo ello al amparo de lo dispuesto en los arts. 311, 421 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y a tenor de las siguientes
ALEGACIONES

SEGUNDA.- En segundo término, es de suma importancia analizar la CINTA DE VÍDEO DE LAS AUTOPSIAS por cuanto se hace patente que su examen da una mayor y más completa imagen y contenido del levantamiento y de los datos y pistas que se encuentran en el lugar y momento del mismo.
En este sentido, es de resaltar el hecho determinado tajantemente por las autopsias del I. N. T. (TOMO 7) y del. Dr. Frontela Carreras que “…revela una intervención animal…” en el dorso del cadáver Nº 2, mayormente, y menor en los otros dos, lo cual sería imposible de no haber estado depositados previamente los cuerpos desnudos en otro lugar, puesto que las ropas aparecen intactas paradójicamente.
Lo anterior ya requeriría de por si un examen detenido de la filmación de las autopsias, no obstante el principal motivo es que esta parte no ha tenido oportunidad de visionar dicho material probatorio sumarial, por lo que queda plenamente justificado su interés y su derecho como parte a tomar vista del mismo previamente al cierre definitivo del Sumario, en aras exclusivamente de la estricta aplicación de los principios rectores de la investigación sumarial, entre ellos el de búsqueda de la verdad material

 

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s