Los colmeneros

Setenta y cinco días después de su desaparición, la dramática búsqueda de las niñas iba a llegar a su fin.
Era el día 27 de enero de 1993.

GABRIEL AQUINO GONZÁLEZ.
Agricultor jubilado de 69 años de edad.

JOSÉ SALA SALA
Nacido el 17 de noviembre de 1939. De 53 años de edad, y consuegro de Aquino. Se dedicaba a la agricultura y a la apicultura.

ColmenerosOK

Gabriel Aquino se dirigía a ver sus colmenas junto a su consuegro José Sala.
Eran cerca de las diez de la mañana, aparcaron su vehículo al final del camino, y siguieron a pie.
Junto a una caseta semiderruida se encontraba la fila de colmenas

colmenas

Decidieron esperar a que calentara un poco el sol para abrir las colmenas. José se sentó y se encendió un cigarrillo. Mientras tanto, su consuegro Gabriel, decidió dar un paseo por los alrededores y se encaminó hacia el barranco de La Romana, hacia las dos casetas del fondo.

casetas

Gabriel caminó unos 20 minutos y decidió regresar, de repente algo le llamó la atención…
“Ché, Pepe, aquí hay algo muy feo”
José Sala se levantó asustado ante la extraña llamada y recorrió los 150 metros que les separaban.
Ante ellos un montón de arbustos secos, se notaba que habían sido cortados y arrojados allí para tapar algo.
Observaron que debajo de los matorrales la tierra estaba más hundida.

foto01

Sala se decidió a apartar la mata con la espátula que utilizaba para mover los cuadros de las colmenas.
Debajo iba a aparecer un terrible descubrimiento…
Saliendo de la tierra se apreciaba un gran reloj plateado y lo que parecía un puño de hombre

 

Cinco años después esto es lo que contarían ante el Juez:

DECLARACIÓN DE JOSÉ SALA SALA
“Que no observó ningún tipo de objeto en las inmediaciones de la fosa”

Sin embargo, esta es la fotografía hecha por el perito de la Guardia Civil donde se pueden apreciar todos los objetos encontrados en los alrededores de la fosa, los cuales fueron juntados y movidos de su lugar correspondiente, para que cupieran en una misma instantánea, al carecer de suficiente carrete fotográfico.

foto10

DECLARACIÓN DE GABRIEL AQUINO

Preguntado por los restos que vio desde un principio y exhibido que le es la fotografía obrante en folio 315 de las actuaciones manifiesta: que la fotografía no refleja exactamente lo que él pudo apreciar puesto que solo vio el reloj aclarando que le pareció de hombre y como un puño humano semi-enterrado.
Que en ningún caso vio el hueso que unido aparece reflejado en la citada fotografía.

“Que esos huesos yo no los vi, no. Lo vi que vi saliendo es así, lo que se veía era mano, no huesos. Pero ese hueso y además todo esto no”

foto03

Aquino y Sala no declararían hasta el juicio oral, más de cuatro años después de los hechos.

 

volvermenúprincipal

Anuncios
comentarios
  1. Inma dice:

    Es extraño que fueran a ver las colmenas en noviembre? Escuché a D. Juan Ignacio Blanco en una entrevista que sí lo es, sin embargo, buscando información en internet, he leído que es necesario hacer visitas en invierno para comprobar el buen estado de las puertas, etc. Pero que es totalmente desaconsejable abrirlas en invierno. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s