Pelos encontrados en las primeras autopsias del caso Alcàsser.

La autopsia del primer cuerpo se realizó a las 9 horas del día 28 de enero de 1993 -un día después de encontrarse los cadáveres- y la del último a las 15h de ese mismo día.

Durante las mismas se separó para su posterior análisis (en el instituto nacional de toxicología) la ropa interior que portaban las tres víctimas.

Los forenses valencianos no encontraron ni un solo pelo en los cuerpos de Míriam, Toñi y Desirée durante el tiempo que duraron las autopsias. Tuvo que ser el INT quien localizara  una serie de pelos de origen sexual adheridos a la piel de diferentes partes del cuerpo de las víctimas, en las zonas que habían sido amputadas de los cadáveres por los primeros forenses. Según señala el informe del 4 de marzo de 1993, se encontraron pelos en:

Cadáver nº 1:
– En la cara posterior del codo izquierdo se encontraron dos pelos de origen sexual, así como restos de fauna cadavérica.

Cadáver nº 2:
– El estado de las uñas de la mano derecha no permite la búsqueda de indicios. Sobre la mano derecha se recogió un pelo.
(folio 831-835 del sumario)

 

Anuncios