Identificación de los cuerpos por huella dactilar

IDENTIFICACIÓN DEL CADÁVER POR RESEÑA NECRODACTILAR
En el caso que nos ocupa se intentó identificar a las víctimas por sus huellas dactilares.

Algo que no fue posible por una serie de causas:
-El cadáver nº1 sufría un gran deterioro de la mano derecha, encontrándose incluso sin cara palmar.
-El cadáver nº3 carecía de la mano derecha.
-Los cuerpos estaban en un avanzado estado de putrefacción, haciendo imposible una recogida de muestras completa.
El cadáver nº2 carecía de documento identificativo (D.N.I) con el que comparar las huellas.

Los documentos identificativos de la época constaban de la huella dactilar del dedo índice de la mano derecha.
Teniendo en cuenta que los cadáveres presentaban rigidez en sus manos, se tuvo que proceder a la apertura de los dedos para la toma de muestras, no consiguiendo ninguna muestra completa en ninguno de los tres cadáveres. (Folio 847 del Sumario)

Latent

La reseña necrodactilar
La identificación de cadáveres por medio de los pulpejos digitales, es uno de los cometidos más importantes que tiene encomendados la Policía científica. La experiencia demuestra día a día que un importante contingente de cadáveres que aparecen sin identificar corresponden a vagabundos o delincuentes. a quienes con anterioridad se les han obtenido sus impresiones digitales, siendo en tales casos, posible su identificación, merced a un simple cotejo de su reseña necrodactilar con ficha dactiloscópica, es decir: «obtención de las impresiones digitales de un cadáver con tinta especial sobre papel adecuado».

Dada la relevancia de la cuestión no es ocioso incluir una apretada indicación al respecto: la técnica utilizable para dactilografiar cadáveres dependerá en gran manera del estado en que se encuentren los dedos de los mismos.

Cuando se trata de una persona recién muerta, la obtención de la reseña necrodactilar no ofrecerá grandes dificultades, puesto que los dedos del cadáver se encuentran aún flexibles y la piel de los mismos en buen estado.

En estos casos se procederá así:

a) Se limpian y desinfectan las manos de cadáver y se endurecen los tejidos de los dedos. por medio de masaje con una disolución de alcohol o formol.

b) Se distribuye una capa de tinta sobre la plancha-tintero.

c) Se recorran las casillas asignadas a los dedos en las tarjetas decadactilares, y después de haber entintado los dedos con el rodillo. se aplica sobre ellos el trozo de cartulina que le corresponde, efectuando con ésta el movimiento de rotación necesario para obtener completo el dactilograma.

Cuando las manos del cadáver están contraídas por la rigidez dificultando la toma de la reseña necrodactilar se procederá a sumergirlas en agua tibia, con lo que vencerá la contracción; si no ocurriera así se recomienda hacer una pequeña incisión en la base de cada dedo.

pulpejos


SUMARIO
FOLIOS 831- 835
MINISTERIO DE JUSTICIA – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA – DEPARTAMENTO DE MADRID
N/Ref, BCHQ-0345/93; BCHQ-0346/93 y BCHQ-0347/93. Sumario nº 1/93.
INDICIOS Y LESIONES MAMARIA.-
Muestras recibidas:
Cadáver nº 1:
Cara posterior del codo izquierdo.
Dorso de la mano derecha.
Mano izquierda.
Mano derecha.
Cadáver nº 2:
Mano derecha.
Rodilla izquierda.
Región periareolar dé la mama derecha-
Cadáver nº 3.
Rodilla izquierda.
Mano izquierda.

Análisis solicitado:
Búsqueda de fragmentos adheridos o incrustados y determinación de sus componentes en las muestras: Cara posterior del codo izquierdo y dorso de la mano derecha del cadáver nº 1.- Rodilla izquierda del cadáver nº 2 y rodilla izquierda del cadáver nº 3.
– Estudio subungueal de restos de interés en las manos. Signos de lucha.
– Mecanismo de avulsión de la areola en la región periareolar de la mama derecha del cadáver nº 2.

Análisis realizado: Procedemos al estudio de las muestras bajo el microscopio estereoscópico a fin de buscar indicios tales como fibras, pelos, etc.
Cadáver nº 1:
Dorso de la mano derecha:
El fragmento presenta una franja de aproximadamente dos centímetros de ancho que parece mostrar excoriaciones (Fotografía 30). Además de los restos de fauna cadavérica, no presentaban ningún indicio de interés.

Mano izquierda:
Se encuentra en un avanzado estado de putrefacción. En la muñeca presenta una venda atada (Fotografías 31 y 32). A excepción del dedo medio, el resto carece de uñas o éstas no son visibles. La uña del dedo medio se extrae y se observa bajo el microscopio estereoscópico. No muestra fibras adheridas ni tampoco signos de violencia tales como roturas, enganches, etc. (Fotografías 33, 34, 35 y 36).

Mano derecha:
Se encuentra en avanzado estado de putrefacción, incluso carece de la cara palmar (Fotografía 37). Excepto el dedo índice, los restantes se encuentran cubiertos de putrílago (Fotografía 38). La uña del dedo índice no tiene borde libre, lo que impide extraer posibles restos que fueran de interés criminalístico. Asimismo el extremo de la uña aparece limpio, sin mostrar arañazos o roturas manifiestas.

Cadáver nº 2.-
Mano derecha:
En general está bien conservada (Fotografías 39 y 40).
Presenta un resto de pelo de origen sexual que se separa para su posterior estudio. La cutícula ha comenzado a separarse de las uñas y éstas están sumamente reblandecidas, son excesivamente cortas y carecen de borde libre, lo que impide extraer algún material del lecho ungueal. No presentan roturas ni enganches (Fotografía 41).
Cadáver nº 3.-
Mano izquierda:
A excepción del dedo índice en el que la uña es distinguible, las restantes están ausentes. La uña presente está muy reblandecida e íntimamente adherida al lecho ungueal y carece de borde libre. Sin embargo, tanto la superficie como el borde de la uña no muestran roturas aparentes (Fotografía 50).
CONCLUSIONES:
Cadáver nº 1:
– En la cara posterior del codo izquierdo se encontraron dos pelos de origen sexual, así como restos de fauna cadavérico.
– El dorso de la mano derecha presenta restos de fauna cadavérica, pero ningún otro indicio de interés.
– La mano izquierda aparece atada con una venda. La uña del dedo medio no muestra fibras o pelos adheridos ni tampoco signos de defensa.
– El estado de la mano derecha no permite la búsqueda de indicios en sus uñas.

Cadáver nº 2:
– El estado de las uñas de la mano derecha no permite la búsqueda de indicios. Sobre la mano derecha se recogió un pelo.
La rodilla presenta varias heridas inciso-punzantes. Sobre su superficie hay abundantes restos de fauna cadavérica pero ningún otro indicio de interés.
– La morfología de los bordes de la herida de la región periareolar de la mama derecha sugiere que ésta fue producida por un instrumento no cortante y por un mecanismo inciso-contuso con arrancamiento.

Cadáver nº 3:
– La rodilla izquierda presenta una herida inciso-punzante y abundante fauna cadavérica, pero ningún otro indicio de interés.
Las condiciones en las que se encuentra la mano izquierda no permite la búsqueda de residuos subungueales.

 

FOLIO 847
MINISTERIO DE JUSTICIA – INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGÍA – DEPARTAMENTO DE MADRID
N/Ref, BCHQ-0345/93; BCHQ-0346/93 y BCHQ-0347/93. Sumario nº 1/93.

HUELLAS DACTILARES:
Muestras recibidas:
Cadáver nº 1: Mano derecha y mano izquierda.
Cadáver nº 2: Mano derecha.
Cadáver nº 3: Mano izquierda.

 

Análisis solicitado: Reseña necro-dactilar.
Análisis realizado: Los dedos presentan mucha rigidez por lo que es necesario cortarlos para poder manipularlos.
Previamente seleccionamos los dedos que aún conservan en el pulpejo algún rastro de las huellas. Una vez fotografiados son tratados en una solución acético-glicerina al 20 % durante 96 horas para mejorar la flexibilidad de los tejidos.
Diseccionamos la piel de cada dedo y a continuación procedemos a realizar la impresión de las huellas por entintado; así obtenemos los resultados que se acompañan

 

TOMO 14
FOLIO 2456
DILIGENCIA.- En Alzira a seis de septiembre de mil novecientos noventa y cuatro.
La extiendo yo la Secretaria de este juzgado para hacer constar, que en el día de la fecha se procede a abrir el tomo número 14 del presente procedimiento con el número de folio 2456,doy fe.
FOLIOS 2457- 2749

INFORME DEL PROFESOR LUIS FRONTELA

DESCRIPCIÓN DE LAS MUESTRAS REMITIDAS POR EL INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGIA CORRESPONDIENTES AL CADÁVER DE
ANTONIA GÓMEZ RODRÍGUEZ

Mano derecha
Bote de plástico de color blanco que mide 13 cm de alto y 8 cm de diámetro; presenta 3 etiquetas autoadhesivas de papel blanco de diversos tamaños con las siguientes inscripciones, escritas en varios colores: “CADÁVER Nº1 MANO DERECHA FRASCO Nº4, Nº6 ALZIRA SUMARIO 1/93, B-C-H 0345/93”. En la tapa, de color negro, hay otra inscripción “B-C-H 0345693”. En el interior del bote hay una mano derecha amputada a nivel de la muñeca por desarticulación del carpo. Presenta amputado el segundo dedo por serrado a nivel de la articulación entre la primera y segunda falange. En los dedos conservados faltan las uñas.
Hay una solución de continuidad, con pérdida de los tejidos blandos de la palma de la mano, quedando a la vista los metacarpianos 2º, 3º y 4º y hay otra solución de continuidad, con pérdida de tejidos blandos en el dorso de la mano, en la porción correspondiente al borde cuital, quedando al descubierto el quinto metacarpiano y la articulación metacarpo falángica.
El dorso de la mano derecha del cadáver se halla introducido en un bote de plástico blanco que mide 10 cm de altura y 4.7 cm de diámetro, la tapa es de color rojo y presenta una etiqueta con la inscripción “BCH 345/93 DORSO DE MANO DERECHA”.
En su interior e encuentran 3 fragmentos de piel, que presentan su consistencia aumentada; los fragmentos tienen tamaños aproximados de 4.2 x 1.7 x 3.7 cm; 4.5 x 0.5 y 3 x 2 x 2. Se aprecia notable disminución del espesor de la piel, que es muy evidente al examen mesoscópico (figura número 1.68) y que corresponde a un lugar donde se ejercía intensa y prolongada presión, tal como si hubiese radicado la presión de un lazo o atadura.
El dedo índice de esta mano se halla introducido en una bolsa de plástico transparente de 10 x 16 cm que cierra por presión, en la que se encuentran la 2ª y la 3ª falanges, unidas por tejidos blandos; separada está la piel que las cubría, la cual está seccionada longitudinalmente, conservando restos de puntadas de hilo blanco, como si hubiera estado cosida, la cara opuesta está manchada de una sustancia de color negro, presumiblemente tinta, en un intento de obtener la huella dactilar.

Mano izquierda
Se recibió un frasco cilíndrico de plástico de color blanco y tapa negra que presenta adheridas 3 etiquetas autoadhesivas de papel blanco con las inscripciones: “CADÁVER Nº1. MANO IZQUIERDA, FRASCO Nº3, Nº6 ALZIRA, SUMARIO 1/93. B-C-H 0345/93”, en la tapa hay otra etiqueta con la inscripción “B-C-H 0345/93”. En el interior de este frasco se encuentra una mano izquierda en gran parte momificada, unida al tercio inferior del antebrazo, separado del resto del miembro por serrado de los huesos (figura número 1.69). La piel está cubierta de una capa untuosa de color grisáceo. Los dedos están semiflexionados, faltan las uñas de los dedos excepto la del dedo meñique; en el primer y segundo dedos han desaparecido los tejidos blandos distales (de la punta), quedando al descubierto parte de la tercera falange. En la muñeca y tercio distal (cerca de la muñeca) de antebrazo izquierdo hay un surco de aproximadamente 1.2 a 1.5 cm de anchura, que rodea todo el perímetro del miembro y que resulta más evidente en el dorso, en alguna zona se halla el surco en el antebrazo a 2 cm de la articulación de la muñeca.
Efectuada la autopsia de la mano izquierda, se observa que si bien en el propio surco, a nivel de la muñeca, no hay infiltraciones hemorrágicas aparentes, sí las hay en el antebrazo, en la frontera del surco y ocupando una anchura similar al lazo o atadura. Entre estas infiltraciones hemorrágicas hay un hematoma ovoidal, alargado en sentido del eje del miembro, de 3.5 x 1.2 cm situado a 4 cm del pliegue de flexión de la muñeca que interesa a la musculatura de la cara extensora del antebrazo, situado en el límite del surco (figura número 1.70) (Lesión 39).
El dedo meñique de la mano izquierda conserva la uña, su borde libre está roto, aproximadamente 2 mm más abajo del pulpejo, (figura número 1.71) (lesión 40).
La uña del dedo corazón de la mano izquierda del cadáver se halla introducido en un frasco de plástico de color blanco que mide 7.2 x 6 cm, que presenta adherida una etiqueta autoadhesiva de papel blanco en la que figura la inscripción “CADÁVER Nº 1, MANO IZQUIERDA FRASCO Nº3 DEDO 3º UÑA 345/93”.
La uña está completa y cubierta en parte por restos orgánicos secos. A la observación mesoscópica no se observan roturas, ni tampoco fibras.
Figura número 1.71
La uña del dedo meñique izquierda, está rota 2 mm más abajo del pulpejo del dedo

 

II.- AUTOPSIA DEL CADÁVER DE
DESIRÉE HERNÁNDEZ FOCH
SIGNOS DE MUERTE
Mano derecha
La mano derecha es entregada por el Instituto Nacional de Toxicología introducida en un recipiente de plástico blanco de forma cilíndrica, de 13 cm de altura y 8 cm de diámetro, en cuya pared lateral hay tres etiquetas que indican: “Cadáver nº 2 bote nº 1. Mano derecha” en otra: “nº 6 Alzira Sumario 1/93” y en la otra “B-C-H 0346/93”.En la tapa presenta otra etiqueta blanca con la inscripción “B-C-H 0346/93”.
En el interior de este recipiente hay una mano que incluye, el carpo y las falanges proximales de los dedos; la mano está seccionada a nivel de la articulación de la muñeca y los extremos distales de los cinco dedos están amputados a nivel de la articulación entre la primera y segunda falanges (figura número 2.62).
La piel se encuentra bien conservada, la epidermis ha desaparecido por la putrefacción, presenta una coloración de tono rojizo sobre las regiones tenar e hipotenar y en el dorso de la mano en la región radial.
Las falanges de los dedos de la mano derecha se hallan introducidas en una bolsa de plástico transparente de 15 x 23 cm, cerrada por presión, en cuyo interior se encuentran otras cinco bolsas de 10 x 17 cm, cada una de ellas con una etiqueta de color blanco autoadhesivo en la que se indica el dedo correspondiente que contiene; en cada una de las bolsas se encuentran las dos falanges distales de los dedos a excepción del dedo pulgar que únicamente tiene la última falange y fragmentos de piel de los extremos distales de los dedos, abiertas longitudinalmente por la cara dorsal. Las caras palmares de algunos de ellos se encuentran teñidas de color negruzco presumiblemente por haber sido entintada para obtener las huellas dactilares.
Presenta notable adelgazamiento de la piel a nivel de la región palmar del primer metacarpiano, sin que se aprecie hemorragia.
En el primero, segundo y cuarto dedo hay puntadas o restos de hilo blanco a ambos lados de la sección dorsal de la piel del dedo. No se observan infiltraciones hemorrágicas.
En tejidos internos no se observan macroscópicamente lesiones.

Figura número 2.62
Mano derecha del cadáver de Desirée Hernández Folch

 

III.- AUTOPSIA DEL CADÁVER DE
MIRIAM GARCÍA IBORRA
SIGNOS DE LA MUERTE
Mano izquierda:
Se recibió un recipiente de plástico que mide 9 centímetros de altura y 10 centímetros de diámetro en cuya pared lateral hay tres etiquetas autoadhesiva en las que lee, efectivamente: “Cadáver nº3. Bote 2. Mano izquierda con formol”. “nº6 ALZIRA Sumario 1/93” y otra “B-C-H-Q- 0347/93”.
En su interior hay una mano amputada a nivel de la articulación de la muñeca por desarticulación, le faltan los 4 últimos dedos, que están amputados a nivel de la 2ª y 3ª falanges. La mano no había sido disecada. El dedo pulgar se halla íntegro (figura número 3.52)
Figura número 3.52

Mano izquierda del cadáver de Miriam García Iborra
Presenta las siguientes contusiones: Tenues transformaciones cromáticas con aspecto de hemorrágicas en tejido celular subcutáneo a nivel de los 3º y 4ºmetacarpianos, cara radial del primer metacarpiano, articulaciones metacarpofalángicas de los dedos pulgar, índice, anular, región de la cara palmar del dedo pulgar e interdigital de los dedos índices y anular (Grupo lesivo 43). Los estudios histologicos e histoquímicos de hemorragia en estas formaciones cromáticas arrojan un resultado dudoso.
Infiltración hemorrágica en la cara interna dorsal de la piel del primer metacarpiano de aproximadamente 1 x 0.5 centímetros (Lesión 44) (figura número 3.53).
Figura número 3.53
Tenue infiltración hemorrágica a nivel del primer metacarpiano


JUICIO ORAL

21ª SESIÓN
ACTA DEL DIA 10 DE JUNIO DE 1997 -PRUEBA PERICIAL
DR. VERDÚ:
Respecto a los lavados ya he respondido al señor letrado y quizás la duda que le pueda plantear al señor letrado es la mano izquierda correspondiente a Miriam. Esa mano izquierda, dado que no disponíamos de los elementos identificadores de la mano derecha, la remitimos al Instituto Nacional de toxicología, desinsertándola, cortándola nosotros de los restos cadavéricos, precisamente para que se hiciera una reseña necrodactilar, y en el caso que hubiera algún tipo, y para hacer la identificación con la comparación de las huellas obtenidas de esa mano izquierda poniéndolas en relación con las huellas que Miriam en vida hubiera dejado en su casa.

31ª SESIÓN
ACTA DEL DÍA 2 DE JULIO DE 1.997 -PRUEBA TESTIFICAL
PEDRO CANO NORTE
Juramentado y advertido legalmente declara:
Exhibición de los folios 72, y 73.
Que estuve presente en las autopsias. Estuvimos, un compañero que declaró ayer, hacia fotografías, un compañero que es fotógrafo, que hacía el video y yo que intentaba coger las huellas a las niñas que era imposible de coger

 

volvermenúprincipal

Anuncios
comentarios
  1. […] Identificación de los cuerpos por huella dactilar […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s